Encuentros — 24 febrero, 2014 at 12:53

Varaverde: Saber el camino en medio de la confusión

8.

Casi sin hacer ruido, los granadinos se han consolidado como una formación enjundiosa, fresca y de largo recorrido. Si fuiste alguno de los que invirtió su tiempo en descubrir el primer trabajo de Varaverde, pudiste comprobar que no era un debut  cualquiera: La experiencia del emocore  de Maine se mezcló con impetuosos textos en castellano en un lineal rockero muy directo. Unas estructuras perennes, un rock que imponía respeto, de los que es difícil mantenerle la mirada. Sigilosamente han seguido creciendo al mismo tiempo que el mundo laboral, el mundo familiar  y los proyectos paralelos (Alondra Galopa y Bisagra) les iban robando hojas de calendario. Una vez alineados, han elegido grabar en casa (Producciones Peligrosas), consiguiendo cerrar un círculo que lleva por nombre Elijo Irme.

El parón que habéis realizado – paternidades y proyectos paralelos- ¿Creéis que ha sido en detrimento de Varaverde?  Cuesta mucho centrar la atención, y en este país cuando desapareces un poco, ya te dan por muerto…

Nunca hubo un verdadero parón, lentamente, siempre hemos seguido ensayando y componiendo. La idea con Varaverde era intentar sacar una referencia cada poco tiempo, para que no nos sucediera de nuevo lo que nos pasó con Maine, el olvido temporal… Al poco tiempo nos dimos cuenta de que seguimos siendo las cuatro mismas mentes a las que nos gusta hacer multitud de cosas… A esto hay que añadir que el proceso compositivo en el grupo no es muy sencillo. Todas las canciones vienen de improvisaciones en el local de ensayo. No hay nadie que traiga los temas ya hechos. Es un proceso muy democrático pero a la vez mucho más lento., Varaverde es la unión de cuatro amigos que pretenden hacer la música que entienden en un cierto momento. Lo ideal sería producir más rápido, sacar más referencias y salir a tocar mucho más, pero a veces esto es imposible.

Habéis dado cabida a solo ocho composiciones.  Algunos dirán que es poco, pero yo creo que tienen un equilibrio muy interesante, ¿han sido temas que habéis ido recopilando durante estos dos/tres años o pertenecen a un bloque compositivo concreto?

Hemos preferido incluir tan sólo los que más nos gustaban a todos. Ha habido descartes, sí, pero eso es lo que hace que el disco nos guste tanto. Es corto y preciso y no hemos querido incluir nada de lo que no estuviéramos al cien por cien seguros. Son canciones de los últimos dos años unidas por el hilo conductor de las letras, que todas rondan más o menos una temática común. El primer disco estaba centrado en los viajes, Elijo Irme habla de cambios

El disco me presenta ciertos puntos enfrentados.  Es menos oscuro, pero diría que hay riff durísimos. Más melódico, pero no menos intenso. Directo y enérgico.

Es mucho más vivo, más sencillo en cuanto a estructuras, más fácil y mucho más melódico en cuanto las voces y arreglos. Pero por otro lado hay mucho de rock algo oscuro, mucho de dureza, de energía directa y crudeza. Está claro que, aunque los proyectos de Salinas o Gonzalo por separado puedan sonar más sencillos y refinados aún, cuando nos juntamos los cuatro lo que necesitamos es descargar, y eso se nota en las composiciones siempre, eso y nuestras raíces, que siempre están de alguna manera…

Cada vez Varaverde tiene más de rock a secas que de cualquier otra etiqueta y al mismo tiempo ahora es cuando tenéis una personalidad mucho más definida

Siempre intentamos que Varaverde fuera rock a secas y creemos que ahora podríamos hacer un set list entre los dos discos que realmente definiera el sonido que queremos

Sois un grupo, que desde la sencillez,  siempre habéis cuidado la imagen, la portada, etc. Esta vez habéis optado por algo más sobrio, pero tal vez mucho más impactante.  ¿Qué sentido tiene el título?  ¿El quererse ir es más espiritual o terrenal?

Estos últimos años ha habido cambios de todo tipo en nuestras vidas, todo esto lo sintetiza muy bien el disco. Elijo Irme es un salto de una etapa a otra, bajarse de un mundo para entrar en otro, aunque realmente no sepas hacia que otro mundo estás yendo… da vértigo, pero lo tienes que hacer. Has de cambiar, asumir que mejor te vas… o te quedarás anclado para siempre.

En vuestro debut. «Movimiento» o «La Espera» era canciones destacadas, incluso fueron singles. Elegir «Otra Nueva Historia» supongo que habrá sido complicado. Creo que esta vez casi podemos hablar de un producto indiviso.

Estamos de acuerdo,  «Otra Nueva Historia»   tiene un poco de todo lo que hay en el disco, crudeza, melodías, arreglos, estribillos y por eso era perfecta como carta de presentación. Luego resulta que mucha gente tiene predilección por «Domingos Gratis»  y a nosotros nos encanta como ha quedado «Refugio». Lo que creo que diferencia mucho este disco del anterior es que hay muchas canciones que podríamos haber elegido como singles y eso es lo que nos gusta. Tal vez la única un poco más extraña y que nos acerca más al sonido del anterior disco e incluso a discos anteriores de Maine es ¿Sin Salida?

Varaverde, Tendrían cabida en casi todos los festivales de la geografía, desde un Primavera Sound a un FIB a un Ebrovisión o BAM. Pero por otro lado, tenéis tal particularidad que os puede significar el cierre de cualquiera de esas puertas.

Creemos que podríamos tener cabida, que lo pasamos muy bien en directo y que, por lo que nos dicen, transmitimos bastante en los conciertos. Hemos tocado en lugares pequeños y en lugares más grandes, pero por alguna razón nunca hemos estado en esas citas…algo de raro tendremos entonces!!

 

Texto: Vicente Merino

 

                                                                                             

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: