Artículos — 5 enero, 2014 at 12:15

Diez motivos musicales para no perderse Inside Llewyn Davis

llewyn-davis1Muchas son ya las reseñas realizadas sobre la nueva película de los hermanos Coen (en nuestro número de enero puedes ver la realizada por Anabel Vélez), estrenada el primer día de este 2014 pero visionada por un servidor en premiere hace mes y medio, aproximadamente.  Por eso no vale la pena que me centre mucho en el argumento y en loar un nuevo acierto de Joel y Ethan, más allá de recomendarla encarnecidamente, pero sí que daré diez motivos estrictamente musicales para acudir al cine, más allá de lo cinematográfico.

 

  1. Para ver cantar a Oscar Isaac la tradicional «Hang me, oh hang me», candidata a canción del año. Una delicia y todo un descubrimiento el de Isaac.
  2. Para descubrir que Justin Timberlake es un buen cantante tal y como demuestra en «Please Mr. Kennedy» y , sobre todo «500 miles».
  3. Para buscar las diferencias y los parecidos entre el personaje interpretado magistralmente por John Goodman, llamado Roland Turner, y Doc Pomus.
  4. Para descubrir que ser cantante folkie en el Greenwiche Village no era la panacea.
  5. Para entender como debía ser Moses Asch, capo de Folkways representado por el director de discográfica que editó el primer disco de Llewyn.
  6. Para confirmar que T-Bone Burnett es un genio y convierte en oro todo lo que toca.
  7. Para encontrarse con una inédita toma del «Farewell» de Bob Dylan.
  8. Para redescubrir a los interesantísimos Punch Brothers.
  9. Para descubrir a Carey Mulligan con una de esas voces sedosas que se clavan en la piel.
  10. Para rescatar los discos de Dave Van Ronk, el alcalde de la calle McDougall, de la estantería y volver a convencerse de que era un genio.

 

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: