Discomático — 31 marzo, 2015 at 16:34

Lee Harvey Osmond, hermosas cicatrices

leefrontEl grupo de folk-rock psicodélico canadiense encabezado por Tom Wilson, que también deja su sello en Blackie & The Rodeo Kings, llega a su tercera referencia con este Beautiful Scars. Producido por el Cowboy Junkie Michael Timmins, colaborador habitual del grupo, el álbum los confirma como una de las más firmes realidades del rock cnorteamericano.

 

Ellos mismos dicen que entre sus influencias básicas se encuentra el primer Mike Scott, Howlin’Wolf y Roy Loney, y aunque algunas son más evidentes que otras, la cosa no va desencaminada. De estas “bellas cicatrices” lo primero que llama la atención es el tratamiento vocal que se convierte en un eje fundamental para entender la sonoridad de la banda. Gracias a ella piezas como «Come And Go» inquieta hasta casi aterrorizar o «How Does It Feel» adquiere una belleza inesperada. En segundo lugar, no se puede reseñar este disco sin hablar de la excelente pedal Steel guitar de Aaron Goldstein, habitual de Elliott Brood. Un instrumentista insuperable que pone la nota de calidad cada vez que su instrumento hace acto de presencia. Quizá por eso «Hey, Hey,Hey» en la que su protagonismo es evidente s eme antoja de lo mejor del lote.

 

He tocado rock and roll toda mi vida, pero siempre me he considerado a mí mismo un cantante de folk”, confesaba Wilson hace un par de años al Huffington Post. Lee Harvey Osmond no es más que el intento de plasmar esas palabras en forma de canciones.

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: