Encuentros — 15 mayo, 2013 at 13:08

Sean Rowe, lo que las canciones quieren decir

SeanRowe

Con su particular voz de barítono, Sean Rowe se planta de nuevo en nuestro país para presentar las canciones de su nuevo disco, The Salesman and the Shark, que mantiene la excelencia mostrada en Magic (2011). El cantautor neoyorquino ha conseguido, con sólo tres discos, que algunos permanezcamos atentos a cualquier noticia sobre nuevas grabaciones, ante la calidad de las mismas y, sobre todo, ante su escasez (tres discos desde su debut en 2004 se nos antoja un bagaje demasiado pobre). Las citas son el 18  en Zaragoza, el 18 en Zarautz y el 19 en Madrid, y sus palabras son las que siguen…

 

¿Has construido estas canciones de alguna forma especial?

No creas. Por lo general me aparecía un fragmento de la letra o de la melodía y así llegaba a descubrir lo que una canción quería decirme.

Realmente The Salesman and the Shark es un álbum tremendamente poético ¿es algo que buscabas?

En realidad no. No intentaba escribir poesía. Me siento atraído por un enfoque que crea una especie de misterio alrededor de cada canción.

Entonces son canciones influidas por algo más que música…

Todo es un juego con sus justas medidas. La naturaleza salvaje, las ciudades, las actividades mundanas de la vida cotidiana…cualquier cosa es aprovechable. He escuchado también mucho a Scott Walker, RL Burnside, The Ventures, The Beach Boys, Simon & Garfunkel, Leonard Cohen o Van Morrison.

Todo el mundo habla de las peculiaridades de tu voz como instrumento ¿qué piensa de eso?

Supongo que debo tomármelo como un cumplido. La voz es probablemente el instrumento más versátil y el más delicado, sujeto a muchas variables de deterioro, algo que puede ser bueno o malo. También está en constante cambio y eso lo convierte eninteresante.

¿Han cambiado muchas cosas desde Magic (NdA. Editado originalmente de forma austera en 2009 y reeditado mundialmente en 2011) en tu vida?

Bueno, han pasado cuatro años y he evolucionado tocando y escribiendo canciones.

Se habla constantemente de Magic como una obra casi insuperable ¿cómo enfocaste componer otro disco con esa presión?

Cada disco tiene algo especial que hace que destaque respecto a los demás. Nada necesita ser repetido. No hay razón para secuelas. El artista está cambiando constantemente y naturalmente su música lo hace con él.

The Salesman and the Shark lo grabaste en vivo en el estudio Vox con Woody Jackson ¿por qué esa elección?
Me encantó el ambiente de la sala, es la historia de muchos artistas legendarios. Además pensé que Woody era el ideal para dar a las canciones el tratamiento que merecían.

Creo que el disco tiene momentos de oscuridad evidente en canciones como «Horses» o «Joe’s Cult» ¿qué opinas?

La oscuridad es un buen arma de la música. Se puede crear un aura de misterio alrededor de una canción. No creo que sea necesario explicarlo todo de una canción, ni musicalmente ni líricamente. Me gusta utilizar los silencios, la creación de elementos oscuros mezclados de una manera sutil. Una gran cantidad de grabaciones de finales de los 50 y los 60 se hacían de esa forma, aunque no creo que fuera intencionado.

¿Podrías definir el disco en tres o cuatro palabras?

(Risas) Suena mejor en vinilo.

Creo que podemos esperar shows muy íntimos…

Claro, son mis favoritos. Contra más íntimo mejor para mí. Me gusta estar cerca de mis seguidores.

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: