Encuentros — 27 noviembre, 2013 at 13:13

Guillermo Alvah y los Predicadores, multicultura a la americana

Guillermo-Alvah-y-Los-Predicadores-658x320Hace unas semanas reseñábamos en esta web el primer disco de Guillermo Alvah y los Predicadores. Ahora toca hablar con el andaluz para que nos hable de este proyecto.

 

¿Qué hace un gaditano haciendo música de raíces americana?

Muy simple: es la música que me apasiona y me llega profundamente. Entiendo que a priori puede chocar por el hecho de ser andaluz, pero a Bunbury nadie le pregunta por qué no se dedica a la Jota. Está claro que en mi tierra hay unas raíces musicales profundas, que respeto, pero eso no significa que toda la música que se hace allí gire en torno a ellas. Y de todas maneras, es música de raíces americanas cantada en castellano, con todo lo que ello conlleva culturalmente. Al final somos más multiculturales que Manu Chao

 

Oye, aquí en Barcelona tenemos una banda con bastantes cosas en común con vosotros que se llama Justo y Los Pecadores, un nombre parecido al vuestro ¿cómo escogéis el nombre?

La verdad es que el nombre de la banda me lo susurró Elvis en sueños, apareció a través de un rompimiento de gloria y me lo dijo al oído. Me pareció un nombre muy rock & roll pero muy connotativo. Cuando comuniqué la buena nueva a los amigos todos nos imaginaban con trajes country a juego y alzacuellos.  Ya sabes…piensa en Elvis cuando tengas dudas.

 

Las influencias de gente como Quique González o Lapido son evidentes pero ¿alguna más te gustaría destacar?

Hendrik Rover y Mauricio Aznar (Más Birras) son influencias definitivas en mi forma de escribir y entender la música. Llevo escuchando a Los Deltonos desde que era un chaval y son una de las bandas de mi vida, además, la carrera en solitario de Hendrik me parece sublime. Con Más Birras casi igual, aunque siempre me ha dado mucha pena el poco reconocimiento que han tenido, y sobre todo la figura del propio Mauricio Aznar. Creo que algunas canciones de Más Birras llegan a sitios donde nadie ha llegado cantando rock en castellano. Por supuesto Quique González y Lapido y los 091 son influencias directas, gente a quienes apreciamos y amamos. También Calamaro y Ariel Rot, Bunbury, Loquillo y Sabino…Y por el lado anglosajón vamos desde Howlin Wolf a Elvis, pasando por Dylan y Neil Young, The Band, The Beatles, Rolling Stones, Johnny Cash, Hank Williams, The Byrds, Gram Parsons, Wilco, The Jayhawks, Ryan Adams, Black Crowes, Uncle Tupelo, Drive by Truckers…

 

¿Está el rock and roll en castellano en un buen momento?

Respuesta complicada. El rock en castellano es un producto culturalmente devaluado a estas alturas. No entra bien en grandes festivales, quitando grandes cabezas de cartel estilo Calamaro, y nadie lo defiende ni apoya a nivel mediático, empresarial o institucional. A la vez, hay una cantidad de nombres haciendo ruido de manera pequeña que consiguen que la llama del rock cantado en castellano no se apague. Junto a los ya citados se me vienen a la cabeza Fabián, Iñigo Coppel, Dani Merino, Manolo Tarancón, Alfa, Sinestesia, los extintos Marvin Green, Óscar Avendaño, Los Zigarros… ¿buenos tiempos para el rock & roll?

 

Entrando en el álbum ¿Quién es esa Katy a la que le dedicáis el tema de cierre del disco?

Katy es simplemente una alegoría de ese tipo de chica triste y autodestructiva (¿quizás con el corazón roto?) que cree poder ahogar sus penas en alcohol; muy Bukowski, de acuerdo, pero no deja de ser real. El eco de ciertas mujeres que uno se cruza a veces en la noche. Si en algún paso de cebra te la encuentras, dile que le he escrito un blues…

 

No os importa tirar de mitos: cadillacs, carreteras, ángeles ¿hace eso más fácil la composición?

Supongo que es algo que trae el estilo consigo…y bueno, los mitos precisamente están para estas cosas, para cantarles y encumbrarlos. “Cadillac” fue culpa de un caluroso verano repleto de Loquillo, Hank Williams, Johnny Cash, Más Birras y el catálogo de singles de la Sun Records. “Canción para el camino” viene directamente de una exposición masiva a la obra de Kerouac, y “A los ángeles más frágiles del rock & roll” es un canto a la juventud, a la soledad, al sexo, a la noche…creo que durante esa época releía bastante “América” de Allen Ginsberg

 

¿Qué os gustaría que se dijera de vuestro disco cuando alguien lo oye?

Que es original y que está hecho con el corazón.

 

Supongo que Rafa Camisón es casi el quinto miembro de la banda, dada su coproducción…

La historia es muy curiosa. Decidí el estudio a través de amigos y conocidos que habían tocado allí y habían salido encantados. Ni siquiera conocíamos personalmente a Rafa, ni fuimos a ver el estudio o hacer algún trabajo previo para probarlo. Una vez allí nos dimos cuenta rápidamente de lo acertado de la decisión. La experiencia fue maravillosa, conectamos muy rápido con Rafa y él comenzó a aportar de manera natural.  Ya tenemos ganas de repetir

 

¿Planes de presentación?

Hicimos dos presentaciones en condiciones, una en Sevilla y otra en Cádiz. Hermosas experiencias, teníamos muchas ganas de que la gente disfrutara de la banda en su máximo esplendor. En Sevilla volvimos a repetir en octubre, y en noviembre un concierto acústico en solitario, sin la banda. Para diciembre tenemos otro par de fechas por aquí y nos encantaría subir a Madrid a presentarlo, pero eso ya es más complicado en todos los aspectos, estamos estudiándolo.

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: