Papel — 9 enero, 2015 at 10:04

Marcos Ordóñez, Big Time: La gran vida de Perico Vidal (Libros del Asteroide)

perico-vidal

Leemos con avidez la historia de Perico Vidal y descubrimos un país que es el nuestro pero no reconocemos como tal. En plena dictadura, en los grises años cincuenta y sesenta, había un grupo de personas que vivían en otra España, en “el país del cine”, un archipiélago aparte en el que Vidal “saltaba de isla en isla y no tocaba el suelo”. Un país en el que los platós en donde se rodaban las grandes producciones extranjeras eran “territorio internacional” y sus habitantes gozaban de una libertad desconocida para el común de sus compatriotas. El curriculum de Vidal como ayudante de dirección es espectacular (Welles, Lean, Mankiewicz, Ray), pero su vida supera con mucho su formidable trayectoria profesional. Confidente íntimo de Mitchum o Sinatra (que se refería a él como “mi amigo Pedro, que me salvó la vida en España”), su hospitalario ático en Madrid era conocido por su larga lista de amigos como Hostal Vidal, y en él se celebraban fiestas fabulosas que se extendían a otros puntos secretos en los que sólo la amistad abría las puertas. Amante del cine y del jazz de gusto exquisito, Vidal demuestra en esta serie de entrevistas guiadas con tacto infinito por Marcos Ordóñez, no sólo un memoria prodigiosa que recuerda datos de todas sus películas, sino una elegancia en el relato que le permite contar historias increíbles que protagoniza como sin darse importancia, con toda franqueza y sinceridad pero con el pudor necesario para no caer en ese cotilleo tan habitual en muchas memorias de la farándula. Su relación con David Lean traspasa con mucho el ámbito profesional hasta convertirse en una hermosa amistad de largos años, y la recuperación de su relación con su hija tras una dura bajada a los infiernos deja uno de los momentos más emotivos de un libro fascinante.

Carlos Rego

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: