Encuentros — 18 septiembre, 2013 at 14:40

Ben Salter, vacaciones europeas de un australiano singular.

Ben-Salter-3-Med1

Nos vuelve a visitar el australiano Ben Salter. Antiguo miembro de The Gin Club, The Young Liberals, The Giants Of Science y The Wilson Pickers, es un viejo conocido del público español: el año pasado vino a presentarnos su primer álbum en solitario, The Cat (MGM), un precioso ejercicio de pop vanguardista. Su paso por el Viejo Continente quedó registrado en un reciente EP titulado European Vacation, nacido de los cinco meses que pasó saltando de país en país y colaborando con todos los músicos que pudo, y que tendrá ocasión de interpretar en una amplia gira española (fechas al final). Al habla el amigo Ben.

– El gobierno australiano te ha subvencionado para que salieras de gira fuera del país. ¿Cuál ha sido la importancia de esa ayuda? Aquí no podemos ni siquiera imaginar que exista algo así.

En Australia somos muy afortunados por estar en una buena posición económica, incluso después de la maldita crisis financiera global. Supongo que esto contribuye a que nuestro gobierno nos dé un poco de dinero para que escribamos canciones, las interpretemos y salgamos por ahí de gira. No estoy muy seguro de que esto se refleje en la actitud de los australianos hacia los artistas. Creo que a los artistas se les valora más en Europa. En cualquier caso, es un privilegio vivir de algo que te gusta, viajar a Europa y tocar. Es más de lo que muchos podrían esperar, por lo que estoy muy agradecido.

– El año pasado también estuviste girando por Europa y por el camino trabajaste con varios artistas europeos. Has acabado de publicar un disco que contiene algunas de esas canciones. ¿Cómo lo hiciste y cuáles son las diferencias si lo comparamos con un álbum tuyo en solitario más meditado?

Cuando vas a grabar con alguien no dispones de mucho tiempo para trabajar en un tema, tienes que acabarlo con relativa rapidez y sin analizar demasiado todos los componentes, como la letra o los arreglos. Creo que es bueno para la creatividad. Pensar mucho las cosas arruina todo. Además, las canciones escritas rápidamente tienden a ser más frescas, mientras que las que han sido trabajadas más y mezcladas una y otra vez se convierten en aburridas después de tanta escucha. De todas formas, para responder a la primera parte de la pregunta, tenía una serie de técnicas para las colaboraciones. Llevaba una lista de títulos de canciones que eran cómodas para empezar y siempre un par de letras fáciles. En términos de grabación física, lo hice todo en mi iPad, con la aplicación GarageBand y con un poco de Tascam. A veces también utilizaba un estudio que estuviese cerca.

– ¿Te sientes como si pertenecieras a alguna clase de tradición musical? Te he visto tocar con diferentes estilos y distintos planteamientos. ¿Cómo definirías tu estilo?

Pertenezco a la tradición de ser un músico propiamente dicho, que tiene tres componentes. Ahora mismo soy un intérprete itinerante. Me encanta viajar y la música me proporciona una forma de hacerlo diferente a como lo hacen los turistas. Porque todos odiamos a los turistas, como dijo Jarvis Cocker. También soy un animador. Algunas personas piensan que es una mala palabra, pero no veo ninguna vergüenza en ello. Solía tocar mucho por las calles, y todavía lo hago de vez en cuando. Creo que es bueno para el ego. Solo por tocar una canción de los Beatles y sacarle una sonrisa a alguien, ya merece la pena. Dicho esto, también soy un artista. Y también me tomo muy en serio. Trato de combinar estos tres elementos de tal forma que no comprometa mis principios. Solo toco la música que es importante para mí y hago la música que quiero escuchar. Como dices, he tocado en una gran variedad de bandas y estilos. Algunas personas han dicho que esto me pone en una situación de desventaja porque no dirijo mis esfuerzos hacia un estilo o proyecto, pero todo lo que puedo hacer es ser yo mismo, y resulta que me gusta tocar un montón de diferentes estilos y con diferentes personas. Incluso hay una fuerte disparidad entre mi discografía, que a su vez es muy distinta entre sí a pesar contar con una banda, y mis actuaciones en directo, que soy yo y mi guitarra. Pero esto es lo que hay y estoy muy contento con todo esto. No soy muy famoso o muy rico, pero soy muy feliz y puedo hacer algo que me encanta y viajar por todo el mundo. Así que, me siento muy afortunado.

– Supongo que la imagen que tienes de un país al viajar a través de él es bastante diferente a las habituales cosas turísticas. Dime algo que te sorprendiera la primera vez que viniste a Europa de esta manera.

Pues empezaría por la cultura del consumo del alcohol que hay entre los diferentes países. Es interesante. En Australia, Reino Unido e Irlanda, y en algunas partes de Escandinavia, las personas beben para estar borrachas mucho tiempo. A pesar de los loables esfuerzos del gobierno para erradicarlo, es perfectamente aceptable salir, ponerte borracho, hacer cosas estúpidas y al día siguiente estar hecho una porquería y no recordar lo que lo hiciste. Sin embargo, en España, Francia e Italia, así como, creo, Bélgica y en cierta medida Alemania, he observado que no se acepta que estés tanto tiempo fuera de control. Puedes beber lo que quieras, pero no comportante como un idiota. Aunque puedo estar equivocado.

– Recomiéndanos cinco discos clásicos australianos.

Esto es difícil. Aquí van algunos. Obviamente no voy a mencionar a AC/DC, pero en caso de que te estés preguntando cuál es su mejor álbum, es Powerage. Son la mejor banda del mundo. Luego están Midnight Oil, Cold Chisel, Radio Birdman, The Saints, y así sucesivamente, sucesivamente y sucesivamente.

 

SIDEWINDER – Atlantis (1995)

Un clásico perdido de los noventa. Eran de Camberra, lo cual es genial. No hay muchas bandas en Camberra. Siempre iba a verlos. Me encantaban sus arreglos sofisticados, sus riffs, la iconografía de ciencia ficción que utilizaban y las letras. Siempre han estado muy, muy subestimados.

POWDER MONKEYS – Time Wounds All Heels (1995)

¿Qué puedo decir? Absolutamente brutal. Los Motörhead de Melbourne. Hey, mi iPad los corrige a Motorhead, sin diéresis. Mola Motörhead, con diéresis. Es muy bueno. Genial.

THE STRESS OF LEISURE – Hour To Hour (2008)

Neurótico indie art pop rock de Brisbane. Su nuevo material ha dado un excitante giro a lo Talking Heads, pero este es uno de sus discos más antiguos. Busca el tema «House & Garden» en YouTube. Gran canción.

THE DRONES – Havilah (2008)

Maravillosamente increíble. Tengo un cariño especial por este álbum. Tuve la suerte de ser uno de los primeros en escucharlo. El guitarrista Dan Luscombe vino a un concierto mío de The Gin Club y me comentó que acababan de terminar las mezclas y me invitó a escucharlo. Conor y yo lo escuchamos entero. Recuerdo cuando llegamos a «Minotauro», me voló la cabeza. Todavía se me pone la piel de gallina cuando lo recuerdo. Más tarde grabé mi disco en solitario en el mismo lugar, Havilah, en Victoria.

HITS – Living With You Is Killing Me (2009)

Una banda de Brisbane liderada por Dick Hunt, que es una especie de cruce entre Ricardo III, Ian Curtis e Iggy Pop. Frenético y precioso rock&roll. Su segundo álbum va a salir en breve. El baterista es sorprendente.

 

Oh, y…

AC/DC – Powerage (1978)

La mejor banda punk, post-punk y de rock&roll que haya existido nunca. Este es su mejor disco, creo.

– El rock australiano tuvo su momento cumbre en los años ochenta y noventa, pero luego gradualmente fue perdiendo su personalidad. ¿A qué crees que es debido su pico y posterior caída?

Bueno, eso ocurrió un poco antes de mi tiempo, pero creo que en los años ochenta no había tanta competencia por enganchar el dinero de la gente. Salías, te emborrachabas y veías bandas. O ibas a la discoteca. Los pubs buscaban maneras de atraer gente, así que había una amplia red de garitos por todos los rincones de Australia, sobre toda en la costa este y en menor medida en la oeste. Hoy en día la música tiene mucha competencia, tiene en frente a la televisión por cable, los videojuegos y las máquinas tragaperras. Y también está el hecho de que el rock no es la forma más popular de la música, es la electrónica. Lo cual está bien, es solo una progresión natural. Pero en los años setenta, ochenta y noventa, el rock&roll era el rey, por lo menos en Australia. Hoy en día es más un nicho de mercado, como el jazz o la música clásica. Esto no es ni bueno ni malo (después de todo, esto no es un cuento de hadas), pero es una cosa que ha sucedido. Todavía hay bandas de rock increíbles en Australia haciendo un trabajo increíble, pero su audiencia es más limitada, por lo que hay menos posibilidades de que puedan hacer giras internacionales.

– ¿En qué ciudad encontramos los mejores grupos? ¿Por qué el power pop tiene más aceptación en Perth, el punk en Brisbane y en Melbourne encontramos las más salvajes bandas de high-energy?

Eso es una generalización muy simplista. Se pueden encontrar todo tipo de bandas de todos los estilos posibles en esas ciudades, aunque tal vez la percepción de España o Europa es que ciertas bandas provienen de ciertos lugares. Es cierto que algunas ciudades tienen un carácter particular. Antiguamente, Melbourne y Sídney competían para ser la mejor ciudad de Australia en cuanto a música y actuaciones en directo. Ahora, incluso la mayoría de la gente de Sídney, se admite que Melbourne tiene la corona. Hay una gran escena en Sídney, pero faltan locales. Melbourne tiene cientos de garitos. Cada pub ofrece música en directo. Tal vez esto tenga algo que ver con el hecho de que el estado de Victoria están prohibidas las máquinas tragaperras. El problema con la escena en Melbourne es que es tan grande que las bandas de allí no tienen la necesidad de viajar a Brisbane, Hobart o cualquier otro sitio. Consideran que solo pensarlo es una pérdida de tiempo. Si vives en Brisbane, como yo, viajar a Sídney y Melbourne es una prioridad absoluta. Tarde o temprano se agotan los locales donde puedes tocar y tienes que coger la furgoneta e ir a Sídney. Creo que esa desesperación es lo que hace que las bandas de Brisbane, Hobart, Adelaida y Perth sean más dinámicas, tengan más impulso. Ellas perfeccionan su sonido y sus directos. No sé si lo que he dicho tiene sentido.

Ruta 66 eligió Rush To Relax de Eddy Current Suppression Ring el mejor disco del año 2010. ¿Cuál es tu opinión sobre las más populares bandas australianas del momento: Eddy Current Suppression Ring, The Kill Devil Hills, UV Race, Royal Headache, Ooga Boogas y Hits?

Tengo que decir que Richard Stanley de los Ooga Boogas es un completo cabrón. No conozco al resto del grupo, pero si están con ese maldito bastardo, ellos también deben serlo. Su hermano Jordan, también es un elemento de mucho cuidado. Los Kill Devil Hills también son unos bastardos, unos grandes hijos de puta. Los Hits son unos jodidos canallas. Y en cuanto al resto de las bandas que mencionas, no lo conozco en persona pero seguro que también son unos bastardos, una buena apuesta segura.

– ¿Qué bandas australianas debemos seguirles la pista ahora mismo?

Soy la peor persona para que le pregunten esto. ¡Siempre estoy tocando, así que cuando tengo una noche libre lo último que quiero hacer es ir a ver a una banda! Prefiero quedarme en casa y jugar con los videojuegos. En estos momentos hay montones de grupos increíbles y con gran variedad de estilos. Y sus discos son publicados por un montón de sellos. Me refiero a bandas de guitarras. En los últimos dos o tres años tienes a Bitch Prefect, Roku Music, Scott & Charlene’s Wedding, Bed Wetting Bad Boys, Bitter Sweet Kicks, The Mercy Beat, Harmony, Dreamtime, Blank Realm, Kitchen’s Floor, King Parrot… Y podría seguir y seguir. Ah, y está esa increíble banda llamada The Young Liberals. Muy subestimados. (Es un chiste, es una antigua banda donde militó Ben Salter; N.delA.).

 En mi opinión, el rock australiano se volvió adulto en cuanto se alejó de los clichés y encontró su propia identidad. A partir de aquí, ¿qué tiene el rock australiano que lo hace tan apetecible frente al británico o estadounidense?

Es la distancia, tío. Se trata de la distancia. El espacio vacío. Eso y el hecho de que nuestros primeros habitantes, los aborígenes, fuesen gente nómada y profundamente espirituales. Los primeros colonos blancos eran criminales enviados al otro lado del mundo, donde se esperaba que desapareciesen para siempre. ¿Qué puede ser más rock&roll que un grupo de criminales nómadas en el otro extremo de la Tierra? Esta es la razón de por qué AC/DC es la banda más grande del mundo.

 

Texto: MANUEL BETETA

Fechas de la gira:

18 de septiembre: Barcelona, Koitton Club

19 de septiembre: Zaragoza, La Lata De Bombillas

20 de septiembre: Górliz (Vizcaya), Xurrut

21 de septiembre: San Sebastián, Ondarra Club (Gratis)

22 de septiembre: Bilbao, Evidence Club (13:00 gratis) + Coppola Pizza & Music (19:00 gratis)

24 de septiembre: Madrid, Sateli 3 (RNE3)

25 de septiembre: Madrid, Wharf 73

26 de septiembre: Madrid, tienda de discos Radio City

27 de septiembre: León, Retrovisor

28 de septiembre: Meiro (Pontevedra), Labranza

29 de septiembre: Pontevedra, Pequeño Karma

30 de septiembre: Pontevedra, Fiesta privada (+ GOG Y LAS HIENAS TELEPÁTICAS)

1 de octubre: Santiago de Compostela, A Reixa

2 de octubre: Lugo, Clavicémbalo

3 de octubre: Vigo, A Casa De Arriba

 

 

One Comment

  1. ¡Entretenida entrevista! Habrá que ir a ver al canguro.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: