Encuentros — 11 noviembre, 2013 at 11:14

El Twanguero, nómada crónico con parada en Argentina

ElTwangueroAndrés Calamaro ha dicho de él que es el guitarrista que todo el mundo querría tener en su banda.  Lo mismo deben pensar gente como Jaime Urrutia, Wyclef Jean, Enrique Bunbury, Fito Páez o Santiago Auserón, que en uno u otro momento han contado con los servicios de Diego García, apodado El Twanguero. Argentina Songbook es su tercer trabajo en solitario.

Explícame cómo se gesta la grabación de este disco.

Después de la gira en USA con Calamaro a finales de 2011 me fui una temporada a vivir a Buenos Aires para salir de la situación que se vivía en España. Yo ya tenía la idea de hacer un disco de versiones donde la guitarra Twanguera fuera la voz cantante. Pasar por ese filtro el repertorio argentino era algo que ya había hecho en anteriores viajes a Argentina, donde ya había presentado mis anteriores discos instrumentales. El disco es el primero de una trilogía Latina-Twang donde mezclo los estilos de America del Sur con el sonido Rockabilly y Country del norte. Es una investigación más bien de antropología musical. Además soy un nómada crónico y acostumbro a registrar las experiencias de los lugares donde he vivido, como Nueva York, DF y en este caso Argentina.

 

¿Qué te lleva a dar el salto de poner tu guitarra al servicio de otros artistas a grabar un disco propio?

Hace años que me dedico a mi música. Lo de acompañar a artistas simplemente se dio por unas circunstancias concretas (me llamaban artistas muy buenos y no podía negarme), pero yo siempre me consideré compositor e intérprete de música instrumental de guitarra. Ahora me he centrado más en mi carrera, porque también al ser música mayormente instrumental, puedo ir a tocar a USA, Canadá, México o Japón. Esto me da un poco más de libertad y puedo tocar en sitios pequeños pero por todo el planeta y poder dedicarme a ello a tiempo completo.

 

Más ecléctico no se puede ser aunque con un elemento en común desde el título: Argentina ¿por qué?

El hilo conductor de todos mis discos es el sonido. En este caso trato de versionar el “Argentinian Songbook”, o sea el cancionero argentino: Rock Nacional, Tango y Folklore. Es una especie de emulación de lo que los norteamericanos llaman su Great American Songbook, con la diferencia que a mí me gusta más el cancionero argentino.

 

¿Qué diferencia este trabajo de tus tres discos anteriores?

Los anteriores discos eran instrumentales y este incluye voces en algunos temas. También estoy dirigiendo el camino a una mezcla de la música norteamericana y las raíces de América Latina y España. Digamos que voy perfilando y mejorando cada vez más el discurso que propongo desde la guitarra.

 

¿Cómo eliges las canciones de este disco?

Fue un proceso largo. Escuche mucho folklore argentino, tango, rock nacional. También me dejé aconsejar por amigos. Calamaro me tiró algunos datos valiosos. Fito me recomendó algunos temas. Luego trabajé durante algunos meses yo solo. Hice decenas de maquetas. Algunas no funcionaban. Luego con mi banda de Argentina ensayábamos alguna idea que yo tenía y la tocábamos en directo esa misma noche. Ahí se veía si iba a funcionar o no.

 

La lista de invitados a la voz tira para atrás: Calamaro, Bunbury, el Cigala ¿cómo fue la cosa?

De repente se me hacia difícil interpretar ciertas cosas donde la letra era muy importante y entonces decidí invitar a Enrique. A partir de ahí se fueron sumando las colaboraciones con mucha naturalidad. Soy consciente de lo que supone tener a pesos pesados de este calibre en un disco. Pero todos son amigos y en cierta forma prestaron encantados su arte genial para contribuir en mi nuevo disco y de esta forma darme un empujón que de otra manera sería más difícil.

 

¿Temes que esa heterogeneidad de tu música te perjudique al ser difícil encasillarte?

No, para nada. Yo defiendo (y pienso seguir haciéndolo) el concepto de la guitarra cantante independientemente de los estilos. Primero porque es el instrumento rey de la música popular desde hace 150 años y a la gente le gusta escuchar música de guitarra. Y también porque miro lo que está pasando alrededor y estoy un poco saturado de ver a miles de bandas haciendo lo mismo. Yo conozco bien los estilos y me gusta estudiarlos, pero seamos sinceros: ¿hay algún bluesman o jazzero puro en España? Por supuesto que no. Entonces lo que nos queda son buenos músicos que están influenciados por ciertas corrientes extranjeras y que lo hacen “made in spain”. A mí me interesa sobre todo la música de raíces. Ahí es donde se aprende la verdad. En Arsenio Rodriguez, Polaco Goyeneche, Atahualpa, Manuel Agujetas y John Lee Hooker. El rock hace tiempo que dejó de interesarme. Ahora a cualquier cosa con guitarras eléctricas lo llaman rock. Creo que mi camino no es una cuestión de estilos. Por supuesto si hubiera nacido en una familia flamenca de Utrera podría decir que tengo raíces indudables, pero por suerte o por desgracia (como la mayoría de los músicos del planeta) aprendí escuchando la música anglosajona que ponían en la radio y que no está en mis raíces culturales.

 

Supongo que ahora toca presentarlo ¿quién te va a acompañar como banda? ¿Cantarás tu los temas que en el disco cantan los colaboradores?

Ya tocamos mucho estos temas antes de que fueran grabados. En Argentina, Perú, México, USA y Canadá durante este año, para ir rodando un poco el repertorio. Obviamente tengo que cantar yo los temas pero no es algo que me preocupe. Lo intento hacer lo mejor que puedo y funciona. En cuanto a la banda tengo una en Argentina y otra en España (ésta con Toni Jurado y Dani Casielles). Me gusta moverme en trío y siempre con contrabajo, porque es el sonido que me gusta. Además te hace tocar un poco más dinámico y ofrece un “TODO” más acústico.

 

Eduardo Izquierdo

 

Argentina Songbook

«Presentaciones FNAC»

Sábado 23/11 FNAC CALLAO (MADRID) – Masterclass. 19 h
Domingo 24/ 11 FNAC SAN AGUSTÍN. (VALENCIA) – Masterclass 19 h

«Avance Gira ‘Argentina Songbook’»

Viernes 6/12 – BUENOS AIRES – Teatro de la Municipalidad de San Isidro

JUEVES 19/12 Palermo- BUENOS AIRES- Boris Club 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: