Discomático — 18 enero, 2015 at 19:58

Yusuf (Cat Stevens), la última presa de Rick Rubin

2014-10-26-YusufOctober27thEs suficiente con dejar pasar los primeros compases del nuevo disco de Yusuf, ya sin problemas para colocar en la portada una etiqueta recordando que antes respondía al nombre de Cat Stevens, para darse cuenta de que algo ha cambiado y aquí hay algo grande. La solución se encuentra en los créditos. Por un lado, Rick Rubin se ha encargado de la producción y aunque no haya repetido el sonido crudo de las American Recordings de Johnny Cash, sí que ha buscado el mismo espíritu: llegar al corazón de Stevens. Por otro está la banda formada por el barbudo productor para la ocasión. Difícil sonar mal si Richard Thompson se encarga de las guitarras, Charlie Musselwhite de las armónicas y el espectacular grupo tuareg Tinariwen de buena parte de las voces. Y luego están las canciones, por supuesto. Rubin convence a Yusuf para recurra a algunos clásicos de Edgar Winter, Procol Harum, Leadbelly o el «Big Boss Man» de Luther Dixon para combinarlas con sus propios temas que, igual que las versiones elegidas, miran directamente y sin rubor hacia el blues. El resultado, como no, es espléndido. Rubin consigue hilvanar un disco homogéneo entre temas propios y ajenos que suenan de forma unitaria y que conjugan a la perfección el pasado y el presente de un músico que, con este disco, huele a resurrección. Por si eso fuera poco se anuncia que Yusuf va a girar por primera vez en 35 años para presentar estas canciones. Casi nada.

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: