Vivos — 17 diciembre, 2014 at 19:23

I FESTIVAL COUNTRY CHARRO, Sala B Caem, Salamanca

Dena Flows

No hará falta empezar explicando aquí lo que esta cita significaba. Para una ciudad alejada de las grandes giras del género, sencillamente, una oportunidad histórica que debe, a tenor de lo visto, tener obligada continuidad y convertirse en referente estatal. Comandado por uno de los grandes del country patrio, que además abriría las celebraciones y con la obligada “tour de force” para la organización por el debut, el balance es simplemente espectacular.

(Foto: Freeborn brothers y Urban Pioneers liándola entre el público)

Cartel de relumbrón con un recinto lleno, que inauguraba Inblauk con un medido “Wild Way” . En la nueva encarnación de la banda sorprendió usando mas la guitarra eléctrica, cambiando y remozando el sonido de unas canciones que deberían tener, cuanto antes, nuevas compañeras. “Black Snake Bite” sonó casi como fue concebida (doy fe de ello), y para el final se dejó la obligatoria “Fenix Heart”. La contagiosa “Ain´t gonna work” presentaba a los tremendos Urban Pioneers. Liz Sloan y Jared Mcgovern se metieron al respetable en el bolso con las canciones de un álbum, “Addicted To The Road” del que despacharon casi seguidas “Izzy´s Song” y la fantástica “Please Give Me A Highway”, candidato a estar entre los mejores del año. Superado ya su paso por los Outlaw Carnies de Bob Wayne, son una garantía de directo engrasado y arrollador.

Tras ellos Carbayo y su banda abrieron con “Devil´s Gun”, la puesta de largo del esperado “The Longlook Ride” . Y desde los primeros acordes, los Heartbreakers y Tom Petty planearon sobre el escenario. Fantásticas “I´m Ready When You Are” e inconmensurable “Tequila Road”, que la voz rasposa y áspera del protagonista las trasforma casi en arena rock. Y sin descanso apareceren Redneck Surfers en escena. Intratables en directo en los últimos tiempos, convierten en fiestas sus conciertos. Y este no iba a ser menos. “Welcome To West Hell”, “Cowraline” y la insuperable “Sheep´s Shit” ayudan a ello.

Y entonces pasó aquello. Salen “The Freeborn Brothers” y desatan la locura. Su propuesta, cercana a Those Poor Bastards , fue el momento mas punk y loco del festival. Arrolladores y salvajes ofrecieron una lección de clase y sudor que abrieron con “Went Down To Hell” y “Heart Is Dying”. Primero Matt y Niko solos (con gorra de The Booty Hunters incluida) y con Urban Pioneers después abajo, dieron toda una exhibición, y “Rolling Rolling” fue una buena prueba de ello. Bye Bye Lullaby tenían un papelón después de semejante demostración. Ni se inmutaron y por descontado que no se arrugaron en ningún momento. Me sorprendió la elección de un tema de Little Willies para casi empezar, y la nueva formación ha dado a la banda un aire mas potente y lo transmiten en los temas que adelantan del nuevo álbum “Nameless Muse” o “Lone Star Sky”.

Para cerrar la noche Dead Bronco, la camiseta de Pantera de Matt ya daba una idea, salieron a por todas. Presentaban su reciente “Penitent Man” y cayeron seguidas “Lonsome Bed Time Blues”, “In Hell” y “No Living” que pusieron el recinto a sus pies. Ritmo de locomotora y una tras otra, “”Tommy Boy” “Big City Mama” y con la increíble “Falsed Hearted Love´s Blues” en la recta final, los vizcaínos se merendaron el escenario, y fue impagable el cierre de la noche y del evento con el publico entregado ya por completo a ellos. Noche para el recuerdo que debe ser desde ya, parada obligatoria en el calendario de los grandes eventos del año.

 

Texto: PACO JIMÉNEZ

Foto: DENA FLOWS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: