Vivos — 3 septiembre, 2014 at 12:35

The Vintage Caravan, Rocksound (Barcelona)

LAL_4869a

Su debut en la ciudad condal venía precedido por ecos de haberla liado parda en algunos festivales y por una serie de sold outs consecutivos en sus fechas por clubes. No se llegó a colgar el cartel de “no hay billetes” en el Rocksound pero congregaron una buena entrada para ser domingo y además último día de agosto.

La pintura psicodélica de la que hacen gala en estudio se diluye en directo, no del todo ya que sigue representada en temas como «Expand Your Mind» o «The King’s Voyage», para sumergirse a fondo en las aguas del blues rock más musculoso. Emplazando al día las enseñanzas de power tríos como Taste, Blue Cheer, Cream o la Experience de Hendrix reforzándolas con la arrogancia de la juventud y la alta energía que surge de las metalúrgicas nórdicas.

Rozando apenas los veinte años exhibieron un apabullante dominio del escenario y una versatilidad técnica más propia de una banda con muchísimas más horas de vuelo y experiencia, personificada en un guitarrista que cruzaba físicamente a un imberbe Robin Trower con un barbilampiño Michael Schencker lanzando riffs a diestro y siniestro llevado en volandas por una sección de ritmo imparable. Mención para un bajista absolutamente frenético, derrochando litros de sudor y arrojo escénico durante pepinazos como «Cocaine Sally», «Know Your Mind», «Let Me Be» o «Midnight Meditation» que arrancaron la entusiasta respuesta del público.

Faltan cosas por pulir, tienen tiempo para ello, pero los mayores, Kadavar, Graveyard, no deberían despistarse demasiado ni dormirse en los laureles. Estos chavales tienen hambre y ganas de comerles la tostada. Y, lo más importante, cualidades para ello. El tiempo lo dirá.

Manel Celeiro

Foto: Luis Lecumberry

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: