Discomático — 29 septiembre, 2014 at 16:54

Starroy – Mixing the Pain

descarga

Los de Arkansas hicieron méritos con su primer disco, Ocho For Willow, para que el compañero Manuel Beteta decidiera incluirlos en su listado de bandas a seguir dentro del informe sobre nuevo rock sureño que se publicó hace, más o menos, un par de años en nuestra edición en papel. En esa grabación demostraban poseer buena cintura y muchos recursos.  Si, se fajaban con southern pero en sus canciones también convivían otras influencias. La libertad de una jam band, cierto poso negroide a lo Little Feat y la dosis justa de rock americano entre lo clásico y sonidos más actuales.
Vinieron a presentarlo y las críticas fueron magníficas. Servidor acudió al concierto de Barcelona y salió dando gracias a Manuel por haberme puesto en la pista. Una banda muy sólida en la ejecución y al frente un vocalista de calibre. Con una voz matizada que se ajustaba al ritmo cardiaco de la canción, dando reposo o rugiendo en función de las pulsaciones. De ahí las grandes esperanzas depositadas en su siguiente paso por el estudio. Grabación que ha tardado siete años en años en ver la luz, Ocho fue editado originalmente a principios del 2007 y reeditado posteriormente en el 2012. Así están las cosas para las bandas de su liga. Sobrevivir a base de luchar y luchar, de pedir y pedir.

Quizás sean esas altas expectativas pero Mixing the Pain me ha dejado un poco a medias. Ocho canciones, casi una por cada dos años en escasos treinta minutos, son un exiguo bagaje para lo esperado. En algunas de ellas parecen haber reforzado su sonido, dando un giro de contundencia y subiendo el volumen en aras de una mayor pegada en detrimento de los muchos matices que anteriormente les adornaban. «Get Down Insanity», «Empty Cup», «Mista King», el tema título y «Spanish Kitty», serían una buena muestra de ello, riffs cortantes y rítmicas potentes dirigiendo el cotarro. Aunque con cierta similitud de esquemas entre unas y otras. La voz de Adam Barnard, tan estupenda como antes precisábamos, y la guitarra de Barry Fowler continúan siendo los faros guía de todo el cotarro. A partir de ahí retoman el antiguo sendero con canciones de mayor carga melódica y más abiertas de márgenes. Caso de «Freak Jones», la miniatura acústica «Before the Sun» o en esa épica oda a la carretera y la vuelta al hogar entonada en «Road Song».
Puede que sea el tiempo transcurrido entre disco y disco o los cambios en la formación pero da la sensación de que es un registro algo  fragmentado, que carece del hilo conductor y la continuidad que sí tenía su predecesor. Aun y así es un buen trabajo que les permitirá volver a girar. Pisar el escenario,  su hábitat natural. Son animales de directo. Auténticos currantes del rock que no escatiman esfuerzos ni sudor para asegurarse que cada noche el público salga satisfecho y no tenga ninguna duda en volver a pasar por taquilla cuando regresen a la ciudad. Con total seguridad.

Manel Celeiro

Starroy 2014
29 septiembre León, Gran Café
30 septiembre Marinaleda, Sala Palo Palo
1 de octubre Estepona, Louie Louie
2 de octubre Murcia, Sala B
3 de octubre Madrid, Wurlitzer Ballroom
4 de octubre Castellón, Veneno Stereo
5 de octubre Barcelona, Rocksound
7 de octubre Monzón, Serjo’s Zona Rock
8 de octubre Zaragoza, La Ley Seca

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: