Vivos — 1 julio, 2014 at 17:49

Igualada Rock City (Barcelona), 2ª edición

'77

El pasado sábado 7 de junio, la segunda edición del festival Igualada Rock City
reunió a más de 400 personas en el barrio del Rec de Igualada. El festival,
organizado por la Asociación Rock City con la colaboración del departamento
de juventud del Ayuntamiento de Igualada, ofreció 10 horas de Rock’n’Roll
distribuido en 6 actuaciones y una sesión de dj’s que prolongó la fiesta hasta
las 6 de la mañana.
Las tres bandas locales del cartel fueron las protagonistas de la primera mitad
del festival. Psychodrome, Between Humans and Beasts y Face calentaron el
ambiente recibiendo el público que iba entrando en el recinto, y demostrando
que en Igualada hay una joven generación atraída por la música Rock que hay
que tener en cuenta.
Uno de los momentos más esperados de la noche llegaba a las 11 con la
presencia de LGP (ex Sangtraït) en el escenario del IRC. Y es que dos
leyendas del rock hecho en Cataluña como son Quim Mandado y Martín
Rodríguez más el guitarrista Joan Cardoner combinaron canciones del disco
“Sancta Sanctorum” de LGP con himnos de los míticos Sangtraït. Así, temas de
nuevo cuño como “Als herois del Rock” y “Lliures com l’alè del vent” daban
paso a las esperadas “Alè de Mil-Cent”, “Les creus vermelles”, “El senyor de les
pedres” o “El vol de l’home ocell”.
Posteriormente, el público del IRC rejuveneció 20 años gracias al sonido
ecléctico y “noventero” de Afraid to Speak in Public. El grupo de Badalona
convenció a sus seguidores, y se ganó un puñado de nuevos, gracias a la
intensidad y la calidad de ejecución de temazos de puro corssover como “The
Dark Room”, “Chamaleon” o la más conocida “BCN”. Ahí estaban Monti y sus
chicos demostrando porque los Afraid fueron una de las mejores bandas
nacionales de los 90’s.
Pasadas las dos de la noche, los barceloneses ’77 Seventy Seven salieron a
escena y rápidamente se pusieron el público de Igualada en el bolsillo con un
enérgico concierto que se puede definir con pocas palabras: Rock’n’Roll en
estado puro. Ahí estaban los hermanos Valeta junto a esa poderosa y fiable
base rítmica formada por Dolphin Riot y Raw Rau descargando piezas
incontestables como “High Decibels”, “Maximum Rock’n’Roll”, “Big Smoker Pig”
o su último y efectivo single “Down and Dirty”. Hay que seguir a estos chicos
porque a parte de tener un gran presente se les avecina un gran futuro.
Grandes ’77.
Finalmente, The Forest Shotgun Motorcycle Dj’s se encagaron de cerrar el
festival con una sesión de hits rockeros que hicieron bailar al respetable hasta
las 6 de la madrugada.

Foto: Marc Vila

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: