Discomático — 14 septiembre, 2014 at 10:42

Stiff Little Fingers, no hay vuelta atrás

stiffLa legendaria banda de Belfast Stiff Little Fingers regresan con nuevo disco, y eso, debe ser necesariamente una buena noticia y más si tenemos en cuenta la calidad de las canciones y la espera que ha supuesto. Diez años han tenido que pasar desde aquel lejano Guitar and Drum para que tuviéramos nuevas noticias discográficas de una banda formada en el momento en que sus miembros vieron en directo a The Clash, en 1977. Y es importante recalcar ese “discográficas” porque Jake Burns y los suyos no han dejado de tocar y precisamente muchas de las canciones de este No Going Back ya han sido tocadas en directo a lo lago de estos años. Ahí está «Liars Club», por ejemplo, una hilarante canción sobre una discusión entre Bush y Blair que, años después de que los dos políticos hayan desaparecido de la escena, sigue de tremenda actualidad por su contenido. O «My Dark Places» y su personal confesión sobre los problemas que ocasiona la depresión y la lucha diaria en contra de la enfermedad. También reconocerán sus fans temas como «Full Steam Backwards» o «Since Yesterday Was Here» sin que ello no reste ni un ápice de interés al álbum. Porque ahí está todo lo que esperamos del grupo: riffs contundentes a cargo de Burns, las explosivas líneas de bajo de las que ahora se encarga Ali McCordie, la pegada en la batería de Steve Grantley o la voz siempre efectiva de Ian McCallum. Por si eso no fuera suficiente, un porcentaje de lo recaudado se destina al Fondo de Educación Integrada de su Irlanda natal, una organización destinada a apoyar el crecimiento de los centros integrados que derriban barreras culturales y religiosas. Un motivo más para hacerse con él.

 

Eduardo Izquierdo

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: