Encuentros — 26 abril, 2013 at 7:32

Slam & Howie And The Reserve Men, Neil y Bruce se van de parranda

Slam&Howie

Tiene narices que algunas de las mejores propuestas del rock de raíces actual tenga procedencia suiza. Así a bote pronto pienso en Mama Rosin y su sorprendente mezcla de rock alternativo y zydeco, y en la banda que nos ocupa Slam & Howie and The Reserve Men que acaban de editar Sons of Ancient Times, disco que les llevara a girar, una vez más por nuestro país.  Al habla LT Slam.

Vuestro comunicado de prensa dice algo así como “imagina a Bruce Springsteen saliendo con Neil Young mientras escuchan a Johnny Cash para beber el mejor bourbon de Kentucky”. Casi nada ¿no?

Bueno (risas), resume todas nuestras influencias, la música que nos gusta. Sin esa gente no tocaría ningún instrumento, seguro. No escribiría canciones, nos quedaríamos en Suiza y trabajaría en un pequeño banco de sangre. Así que estamos muy, muy agradecidos de que nos dieran su música y fueran fuente de inspiración. Admiramos la energía y la versatilidad de Springsteen, las orgías guitarrísticas y la retroalimentación de Neil Young, y por supuetso el country del hombre de negro. Él es la razón que me hizo descubrir la música country. Por último y no por ello menos importante, está la excitación de pasar el rato con los chicos, bebiendo whisky con Coca-Cola, al estilo español, es decir, un enorme vaso, mucho hielo, un lingotazo de whisky y poca Cola (risas).

 

Se habla de vosotros como country bastardo acelerado…

Cuando empezamos en 2006 con Slam & Howie no teníamos ni idea de nada. Hicimos un concierto y empezamos a escribir una canción tras otra. A principios de 2007 grabamos nuestro primer disco, Vicious Songs, en apenas dos días y medio. Tuvimos suerte y conseguimos un contrato discográfico. El sello necesitaba definirnos para hacer promoción y empezamos a pensar. Nuestro sonido era un poco country pero también muy áspero y demasiado rápido comparado con el country clásico. Así que primero pensaron en llamarlo simplemente country acelerado, pero en nuestra música también hay elementos de rockabilly o rock and roll, es un poco bastardo. Nos encantó la idea de ser unos hijos de puta en el estilo musical, así que “country bastardo acelerado” (risas).

 

Buscando en el título ¿es un disco para hijos de tiempos antiguos o es un disco moderno?

El título tiene dos significados. En primer lugar es una continuación e los anteriores en cuanto a que siempre hay animales en las portadas. Esta vez hemos optado por animales marinos. El rayo y la evolución de los cangrejos nos lleva a pensar en tiempos muy antiguos. Esto nos lleva al segundo significado. En la era de Facebook cada vez son más raras las bandas reales como lo eran 20 años atrás. Somos una banda de verdad, que ha hecho 600 shows en Europa pero entendemos los discos de forma antigua. No hay beats de ordenadores, todo está hecho a mano. Somos hijos de lo antiguo. Utilizamos instrumentos y elementos antiguos para componer y hacer nuestras canciones. La mezcla hace la diferencia. Supongo que cómo combinamos las guitarras rock con los instrumentos acústicos es parte de nuestra innovación.

 

Precisamente iba a preguntarte por esa combinación de eléctrico y acústico…

Somos tres guitarristas en la banda. Hace unos años hablé con los otros dos guitarristas y decidimos aprender a tocar el bajo y la mandolina. Son muy abiertos de mente y empezaron enseguida. En un par de semanas ya tocaban esos nuevos instrumentos bien. Los tres crecimos con el rock más duro, así que eso se nota al tocar. Normalmente se escuchan el banjo y la mandolina de una manera muy tradicional. El banjo suele actuar como motor de muchas de las canciones pero tocado de manera potente. Existía en mi cabeza la idea de hacerlo tocando guitarra eléctrica, banjo y mandolina en la misma canción. Es nuestro estilo y es lo que nos gusta.

 

El disco lo produce Ed Brooks, que precisamente ha trabajado con Pearl Jam ¿es un intento de conseguir un sonido más duro también?

Claro. Brooks ya produjo nuestro segundo disco, Guilty. Hizo un trabajo perfecto y es muy fácil trabajar con él. Así que sabíamos que teníamos que encargarle también algo con Sons of Ancient Hearts. Ha hecho la mayoría de los discos de Supersuckers y de Eddie Spaghetti y nos gusta su trabajo.

 

¿Hay algún disco que haya influido definitivamente en este trabajo?

Te sorprenderá pero cada mañana, antes de grabar, oíamos una canción de Harvest de Neil Young. Eso creaba el ambiente perfecto para un largo día en el estudio. Creo que sin escuchar ese disco no habría slides en Sons Of Ancient Hearts.

 

Para acabar, estamos deseando que vuestra gira llegue a nuestro país ¿nos podéis contar algo curioso que os haya pasado estando de gira?

Bueno, pasan muchas cosas porque nuestros conciertos duran dos horas. Hacemos de todo: bluegrass, rockabilly y hasta rock duro. Hace unos años tocamos en el País Vasco. Nadie nos explicó su historia (la conocimos después), así que el bajista salió al escenario y a grito pelado soltó “Hola España ¿cómo estáis?”. Fue una malísima idea. Imagina como acabó todo.

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: