Encuentros — 30 marzo, 2015 at 18:00

Crab Apples, fruta fresca en el pop catalán

the crab apples_color13

Agradable sorpresa la aparición de este joven cuarteto en el adocenado panorama pop catalán en general. Son jovencísimos, vienen del Vallés Oriental y al frente de la banda tenemos a tres chicas, algo tampoco nada habitual en Cataluña ni en general. Se habla de influencias como The Beatles, R.E.M., Teenage FanClub o Fleetwood Mac, aunque también grupos más jóvenes como Fleet Foxes o Beach House, suponemos, serán de su agrado.

 

¿Cómo surge una propuesta tan arriesgada y poco común como la vuestra en una comarca algo apartada como la vuestra?

The Crab Apples surgió en una escuela de música de nuestro pueblo, DaCapo concretamente, donde los cuatro nos juntamos en lo que era primero un combo y luego fue creciendo y tomando forma con composiciones propias. Por lo tanto, tenemos que agradecer la labor de las escuelas de música, que en nuestro caso nos permitieron iniciarnos como músicos y nos ayudaron a emprender los primeros pasos hacia lo que somos ahora. Somos quien somos porque hemos estado acompañados por personas que nos han guiado en nuestro crecimiento musical.

El disco suena de manera sencilla ¿No queríais añadir demasiados detalles que luego no podáis reproducir en directo o era que las ideas estaban muy claras?

Teníamos muy claro que el disco tenía que ser defendible con nuestro formato, así que no queríamos sobreproducirlo, cargarlo de capas y capas de guitarras o añadir teclados. Además, no creíamos que fuera necesario; las canciones sonaban y no queríamos perder nuestra esencia directa y sincera.

En este sentido supongo que muy satisfechos con el trabajo de Tomás y Luis Robisco…

La verdad es que sí, muy satisfechos y agradecidos. Tomás y Luis han hecho un gran trabajo, han sabido aportar ideas sin intervenir ni condicionar nuestra música. Supieron entender lo que queríamos transmitir en cada canción, ya que habíamos trabajado con ellos anteriormente en nuestras maquetas. En este sentido, no influyeron en quién somos sino que supieron potenciarlo.

Además de la producción, Luis colabora con algunos estupendos detalles instrumentales con dobro, mandolina y banjo lo que os da un cierto aire a folk y americana en ciertos momentos. ¿Ha sido algo premeditado o ha surgido al ir grabando las canciones? ¿Os gustan o conocéis músicos como Kristin Hersh, Cowboy Junkies, The Walkabouts o los más cercanos Audience o Euro-Trash Girl?

Antes de entrar a grabar, ya teníamos decidido que en algunas canciones se grabarían dobro, mandolina y banjo. En otras fue durante el proceso de grabación y después de probar si quedaban bien ese tipo de sonoridades con cada canción. Luis también nos ayudó con la grabación de las acústicas, que en nuestro disco las utilizamos para crear texturas, acompañar a la banda sin tener un papel principal. Estas texturas las podríamos haber conseguido con teclados, pero optamos por guitarras, que dan una sonoridad más cercana al powerpop. En esta ocasión fue muy importante tener como referencia la música de Ken Stringfellow, a quien tuvimos la oportunidad de ver en directo poco antes de entrar a grabar. De los grupos que comentas, conocemos algunos y aunque no han sido nuestros referentes lo podrían haber sido perfectamente por la presencia femenina en algunos de ellos y el aire folk que aportan los instrumentos que has comentado.

Inevitable pregunta en vuestro caso. ¿Por qué unos temas en inglés y otros en catalán?

Inicialmente escribíamos en inglés ya que nuestras influencias son principalmente grupos de habla inglesa. Cuando decidimos participar en el concurso Sona9, el principal concurso de música en catalán, nos planteamos hacer también canciones en catalán. Por eso inicialmente las traducimos del inglés y luego, con el tiempo, fuimos escribiendo en ambos idiomas. Ahora tanto uno como el otro son muy naturales para nosotros, uno es el que utilizamos en el día a día y el otro nos viene por las influencias.

Por cierto la voz de Carla es más que agradable y apropiada para vuestro sonido. ¿Pero, de qué tratan tus letras, Carla?

El álbum no es monotemático, en las canciones se tratan temas como el amor, la libertad, la igualdad… Casi todas ellas, eso sí, tienen un protagonista: en “Lovely Girl”s, por ejemplo, este protagonista es un colectivo, unas chicas que tienen que vivir en un mundo en el que no se sienten cómodas y donde lo que realmente buscan es ser valoradas. En “Ocell” el protagonista es un visionario al que todos envidian por su coraje y su capacidad por escapar de las convenciones sociales.

La frescura y originalidad que aportáis al pop catalán es evidente. Me recuerda un poco a lo que está haciendo otra banda joven con dos chicas en Euskadi llamada Belako. También mezclan inglés con euskera, por cierto. ¿Los conocéis? ¿Cómo surgen propuestas tan poco comunes como las vuestras?

Muchas gracias! Belako nos gustan mucho, sobre todo por la intensidad de las guitarras y su sonido crudo y contundente, así como los toques retro.  Nuestras generaciones somos hijos de la globalización y de las redes sociales, gracias a esto podemos estar muy al día del panorama musical universal. Recibimos todo tipo de inputs que cada uno recibe de manera distinta y acaban conformando lo que somos.

the crab apples_color9

No tenéis miedo a las guitarras más rockeras en potentes temas  como “Leia”, “Just aquí” o “Right here”. Las combináis, además con una magistral slide en la crepuscular “La Flama”. ¿Todas ellas a cargo de Laia Alsina? ¿Qué guitarristas te inspiran más?

Todas las guitarras fueron grabadas por Laia Alsina. Referente al slide de “La Flama”, teníamos claro antes de entrar a grabar como tenía que ser excepto el final, que fue del todo improvisado; tenía que ser algo que rompiera con todos los demás instrumentos de la canción para aportar más dramatismo e inquietud, ya que lo que dice la letra es muy crudo y creímos que la canción lo pedía. De este “solo” de slide se hicieron únicamente tres tomas (improvisadas las tres), pero finalmente nos quedamos con la primera.  En cuanto a guitarristas que me inspiran, no podría nombrarlos todos ya que cualquier guitarrista puede inspirarme. Siempre intento estar muy abierta y fijarme en los demás músicos (sobre todo, con los que comparto instrumento). Pero como todo el mundo tengo a mis ídolos como a mi querida Annie Clark (St  Vincent), John Frusciante, Anna Calvi o Jimmy Hendrix.

En “No vam ser prou forts” aprecio un cierto aire a Yo La Tengo o The Velvet Underground. ¿Van por ahí los tiros? Las letras vienen impresas en el estupendo libreto interior del digipack, pero contadnos un poco en particular de qué trata este tema.

La verdad es que nunca nos habían comparado con la Velvet o Yo La Tengo. Gracias por el halago, nos gustan muchísimo. Hace tiempo que descubrimos los vinilos de la Velvet de nuestros padres y podría ser perfectamente que los tuviéramos en nuestro subconsciente. “No vam ser prou forts” es una de las canciones más antiguas del disco y cuenta la historia de un romance que acaba mal, contada desde el punto de vista de uno de los dos protagonistas, que al inicio de la canción se lamenta de todo lo que ha ido mal, pero a medida que transcurre la canción se da cuenta de que sin el otro también podrá ser feliz.

Otra de mis favoritas es “Never look back”. Tanto el ritmo como las guitarras me recuerdan a unos primerizos Everything But The Girl (Tracey Thorn y Ben Watt). ¿Hay que mirar muy atrás a la hora de buscar referentes en vuestras canciones?

Realmente no tenemos referentes a la hora de componer nuestras canciones. Es cierto que, como es lógico, nos influye mucho la música que escuchamos – y obviamente, que nos gusta -, pero cuando componemos no tenemos a ningún artista o grupo en mente, simplemente tocamos y vamos buscando nuestra música. Aún así, nuestros referentes son grupos más cercanos a nuestro tiempo, desde los 90’s hasta la actualidad. ¡De todos modos, es inevitable no tener referentes más clásicos como Bowie, Fleetwood Mac o Blondie, te persiguen, siempre están allí!

Sorprende el contundente bajo y la sonoridad más oscura de “Took my heart”. ¿Lo reclamaba una historia así? ¿Aportáis todos ideas por igual en la gestación de la música de las canciones?

Las canciones las vamos construyendo entre todos, van creciendo con las sugerencias de cada uno. En “Took my heart” el bajo refuerza el mensaje de la historia, esto es recurrente en nuestras composiciones. El esqueleto de la canción son la letra y la melodía, a partir de esto los otros elementos se adaptan y se transforman hasta llegar al producto final.

Creo que también cuidáis bastante el aspecto visual y que tenéis ya unos cuantos vídeos de varios temas. ¿También os encargáis de esto? ¿De dónde surge la inspiración para estos temas?

Creemos que la estética del grupo es muy importante, porque también habla por sí sola y acaba transmitiendo un mensaje. Es por eso que la cuidamos e intentamos que no sea algo postizo; nos mostramos naturales, como somos realmente, igual que lo hacemos en nuestras canciones. Igual que en lo musical, también tenemos referentes estéticos, cómo los grupos HAIM, Plastiscines, Arctic Monkeys, The 1975 o la cantante alemana Elif. Todos ellos se ven reflejados en las fotografías que nos hizo la fantástica Laia Flynn para el álbum.  Por otro lado, en el videoclip de “Ocell” optamos por una imagen ambientada en los años setenta -una época muy inspiradora- gracias a la propuesta de “Glory After Peace”, quienes nos hicieron la producción del vídeo. Por lo que refiere al diseño del disco también buscábamos transmitir una serie de ideas. Teníamos un concepto diferente referente a la portada y a todo el digipack. Buscábamos crear como una especie de “piel”. Al tratarse del primer disco, queríamos que, al igual que las canciones, el diseño del disco representara lo que es The Crab Apples. El collage nos pareció la técnica perfecta para llevar a cabo esta idea, ya que “Right Here” es exactamente eso, un conjunto de muchas cosas: experiencias, canciones, decisiones… al fin y al cabo, todo lo que los cuatro hemos vivido desde que empezó el grupo  hasta entonces.  Si uno se fija en la portada o en el interior del digipack, podrá descubrir entre este collage caótico, fotografías de nosotros cuatro mezcladas con imágenes abstractas.

¿Cómo es a día de hoy un concierto de The Crab Apples? ¿Habéis tocado mucho fuera de Cataluña? ¿Ganas de hacerlo con este más que logrado debut?

Hoy por hoy nuestro directo es más enérgico que el disco, lo llevamos a un terreno un poco más rock. No hacemos una gran producción de espectáculo (escenografía, luces…) sino que nos centramos en las canciones y en transmitirlas de la forma más sincera al público. No hemos tenido aún la oportunidad de tocar en escenarios fuera de Cataluña, pero tenemos muchas ganas de tocar por España y también fuera del país, en salas o en festivales, presentando nuestro repertorio.

Nos podéis seguir en:

FACEBOOK https://www.facebook.com/thecrabapples

TWITTER https://twitter.com/thecrabapples

INSTAGRAM http://instagram.com/thecrabapples/

 

Texto: Txema Mañeru

One Comment

  1. Bestialmente buena la entrevista a Crap Apples. Gracias a Txema Mañeru y a Ruta 66 por iluminarnos en grupos nuevos del pop catalán. Saludos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: