Encuentros — 3 enero, 2014 at 17:33

The Statesboro Revue. Que su luz os ilumine.

Llega a nuestro país una de las sensaciones del blues rock, una de las bandas que más está dando que hablar. Y lo hace al viejo estilo: recalentando el motor de su furgoneta y sin dejar que se enfríen sus amplificadores. Agenda extenuante (9 de enero La Ley Seca, Zaragoza; 10 Rock Sound, Barcelona; 11 Pub d’Leyend, Castellón; 12 La Traviesa, Torredembarra; 13 Zona Rock, Monzón; 14 Wurlitzer Ballroom, Madrid; 15 Gran Café, Gijón; 16 Mardi Gras, A Coruña; 17 Salason, Cangas; 18 Café Cultural, Ourense y 19 Los Picos, Liérganes) y unos tipos encantados de conocer a sus seguidores españoles. Veamos qué nos cuenta Stewart, su cabeza visible…

– ¿The Statesboro Revue es una banda convencional o un proyecto personal de Stewart Mann acompañado por diferentes músicos?

Es una banda convencional, y principalmente gracias al hecho de que crecí siendo un fan de las bandas, cinco chicos que viven el uno al otro, pasan cada segundo juntos y se esfuerzan para lograr un objetivo común. Ha habido diferentes músicos debido a diversos motivos, pero la premisa general de la banda se ha mantenido igual y ahora que mi hermano está en el grupo, a pesar de nuestras discrepancias, estoy convencido de que siempre nos apoyaremos y seguiremos haciendo música juntos. Lo llevamos en la sangre. Es agradable estar en una banda, sabiendo las dificultades que implica estar en la carretera y los sacrificios que deben hacerse para lograr un cierto nivel de éxito. Los músicos que están actualmente en la banda tienen mucho talento, pero lo más importante es que son buenas personas… y eso es lo que más importa al final del día. ¿Puedo pasar un mes en Europa con estos 4 o 5 chicos, tocando en shows juntos todos los días, durmiendo en las mismas habitaciones todos los días, comiendo con ellos, literalmente sin separarme de ellos? La respuesta es ¡absolutamente!

– Se empezó a hablar de SV hace unos años, tras vuestro paso por el festival South By Southwest. ¿Qué recuerdas de aquella época?

-Eso fue hace varios años y aunque yo no recuerdo el show exacto, sí recuerdo ese período de tiempo musicalmente. Habíamos tocado aproximadamente seis shows en un lapso de aproximadamente 48 horas y todos estábamos agotados, y estoy seguro de que no olíamos demasiado bien. Pero estábamos en un buen momento creativo y musical, y nuestra confianza crecía durante cada uno de nuestros shows. Esa es la belleza de la música, cuando estás en ese punto se puede superar todo. ¿No se puede pagar el alquiler? A quién le importa, vamos a tocar…¿Tu novia acaba de abandonarte? No importa, vamos a seguir tocando. ¿Tu coche necesita repararse y no puedes pagarlos? Lo mismo. El escenario es como un refugio seguro, lejos de toda inquietud y preocupación, es el único lugar donde puedes expresar tu ira, la frustración, el hambre, el deseo, etc… sin ser juzgado.
– También impactó vuestro primer disco, Different Kind of Light ( 2009 ). ¿Qué significa el título? Queréis encontrar un nuevo enfoque para el rock tradicional, lo inicáis en vuestra web…

– “Different Kind of Light”, la canción, fue concebida en el asiento trasero de la furgoneta de 15 pasajeros que en la que viajábamos. Un día estaba mirando por la ventana y me di cuenta de que la gran mayoría de mi vida había transcurrido en la carretera, mirando por una ventana de cristal tintado. Fue en ese momento que me di cuenta de que veía el mundo con un tipo muy diferente de luz que la mayoría de la gente. En cuanto a nuestra música, todo se ha hecho antes, así que a menos que estés haciendo algo muy extravagante, cada acorde que tocas y / o cada letra que has escrito probablemente ya han sido utilizados en una forma u otra. Entonces, con esto en mente, como compositor y como banda, todo lo que se puede esperar es que tengas un punto ligeramente diferente de vista, una forma ligeramente diferente de decir las cosas. Siempre digo que no empecé esta banda que reinventar la rueda, sólo quería compartir mi voz y pensamientos con el mundo. Cada vez que se escribe un buen comentario sobre nosotros, o alcanzamos nuevas éxitos en la radio o en la lista de ventas estoy literalmente conmovido, casi hasta las lágrimas. Este viaje ha sido increíble, y sin esos sus bajones, los logros no serían tan disfrutables.

– Trabajar con un famoso productor como David Z que debe haber sido una gran experiencia, ¿no?

– Dios mío, fue increíble. He aprendido mucho de él. Hubo momentos en que me gustaría simplemente sentarse y mirarlo, ¡probablemente hasta el punto en el que le asuste un poco! Tantas técnicas únicas, enfoques, ideas, etc… que he tenido la pluma y papel a mano todo el tiempo, tomando notas. He de decir que no podía haberme sentido tan cómodo durante la producción de nuestro nuevo disco, Ramble On Privilege Creek sin haber trabajado con David Z. Es una forma de arte en sí mismo, y es es otra de las cimas de mi carrera musical.

– ¿Por qué has tardado tanto en volver a grabar? Casi cinco años para el nuevo álbum, el mencionado Ramble On Privilege Creek…

-Creo que fue sólo unos cuatro años, pero a quién le importa, jajaja. No, en serio, hubo unos cambios en la alineación, y francamente, no teníamos pasta para hacer otro disco. Todo salió a nuestro favor sin embargo, porque hemos sido capaces de recopilar un montón de canciones en un esfuerzo por encontrar las mejores. No vamos a estar cuatro años más sin disco, sobre todo porque el proceso de grabar es una cosa bonita e instructiva, cada vez que entras en el estudio es como volver a la escuela. ¿Recuerdas cómo te sentiste cuando las vacaciones de Navidad o las vacaciones de verano estaban terminado y simplemente no podías esperar para volver y aprender nuevas cosas, ver a tus amigos, etc? Eso es lo que siento que cada vez que grabo algo…

– ¿Cuáles son las principales diferencias entre vuestros dos álbumes?

-Creo que la mayor diferencia es la forma de componer. Realmente me esforcé para ser un mejor compositor en los últimos años, en leer libros, estudié la música de otras personas, y estuve muy concentrado en mejorar mi habilidad como instrumentista. Creo que eso se nota en las canciones de Ramble.. No es que las canciones no fueran buenas en Different Kind Of Light, todavía me encantan esas canciones, pero mi estilo de escritura ha cambiado. Este álbum profundiza mucho más en las raíces rock, es más terrenal, más orgánico. Además, hay 15 instrumentos diferentes en este nuevo disco. Sólo espero seguir creciendo como escritor, como artista y como banda, hasta ahora creo que estamos en ello.

– Por último, solo queda desearos suerte y éxito en vuestra primera gira española…

-No puedo describir lo emocionados que estamos ante nuestro primer viaje a España. La cultura, el idioma, la comida, la música, la gente, todo. No podemos esperar para experimentar y compartir nuestro corazón y alma con todos vosotros, majos. La música es nuestro vínculo común, y esperamos que éste sea el primero de muchos, muchos viajes a España. De hecho, tengo rasgos muy oscuros y por aquí en los Estados Unidos la gente piensa que soy español… ¡Nos vemos en los shows!

ALFRED CRESPO

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: