Encuentros — 22 enero, 2014 at 11:19

Susan Cattaneo, cuando Jacques Brel se disfrazó de Emmylou Harris

SusanCattaneoViene de Boston y con nombres como los de Bonnie Raitt, Lucinda Williams, Emmylou Harris, Mary Chapin Carpenter o Sheryl Crow como referencias. Haunted heart es ya el cuarto disco de su carrera, a pesar de lo cual sigue siendo una auténtica desconocida en nuestro país. Por eso empezamos por pedirle que nos hable de sus tres discos anteriores.

 

Antes de iniciar mi carrera como solista estuve un tiempo escribiendo canciones y vendiéndolas en Nashville para otros artistas. Algunas de esas canciones acabaron también formando parte de mis tres primeros discos: Brave and Wild, Heaven to Heartache y Little Big Sky. La verdad es que son canciones bastante diferentes a lo que estoy haciendo ahora pese a lo que me siento orgullosa también de esos discos. De hecho algunas canciones siguen formando parte de mi directo.

 

El disco tiene influencias habituales en el tipo de música en el que te desenvuelves pero también noto aromas a la chanson francesa ¿qué opinas?

Primero que es un gran cumplido. Es un estilo musical que me encanta, con letras fantásticas y melodías complejas. Es evidente que hago country pero también me influye la chanson. Admiro a gente como Jaques Brel o George Brassens y otros artistas a los que ellos influenciaron. Por ejemplo, la canción que da título al disco está influida por Irving Berlin, aunque también por el «Waltzing Mathilda» de Tom Waits.

 

Quizá eso es lo que me provoca la sensación de que es tu disco más oscuro.

Definitivamente lo es. Hace tres años un gran amigo mío tuvo un accidente terrible y tuve la suerte de estar en el momento y lugar adecuados para salvar su vida. Aunque la cosa terminó bien fue un evento traumático para mí. Eso llevó a mi forma de escribir hacia terrenos más oscuros y, por primera vez, me planteé explorar algunos temas personales y más difíciles en mi música. Fue algo catártico exponerme de una forma que no había experimentado nunca. El resultado es que el disco tiene canciones que exploran la decepción y la lucha.

 

¿Intentaste que el disco se pareciera a algo?

No. Durante el tiempo de grabación intenté abstraerme de otras músicas. Le dije a Lorne Entress, mi productor, que quería sonar diferente a todo pero es evidente que tenía un estado de ánimo que me recordaba a otros discos. Por ejemplo Band of Joy de Robert Plant, un disco en el que toca Marco Giovino la batería y que fue el motivo por el que quise que tocara en mi disco también. O Rain dogs de Tom Waits. Incluso cosas de Wilco, Gillian Welch o Joni Mitchell.

 

Y a la hora de escribir y elegir las canciones ¿también te dejaste llevar por ese estado de ánimo?

Escribir es tan maravilloso y emocionante como duro y frustrante. Me gusta escribir y sentir como las canciones salen de mi cabeza en forma de puzzle. Luego he de buscar como encajar juntas todas las piezas. Canciones que salen de experiencias personales o como «Revival» que fue producto de un sueño que fui capaz de recordar al despertar.

 

Llegaste a escribir una versión en femenino de un tema de Willie Nelson ¿verdad?

Sí ¿cómo sabes eso? (risas) Es una canción que está en este disco. «Queen of the dancehall» es la versión para mujeres de «The red headed stranger» de Willie. Me encanta esa canción, la sencillez y el poder de narración de su historia es fantástico. Pero vi que era una canción muy misógina y quise escribir mi versión para chicas (risas). Convertí el extraño peligro en una mujer y no en un hombre. Mi chica vive con un terrible remordimiento encima por culpa de su oscuro pasado.

 

Para acabar, háblame de la escena de Boston. Por aquí pasaron hace poco Girls, Guns & Glory y nos encantaron ¿los conoces?

¡Claro!¡Vaya sorpresa que me hables de ellos! Ward Hayden, su cantante, es un buen amigo mío y me encanta su voz. De hecho estuvimos juntos en la grabación de una versión de «Dirty water» benéfica para los afectados por el atentado de la maratón de Boston. Fue divertido. Hay una buena escena de amigos músicos en Boston.

 

Tengo que preguntarte cuándo te veremos por España.

Teniendo en cuenta que ya he estado de gira por Italia me voy acercando (risas). A ver si hay alguien interesada en llevarme ¡y cojo el primer vuelo! (risas).

 

Eduardo Izquierdo

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: