Vivos — 22 mayo, 2014 at 11:54

Martin Simpson en directo interpretando sus discos favoritos Kind Letters y Prodigal Son

Martin Simpson 2013 Credit David Bailey2

Sábado 17 de mayo en la Cecil Sharpe House de Londres

Monumental tarea la de desgranar dos álbumes enteros de folk tradicional inglés en formato solo acústico.  Y Martin Simpson cumplió con gran intensidad y purismo de género. No en vano estamos hablando del artista más prestigioso de la última década (echad un vistazo a la lista de nominados a los BBC2 Folk Awards desde su creación, y creo que no encontrareis a otro que alcance la mitad de nominaciones que las del maestro Simpson).  El escenario era sin duda el más adecuado para tan noble ejercicio. Ni más ni menos que la londinense Cecil Sharpe House, sede de la English Folk Dance and Song Society (EFDSS)

Público variopinto: desde viejos hippies de aire marxista a algunos jóvenes hipsters del barrio de Camden… Todos ellos permaneciendo en silencio sepulcral durante las más de dos horas de actuación (con descanso de 20 minutos entre el repertorio de Kind Letters y el de Prodigal Son).  Nos comentaba el fiel y entrañable escudero Terry Oliver (road manager de Simpson durante ¡casi cuatro décadas!) que es necesario ver un concierto de Martin al menos una vez en la vida.

Quizás Mallorca tenga ocasión de hacerlo el próximo año, como cabeza de cartel de un posible evento dedicado al género (mini-festival Folk You!).

Kind Letters es un disco para iniciados, no hay duda. No es el mejor lugar por el que el neófito deba descubrir a Simpson. Sin embargo en directo impresiona sobremanera por la gran sutileza de arreglos. El propio Martin, dentro de su enorme habilidad con cualquier instrumento de cuerdas (nos deleitó con el uso de dos banjos y una “slide” acústica, aparte de su perfecto finger-picking con la guitarra) pasó por momentos de dificultad para enlazar las estrofas de algunos de los temas de este disco publicado en el año 2005 por el enciclopédico sello Topic Records.

Por otro lado Prodigal Son es un disco perfecto. El mejor disco folk inglés de las dos últimas décadas, y el trabajo que definitivamente hizo que Martin Simpson tomara el relevo de Richard Thompson como mejor cantante y guitarrista folk de los últimos tiempos. No es sólo una obra maestra de baladas tradicionales inglesas, también tiene guiños interesantes a la música de raíces norteamericana, fruto de la herencia de los años que pasó Martin viviendo en Estados Unidos. Sin ir más lejos su magnífica versión del “Louisana 1927” de Randy Newman, que en el disco cuenta con la colaboración de un tal Jackson Browne…

(no olvidemos que Simpson firmó la mejor versión que se haya hecho jamás del “Boots Of Spanish Leather” de Dylan; la podéis encontrar en su disco oficial -oficial a pesar de título- Bootleg USA del año 1999, dentro de un medley a renglón seguido del tema “One More Day”, con un modo sutilmente colosal de enlazar ambos temas).

Hay un triángulo familiar muy sentido en el álbum Prodigal Son (2007, Topic Records), y sólo por éste merece la pena hacerse con él: un tema instrumental (con slide acústica) dedicado a su madre, tras pasar unas horas con ella en el hospital a pocos días de su muerte, de adecuado título “She Slips Away”; la brutal pero preciosa rabia del tema dedicado a su también fallecido padre (“Never any good”, votada mejor canción de 2007 en los mencionados BBC2 Folk Awards; el álbum completo también se llevó el premio), compuesto tras una airada conversación telefónica con su hermano (“Dad was never good with money” increpaba brother…); y otra instrumental, “Mother Love”, compuesta para su hija Molly Simpson, y tema con el que su mujer Kit Bailey (a su vez hija del cantante folk Roy Bailey) aún hoy se echa a llorar al escucharlo, en palabras de su marido.

Auguro que al hijo-padre-marido pródigo le quedan muchos años (décadas quizás) de reinado en el campo del folk inglés. ¡Ave Maestro Martin!.

Texto: Tomeu Gomila

Foto: David Bailey

 

 

One Comment

  1. Caso de celebrarse el Folk You! en Mallorca, otro nombre ilustre al que se invitaría sería Nic Jones (duo con su hijo, ya que él ya no puede tocar la guitarra por un trágico accidente de coche). El motivo es que el año que viene se celebra, en junio, el 35 aniversario de su obra maestra Penguin Eggs…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: