Vivos — 13 octubre, 2014 at 16:57

Silvia Pérez Cruz & Raúl Fernández Miró, Kursaal Manresa

Sílvia&Raülbaja

No es nada fácil recrear canciones ajenas cuando estas ya son grandes en su origen. Tener que abordarlas, reinventarlas, destruirlas para luego volverlas a construir y darle una nueva vida. Sumémosle a este arriesgado reto el hecho de mezclar múltiples idiomas (castellano, francés, alemán, inglés, portugués y, como no, catalán… el idioma de los protagonistas) y diversidad de artistas que poco (o nada) tienen que ver entre sí: Violeta Parra, Robert Schuman, Amy Winehouse, Édith Piaf… Lluís Llach.

Salir airosos en estudio (aunque haya sido un “parto largo”) y multiplicar sus efectos en directo, solo se consigue cuándo la pasión y la verdad en la que se cree se defiende hasta las ultimas consecuencias.

Sílvia es todo emoción, un ángel en estado de gracia que con su voz atrapa al oyente y que hace de su talento y naturalidad sus mejores armas para realzar la credibilidad de la propuesta… Raül con sus guitarras, más o menos “afiladas”, es el artesano que esculpe los paisajes por dónde la dulce voz transita. Juntos lanzan una granada (con “g” minúscula, sí) al público para que esta estalle en mil pedazos y se esparzan las emociones… una “granada” que, según cuentan, les aporta la dualidad de la cara más dulce y amable de la fruta versus la más incomoda y explosiva de la bomba.

La interminable química que fluye entre estos dos polos aparentemente opuestos, derriba cualquier obstáculo que se les interponga: ni el infortunio de algunas risas entre ellos en mitad del algún tema, o el principio de resfriado de la musa en cuestión, consiguen mermar el sentido ascendente de la actuación, logrando siempre despegar la nave que tripulan, por complicado que parezca… cuanto le deben en este sentido a la unión que en su día materializaron dos grandes como Pepe Habichuela y Enrique Morente precisamente en “Despegando” (1.977); por eso no tienen ningún reparo en admitirlo.

Dejemos los perjuicios a un lado y arranquemos por una vez las etiquetas que siempre nos rodean; de no hacerlo se podría caer en el grave error de no atender a desgarradoras revisiones que nos brindan de “Mercè” (María del Mar Bonet), “Pequeño Vals Vienés” (con música de Leonard Cohen y letra de Federico García Lorca) o el sorprendente y majestuoso renacer de “Papa jo vull ser torero” (Albert Pla).

 

Texto – Laura RoMa

Fotografía – Sergi Fornols

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: