Encuentros — 17 septiembre, 2013 at 15:43

Eddie Spaghetti. El arte no es para las masas.

Todos conocemos a Eddie Spaghetti por ser el líder, cantante y bajista de la banda de rock & roll más grande del mundo; Supersuckers por supuesto. Pero también y poco a poco se ha ido labrando una carrera como artista en solitario, donde deja un poco de lado el rock estruendoso y se vuelca en su faceta country, algo que ya tanteó con Supersuckers en el más que recomendable Must’ve Been High. Su nueva entrega todo solito para este año se llama The Value Of Nothing donde sigue ahondando en la música autóctona de su tierra, pero presentando como novedad ninguna versión. Por primera vez todas las canciones de su nuevo disco (el cuarto) vienen firmadas por él, en vez del puñado de versiones acompañadas por algún que otro tema propio. Síntoma inequívoco de que quiere prosperar y se considerado un artista sólido con cara y ojos. Aprovechando su reciente gira por tierras españolas para presentarlo le pillamos por banda para charlar cerveza en mano de su nuevo retoño discográfico y también de algunas otras cosas.

Tu nuevo álbum The Value Of Nothing es el primero en el que no hay versiones, en el que todas las canciones son propias ¿Es este ya el momento de presentarte como un genuino artista en solitario?

Creo que sí, aunque realmente mi carrera como Eddie Spaghetti no empezó como algo serio, sino más bien de manera accidental, pero cuando me di cuenta de que empezaba a conseguir conciertos me percaté de que era una buena manera de mantenerme activo mientras Supersuckers están aparcados. Y creo que ahora ha llegado el momento de publicar un disco de verdad, con canciones en las que creo, en vez de coger un puñado de versiones y llamarlo álbum en solitario. Tampoco me entiendas mal, estoy más que orgulloso de los tres primeros discos, pero ahora es diferente, hay una parte de mí en este nuevo disco. Lo siento como una nueva experiencia, el esfuerzo de escribir bastantes canciones, cosa que ya hacía con Supersuckers, pero esta vez me tomo lo mío realmente en serio.

¿Se podría afirmar que esto es un nuevo principio para ti?

Definitivamente, y pienso que esto se podría convertir en mi futuro. Es como si estuviera construyendo de los cimientos de lo que voy a hacer cuando sea viejo. Y de paso lograr un catálogo de canciones del que me pueda sentir orgulloso.

En este disco has trabajado con Jesse Dayton (guitarrista de Johnny Cash, Waylon Jennings, Willie Nelson) ¿Cómo ha sido la experiencia?

Te puedo asegurar que está completamente loco (risas). Digamos que no está en nuestra onda, cuesta mucho centrarle en las cosas, siempre tiene un montón de planes de los cuales no realiza ninguno. Pero dejando esto de lado, cuando llegaba la hora de poner su guitarra en algún tema era increíble, costaba ya que se entretenía con cualquier cosa en el móvil, pero el resultado es alucinante. Es un guitarrista increíble, y su aportación al disco no tiene precio. De hecho el álbum no hubiera sido posible sin él, pero trabajar con él es complicado.

Háblame sobre la canción «People Are Shit», tiene un sabor mejicano muy pronunciado.

Pues es de las que se crearon con más naturalidad para el disco, ya que el disco se grabó en Texas y tuve acceso a muchos músicos con influencia fronteriza. Creo que la base de la canción es el acordeón, es lo que hace que funcione. Lo toca un chaval de una banda de punk rock que se llama Piñata Protest y él solito hizo que todo fluyera y tuviera ese aire de polka mejicana. De hecho cuando la estaba escribiendo mi idea era que fuera parecido a Dwight Yoakam hasta que Jesse Dayton tuvo la idea de traer a alguien a tocar el acordeón.

¿Y qué me puedes decir del título (La gente es mierda)? ¿Estás harto de la gente?

Pues si, para que nos vamos a engañar. Vas creciendo y cuando llegas a los cuarenta te das cuenta de que la gente es basura y que todo es una mierda. En si la canción es extraña, porqué la letra es negativa, pero al final y en el fondo tiene un pequeño y positivo poso. Me gusta esta dicotomía, hacer un título negativo para intentar desarrollar una idea positiva.

A mí me sucede un poco lo que comentas sobre la gente, aunque a veces me pregunto si el raro soy yo.

No, no lo eres, es la gente, porque son lo peor. Si quieres joder algo, sólo tienes que involucrar a un grupo de personas y lo lograrás.

Aparte de esta canción también me ha parecido percibir un cierto pesimismo latente en todo el disco.

Tienes toda la razón, pero se trata más sobre el hacerse mayor y volverte más cínico con las cosas. Y sobre todo por cómo me va todo, después de tanto tiempo, aún sigo peleando por las cosas, tocando en sitios pequeños, pero al igual que te he dicho antes también aporto cierta positividad, a pesar de que el título del disco pueda parecer lo contrario (el valor de nada). Si no fuera así podrías pensar ¡que le sucede a Eddie Spaghetti! ¡Este hombre se ha vuelto loco! ¡Está hundido! La verdad y en el fondo es que no me puedo quejar, llevo una vida que me gusta, vengo a España a tocar mis canciones…

¡Y vives de ello! No tienes que estar cumpliendo un horario regular en una oficina.

Así es, tengo mucha suerte de poder vivir de lo que me gusta hacer.

También se aprecia una dicotomía en las portadas de tus discos. Siempre sale una chica guapa pero en situaciones poco agradables; sentada en la taza del wáter, con la cara embadurnada de salsa de tomate, embadurnada de pintura…

La chica que aparece en todas es mi mujer y las ideas son de ella. No llego a entender sus motivos pero yo lo encuentro realmente sexy, y creo que no hay nada malo en eso.

Háblame de cómo empezó tu relación con la música country. Ya hace tiempo que haces cosas, creo que lo primero que te escuché fue el disco de The Junkyard Dogs.

Supersuckers crecimos en Tucson, Arizona y ahí está el corazón de la música country de la zona, y no me gustaba mucho, quería huir de todo eso. Pero cuando me puse a escuchar genuino rock & roll también descubrí a artistas como Merle Haggard, Hank Williams, Dwight Yoakam…Nunca me imaginé que escuchando rock llegaría a esos músicos, pero si lo piensas fríamente tampoco hay tanta diferencia; son grabaciones sencillas, textos que significan algo para alguien…

La misma actitud.

Exacto, y me di cuenta de que conmigo también podía funcionar, moverme en los dos estilos, y creo que ha funcionado muy bien tanto como para los Supersuckers como para mí, ya que nos ha dado mucha más vida que si simplemente fuéramos artistas rock. Si tienes sesenta años queda muy bien tocar música country, pero tocar «The Evil Powers Of Rock’N’Roll» a la misma edad puede ya chirriar un poco, creo que el rock te puede poner una fecha de caducidad que no tiene el country. De todas maneras una buena canción no tiene fronteras, ya sea country, rock o pop.

Es curioso, porque si interpretas country, blues o jazz con más de sesenta años se ve como algo respetable, pero si a esa edad sigues con el rock…

Eres patético, piensan que que hace ese tipo encima del escenario. Creo que sucede porqué el rock & roll aún está considerada una forma joven de arte si lo comparas con la pintura o literatura. Aunque gracias a gente como los Rolling Stones, AC/DC o Lemmy ya se empieza a ver como algo más común. Lemmy debe tener casi setenta y está tocando rock muy pasado de vueltas, lo cual no quita que el rock se siga también viendo como algo muy enfocado a la juventud. El problema es que a los jóvenes de hoy en día no les gusta el rock & roll, les gusta la música de baile, quieren ir a la discoteca, ver a chicas ligeras de ropa y a un DJ con unos auriculares puestos.

Creo que para ellos la música es sólo una sección más dentro del entretenimiento.

Y no quieren pagar por ello, lo cual es una mierda, porqué publicar un disco cuesta dinero y sabes que no vas a recuperar la inversión.

Es que los discos no crecen en los árboles.

Exacto. Lleva su tiempo preparar un álbum; ir al estudio…

Y si sacas beneficios de ello podrás hacer más.

Así es como funciona, y menos mal que me quedan los conciertos. Es algo que no te puedes descargar ni experimentarlo sino es yendo. Es como la montaña rusa, sólo la puedes experimentar subiéndote a ella, por mucho que te la mires nunca lo sabrás.

Volviendo a tu música, se te está empezando a colocar la etiqueta de  músico “Outlaw’ (fuera de la ley/forajido) como Waylon Jennings por ejemplo. ¿Te sientes identificado con ello?

Mola que te llamen así. Por supuesto que jamás se me ocurriría compararme con Waylon o Willie Nelson, pero sí que me siento como alguien al margen, pero también siento lo mismo cuando hago rock & roll. Creo que siempre he estado fuera del mainstream, lo cual me hace preguntarme si no hubiera logrado más publico si hubiera estado dentro, pero me siento cómodo tal como estoy. Creo que muchos músicos hacemos un tipo de arte y que no es para todo el mundo.

El arte no es para las masas, y si le gusta a las masas no es arte.

Impecable, las masas son burros (del inglés “Masses are asses”). Esa es la razón por la que McDonald’s es la hamburguesería más famosa del mundo, porqué a la gente le gusta la mierda. Comen y consumen basura por eso McDonald’s está en todas partes.

¿Viste el documental Super Size Me?

Por supuesto, ahí tienes la prueba más fehaciente de que McDonald’s es mierda.

Creo que se pueden apreciar ciertos paralelismos entre tu carrera y la de Mike Ness. Músico de punk/rock & roll que desarrollan una carrera en paralelo a su banda basada en la música country. ¿Lo ves así?

Visto de esa manera sí, pero soy mucho mejor que Mike y a la vez mucho menos popular (risas). Quizás hemos llevado una trayectoria parecida pero, no te voy a decir que Mike Ness sea como McDonald’s, pero si como una especie de pequeña cadena corporativa. Es bueno en lo suyo, pero no tanto como la gente se cree. Decir esto igual me trae problemas porqué es colega mío, y además me gusta Social Distortion, alguna de sus cosas en solitario…pero para mí sus discos en solitario no son tan diferentes de Social Distortion, en el fondo son lo mismo.

Quizás sea por la producción o el sonido.

Creo que cuando graba en solitario tendría que acercarse mucho más al country, ya que lo único que hace es ponerse un sombrero de vaquero y tocar canciones como las de Social Distortion ayudado por una banda, no hace nada por el mismo. Yo tengo que tocar solo, viajar solo, vender mi propio merchandising…Visto así me siento como más real que Mike Ness, más genuino.

Entonces la faceta country de Mike Ness sería un poco pose.

Algo hay de ello, pero no quita que se merezca el reconocimiento que ha logrado haciendo rock.

¿Y qué hay de Supersuckers? Creo que vais a estar activos de nuevo.

Si, si. Tenemos un disco nuevo que está en proceso de mezclas y que se publicará en enero, y te puedo asegurar que es muy bueno, el mejor desde The Evil Powers Of Rock’N’Roll. La banda nunca ha estado mejor y ahora mismo hay una química brutal. Estamos muy excitados ante este nuevo disco.

Me alegra oír eso ya que la última vez en que os vi, que fue en la gira con Thin Lizzy no me pareció veros muy finos, como si ya no creyerais en vuestra historia.

Es que la química esa gira no funcionó muy bien, teníamos a un batería que nunca encajó en el grupo. Fue una gira difícil, afortunadamente todo ha cambiado y vuelve a ser excitante.

XAVI MARTÍNEZ

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: