Encuentros — 12 abril, 2013 at 10:19

Algunos Hombres, concentrándose exclusivamente en su música

Agunos Hombre foto 2Una de las bandas más interesantes nacidas al sur de la península responden al simple nombre de Algunos Hombres. Hace unas semanas te hablábamos de ellos y te prometíamos una entrevista. Cumpliendo con nuestra palabra aquí tienes la charla que tuvimos con los de Pozoblanco.

¿Por qué utilizar como avance del disco una cover de Nina Simone y luego no incluirla?

La versión la habíamos hecho en directo varias veces pero en inglés y con el tiempo se nos ocurrió que podíamos traducirla para hacerla más cercana y original. Al final la traducción se fue un poco de madre y la adaptamos libremente modificando algún verso, pero con mucho respeto. Al llegar al estudio grabamos una toma en directo con un par de micrófonos que captaran el sonido de la sala y nos gustó cómo quedó, aunque ya teníamos claro que queríamos un disco debut compuesto solo por temas propios, por eso quedó fuera.

Temario, parece un título casi universitario ¿por qué ese título?

Pues lo cierto es que lo elegimos a última hora, teníamos en mente otro pero no se identificaba mucho con el contenido del disco. Lo de Temario vino por una coña de Paco, nuestro guitarra, que es profesor de música y le respondía siempre a sus alumnos algo así como “buscadlo, está todo en el temario…”.Nos gustó porque encaja con el contenido del disco, hay un poco de todo, es variado, es parte de la música con la que hemos crecido, pero no hay muchos grupos en castellano actualmente haciendo algo parecido.

Debo confesaros que «Balada de El Ciento» me recuerda en su melodía a otra canción pero no acabo de caer ¿me ayudáis?

Pues me temo que no podemos ayudarte, ni idea. A veces nos gusta hacer un guiño en detalles o arreglos para homenajear a nuestros ídolos pero la verdad es que «La Balada de El Ciento» no es el caso, al menos no de forma consciente.

¿Qué os inspira a la hora de componer vuestros temas?

Normalmente hablamos de lo que nos rodea pero la idea siempre parte de una base musical previa. Las historias son casi todas autobiográficas y buscamos siempre guiarnos por las vibraciones que nos produce la música a la hora de elegir de qué hablar, aunque también hay algo de ficción. Creo que nos atrae la parte más visual y evocadora de la música, algo así como pequeñas piezas o bandas sonoras. Tampoco nos gusta la idea de escribir letras demasiado pretenciosas o pedantes.

¿Qué diferencia este proyecto de Becerring Brothers, vuestra banda anterior?

Básicamente que aquél era un proyecto de versiones. Durante varios años estuvimos tocando canciones de nuestras bandas favoritas en pequeñas verbenas y ferias de pueblos del Valle de los Pedroches: The Velvet Underground, Television, Neil Young, Flamin’ Groovies, The Feelies, Creedence Clearwater Revival… Imagínate, la gente flipaba porque no era la típica orquesta ni el repertorio que esperaban oír. Al final acabamos por dejar las versiones casi por necesidad, porque te puedes pegar la vida emulando a tus ídolos pero nosotros hacía tiempo que queríamos componer material propio en castellano. Tras vaciar nuestras cabezas de influencias musicales nos propusimos hacer algo espontáneo y sincero sin que hubiera un plan previo trazado, simplemente juntarnos y buscar acordes y melodías que nos tocaran la fibra y lo que nos salió es lo que fue a parar al disco.

Curiosamente no tenemos muchas noticias en el sur de bandas como vosotros que apuestan por la canción de una forma casi mediterránea ¿por qué?

Pues es que es la segunda vez que nos dicen lo del mediterráneo, cosa que nos sorprende porque nos alimentamos eminentemente de música anglosajona, casi todo americano. Supongo que haber desprovisto las canciones de clichés rockistas o prejuicios y escribir en castellano con instrumentación muy básica, desnudando algunas canciones a la mínima estructura, puede habernos llevado a sonar algo folk por momentos, pero no tiene más que ver con el mediterráneo que con el Pacífico, por poner un ejemplo.

En cualquier caso es cierto que poco tenemos que ver con escenas o bandas del sur. Somos de un pueblo al norte de Córdoba y componemos en un cortijo en el campo, lejos de cualquier ruido. Eso nos hace concentrarnos exclusivamente en nuestra música sin preocuparnos de otra cosa que no sea nuestro propio disfrute.

No tenéis problemas en poneros más rock como en «Otra Vez El Cielo» ¿cómos se conjuga eso en un disco cargado de acústicas?

No pretendíamos que fuera un disco tan acústico (de hecho ni siquiera tenemos guitarras acústicas) pero es cierto que en el estudio vimos que para canciones como «Perdido o Ganado» y «Atardece Alrededor» le iban muy al pelo, aunque se concibieran originalmente con eléctricas. Tal vez nos ha salido un disco menos cañero de lo que nosotros mismos imaginábamos pero canciones como «El Chaval de Negro», «Otra Vez El Cielo» o «Rosabel» son ejemplos del sonido eléctrico de válvulas que nos gusta.

Vuestro disco reúne grandes letras pero no tenéis problemas en incluir también un instrumental ¿qué os lleva a ello?

Siempre nos ha gustado la música instrumental, como te digo, un poco de jazz, bandas sonoras, música más experimental, hasta alguna cosilla de clásica. Incluimos la canción «Estudio: Danza» porque era una cosa que tenía escrita Paco, de un conjunto de estudios pequeños de guitarra contemporánea tipo Leo Brouwer, y por su formato nos pareció que venía perfecta para encajarla en ese lugar del disco.

Debutáis ya apostando por el vinilo. Habladme de eso.

Desde que decidimos autoeditar el disco creando con Raul Perez el sello La Mina Producciones sabíamos que permitiríamos la descarga gratuita en bandcamp ya que creemos que para un grupo nuevo es absurdo empezar haciéndolo de otra forma. Además, sabiendo que hoy día la mayoría de la gente que compra discos son fetichistas y románticos como nosotros la opción vinílica era la más atractiva por razones obvias.

¿Qué opináis del momento actual de la música hecha en castellano? ¿Qué andáis escuchando?

Pues por suerte parece que cada vez la gente tiene menos prejuicios con el castellano, creo que el uso del inglés es un lastre que arrastramos desde los 90. Nosotros no solemos escuchar mucha música en nuestro idioma, también porque creemos que la mayoría es bastante chunga o pretenciosa, incluido el “indie”. Salvando esa parte siempre hay bandas que se lo curran y tratan de escribir cosas bien honestas en nuestro idioma. Me vienen a la cabeza Tulsa, Josele Santiago, Tarik & La Fábrica de Colores, los Deltonos, Santi Campos, Pájaro, Carlos Cros…

¿Planes de futuro?

Por ahora buscar las mejores opciones para actuar aunque, dadas nuestras circunstancias personales, ya sea por tiempo o por cuestiones de pasta, no podemos hacerlo todo lo que quisiéramos. Lamentablemente no nos dedicamos a esto profesionalmente y dudo que lo hagamos mientras haya que pagar para tocar. Pero pesimismos aparte, no deja de estimularnos nuestro proyecto y ya estamos ansiosos por ponernos a trabajar en nuevas canciones una vez terminemos de promocionar estas.

 

 

Eduardo Izquierdo

 

One Comment

  1. Pingback: Repercusión en Medios Algunos Hombres

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: