Encuentros — 3 marzo, 2015 at 7:03

Henry Lee Schmidt, ese tío extravagante del sombrero

Henry Lee SchmidtUno de los proyectos más interesantes de la música norteamericana de raíces hecho en este país responde al nombre de Henry Lee Schmidt. Su segunda referencia, In The Wrong Country, que toma el testigo de Revisiting The False Friends, Vol. I (2012)

La primera es obligada ¿cómo se puede sonar tan americano siendo de aquí?

¡Gracias! (Eso era un cumplido, ¿no?) He crecido, y sigo a día de hoy, rodeado de referentes culturales extranjeros, tanto en música como en cine o literatura, y además el inglés se me da bien. Mezclar todo eso da como resultado un producto que no sé si sonará americano, pero español seguro que no suena.

¿Quién hay tras el personaje Henry Lee Schmidt? ¿Cómo transcurre tu vida cuando no estás sobre un escenario?

Detrás de Henry Lee Schmidt hay una persona de lo más normal, con curro y novia, nada que merezca la pena reseñar. Quedémonos con el tío extravagante del sombrero.

Demasiado tiempo sin saber de ti desde Revisiting The False Friends, Vol. I ¿por qué?

Tras la disolución de The False Friends, grabé corriendo ese EP porque quería ofrecer algo que representara el nuevo sonido hacia el que me iba a dirigir, pero era simplemente una declaración de intenciones, una especie de boceto. Prepararse para el disco completo fue otra historia: había que crear las canciones, arreglarlas bien, buscar el sonido, encontrar a los músicos, ensayar mucho, y por supuesto ahorrar, para que todo saliese como yo quería.

Tú te expresas en inglés ¿qué opinas del lema de Hendrik Röver “el rock americano es posible en castellano”? ¿Quizá por eso ¿estás en un “mal país”?

No quiero polemizar, pero no estoy nada de acuerdo. Es posible hacer muy buen rock en castellano, mira a Bunbury o a Calamaro, pero el rock americano de raíz … Hacerlo en castellano es como ver una peli doblada, nunca acaba de funcionar del todo. Respecto a lo otro, probablemente sí, estoy en un país que posee un idioma tan fuerte y extendido que se resiste a ajustarse al patrón anglosajón. ¿Te imaginas a un sueco o un noruego adoptando esa postura? Sería extraño.

¿No crees que el idioma puede ser una barrera para tu éxito en este país?

Si hablamos del Gran Público, probablemente sí les supondrá un problema, pero de cualquier manera, no sé si a ese Gran Público le interesará la música que hago. Quiero decir, ¿Qué es más barrera en España, cantar en inglés o hacer country folk? Por otro lado, a quien le guste un poco este estilo no creo que le afecte demasiado la barrera del idioma. Estará acostumbrado, imagino.

¿Qué discos andabas escuchando mientras garbabas este … In The Wrong Country?

Pufff… no sabría decirte. Entre que el proceso ha sido largo y que yo escucho música compulsivamente de mil estilos distintos, podríamos pasarnos aquí la vida. Te puedo decir que seguro que algo de Morrissey, Bob Dylan, Hank Williams III, Ryan Adams o Bad Religion sonó.

¿Qué te inspira a la hora de escribir tus canciones?

Yo utilizo la música de una forma terapéutica. Casi todos los temas parten de una necesidad de expresar emociones que no quiero que se queden dentro del cuerpo. Por eso la mayoría de mis canciones suelen tratar temas agridulces.

¿Eres de esos que escribe por impulso o de los currantes que cada día cogen la guitarra y trabajan hasta que algo surge?

Creo que las buenas ideas salen de repente (hay que estar atento y tener siempre una grabadora cerca), pero de ahí a convertirlas en un buen tema queda un trecho, y ese trecho es curro, curro y más curro. Pueden llegar a pasar meses hasta definir la canción en su versión final. En cuanto a lo de coger la guitarra y obligarme a escribir temas, eso nunca. Si lo he hecho alguna vez, ha sido un fracaso y una pérdida de tiempo.

Autoeditas ¿tan mal está la cosa?

¡Definitivamente! He tenido que ahorrar bastante para poder sacar este disco, pero es lo que hay. No puedes enfocar este negocio como cualquier otro, hay que invertir, invertir, y parece que el beneficio nunca llega. Lo único que te queda es intentar pasarlo bien mientras esperas. Si no, estás perdido.

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: