Encuentros — 3 diciembre, 2013 at 11:00

Michael Mattice, encontrando su verdadera voz

MatticeEste joven músico de Arlington (Virginia) que ofrece desde su página web clases de música (desde solfeo a cómo escribir una canción y estilos que van del folk al hip hop, pasando por reggae o el jazz) y que se dice influido por Hendrix, Led Zeppelin y Blind Willie Johnson publica Coming Home. En Ruta 66 mantuvimos una charla con él.

 

Desde el título pareces asegurar que este disco es una vuelta a casa, a tus raíces ¿es así?

Sí, es exactamente eso. Hace nueve años que escribo y toco para diversas bandas. Creo que una nueva página se escribió para mí en marzo de este año. Casi un libro, diría (risas). Sentí curiosidad acerca de lo que sería mi propio camino musical y quise ser honesto conmigo y con los que me rodeaban. Así que decidí volver a mis raíces que están en el pop, el punk, el rock o el blues eliminando todos los elementos eléctricos para centrarme en como sonaban y como sentía las canciones. Quería dar a mi voz el espacio que necesitaba y por eso decidí hacer un disco en solitario. Eso aceleró mi proceso de composición ya que podía escribir canciones en cualquier momento y en cualquier lugar. Me enseñó a ser más asertivo en mi toma de decisiones al poder elegir individualmente que quería que pasara con cada canción y me mostró el potencial ilimitado que tiene todo ser humano que hace algo que ama.

 

Ese regreso a lo seminal hace que tu música sea difícil de clasificar.

Yo creo que este primer disco es Folk-Pop. Lo veo como una colección de canciones sencillas que cuentan historias sobre temas universales como el amor, el desamor y la búsqueda de uno mismo. El segundo en el que ya trabajo es algo más universal y diverso.

 

Te iniciaste en la música estudiando clásica y instrumentos como la flauta o el piano ¿cómo te ha influido eso?

Mucho, sin duda. Aprendí antes música clásica que cualquier otro estilo y eso me dio una amplia base musical de la que estoy eternamente agradecido. Con la flauta experimenté de primera mano la verdadera importancia y la fuerza de la simplicidad y la melodía. Cuando la cambié por el piano aprendí más sobre los acordes y como desarrollar una melodía sencilla para que fluya naturalmente. Me enamoré del tono natural y puro del piano y eso me llevó a la guitarra acústica.

 

Antes has hablado de la manera de cantar. Creo que tu voz es una de tus grandes peculiaridades.

Gracias. Mi proceso desde que canto ha madurado y he perfeccionado mi técnica hasta encontrar mi verdadera voz. Antes solía calentar, me bebía una taza de café con dos rebanadas de pan tostado y salía a cantar. Ahora mi enfoque es diferente. Empiezo a tararear cuando me despierto y sigo hasta que me voy a dormir, así mantengo la garganta caliente durante todo el día. Mientras tarareo trabajo el vibrato o la respiración. He de confesar que Youtube me ha proporcionado algunos trucos valiosos y efectivos, ejercicios de calentamiento de entrenadores cocales. Parece una tontería pero funciona (risas).

También has comentado que tu proceso de creación de canciones ha variado. Incluso das clases sobre ello.

Es un proceso basado en la emoción, y al final nunca es el mismo. Hay canciones para las que escribo la guitarra y me tiro meses sin tocarla de nuevo hasta que decido ponerles la voz. Otras veces lo escribo todo de golpe en un par de horas. A veces las canciones necesitan más tiempo y espacio del que creemos y otras tiene ganas de salir toda de golpe. Una gran parte de mi proceso se basa en la paciencia y la persistencia. Son necesarias para no desanimarse. Si sigues tocando lo que te gusta y cuando encuentras algo nuevo te aferras a ello hasta el final lo consigues. El amor por lo que haces ha de ser más fuerte que cualquier cosa. Es el sentimiento más poderoso que hay.

¿Qué discos has estado escuchando mientras grababas este Coming Home?

Cuando empecé no escuché mucha música más de lo que grabábamos porque me pareció una forma de encontrar tu propio estilo. Creo que hay que ser selectivo acerca de a lo que te expones en esos momentos tan importantes. Seis meses antes de embarcarme en este viaje toqué en un grupo llamado Yantra y estaba muy metido ¡en el metal progresivo! Tras eso me sobrevino un tiempo de silencio. Tenía que limpiar mi paleta. Cuando empecé a hacer las canciones del disco escuché mucho a Mozart, Fleet Foxes, Mumford & Sons, Eric Johnson, Beatles, Blind Willie Johnson, Jack White, Miles Davis…Visualmente también me influyó mucho Picasso y su obra a partir de 1913.

¿Y te influyeron al hacer el disco en sí?

Claro. Me ayudaron constantemente. Me inspiran y me dan energía.

Y de tus canciones ¿alguna favorita?

Todas lo son y a la vez ninguna porque espero que la mejor esté por venir (risas). Son como niños, cada una es original y especial a su manera.

¿En qué estás trabajando ahora de cara al futuro?
Como te decía hay un nuevo disco en ciernes. Con ese nuevo trabajo habrá gira, videoclip y merchandising nuevo. Sigo haciendo cosas de Comin’Home y todas mis actuaciones pueden verse en Facebook, Youtube o mi página web.

 

Eduardo Izquierdo

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: