Encuentros — 29 octubre, 2012 at 9:14

Leaf Hound, inesperado retorno

Pese a ser totalmente desconocidos en nuestro país, pronto nos visita  esta banda maldita de los setenta dentro del festival Serie Z. Uno de esos casos raros en la historia del rock, en el que una formación pasa sin pena ni gloria para ser reivindicada décadas después. Y una excelente oportunidad para el público hispano de redescubrirlos o conocerlos. Peter French, su vocalista y el único miembro original nos cuenta el ayer y hoy de este-hoy renovado-grupo.

 

 

No es muy usual que una banda con una carrera tan corta en la década de los setenta, vuelva de nuevo a estar en activo ¿Cuáles han sido las razones del retorno?

Bien, ésa es una buena pregunta. Hará cosa de unos ocho años, me quedé realmente sorprendido al comprobar cómo mucha gente joven descubría el álbum Growers Of Mushroow. Y todo es debido a la reedición de dicho disco realizada por Repertoire Records que se hizo en aquella época. Me invitaron a ir a un encuentro en un club llamado Heavy Load, donde pude conocer a varios fans que se habían concentrado allí. Me comentaron sus impresiones de cómo aquella banda fue algo diferente en su época y  cómo consideraban que la formación original de Leaf Hound era una de las más originales de la historia del rock. Fue entonces cuando me presentaron a Jimmy Rowland , un fan absoluto que después se convirtió en el batería de la nueva formación de la banda. Me preguntó: “Peter, ¿Por qué no reúnes de nuevo a la banda?”. Al principio pensé que no iba a funcionar, pero más tarde empecé a hacer audiciones y conocí a Luke Rayner, que acabó siendo el guitarra solista de la banda, a Ed Pearson que se encarga de las cuatro cuerdas y al propio Jimmy tras la betería. Y así me di cuenta al oírlos que la nueva encarnación del grupo tenía el potencial de una gran banda.

¿Qué diferencias remarcarías entre esta nueva formación y la de los setenta?

Cómo puedes ver, lo único que persiste es mi tarea en la voz y la formación es totalmente nueva, tal y cómo te he comentado. Por otra parte he contado con la ayuda de Luke para coescribir el material que dio forma al disco Unleashed. Y encima, recibimos muy buenas críticas por ese trabajo.

¿Cómo empezó la banda?

Originalmente, Leaf Hound la formamos mi primo Mick Halls a la guitarra y yo como cantante. En aquella época formábamos parte de una banda de blues llamada Black Cat Bones, pero acabamos aburridos de tocar siempre lo mismo. Así que fuimos escribiendo material, apuntando en una línea más cercana al rock clásico. Sugería cambiar el nombre de la banda, para transformarla y sugerí el nombre de Leaf Hound, que lo tomé prestado de una historia de terror. Así que poco a poco fuimos mutando lo que era Black Cat Bones en el grupo que acabó confeccionando Growers of Mushroom.

¿Qué provocó la ruptura del grupo?

La formación original se separó tres meses después de la grabación del disco y justo al acabar un exitoso tour promocional por Alemania, y recibir la noticia que después de todo, el disco no iba a ser editado. Mick y yo estábamos completamente abatidos y les dijimos a los idiotas de Lynton Maitland, el sello con el que habíamos firmado contrato,  que se fueran a la mierda. Nos separamos, aunque lo más irónico del tema es que el disco acabó saliendo un año más tarde.

Oyendo muchas bandas actuales ¿Crees que Leaf Hound han sido una gran influencia para las bandas nuevas?

Bueno, todo lo que puedo decirte es que otros músicos y prensa especializada han expresado su opinión sobre al enorme influencia que ha tenido nuestro sonido en las bandas de rock clásico. Y en lo que respecta a mi, lo considero como un gran cumplido.

¿Qué puedes contarnos acerca del álbum de 2007 Unleashed?

Para mi satisfacción personal, decir que el disco recibió críticas favorables. Classic Rock Magazine, por ejemplo, escribió que era tan bueno como cualquier disco legendario de rock clásico, algo por lo que me siento muy orgulloso. Lo hicimos de un tirón y sin ayuda de ninguna discográfica. Me dio la oportunidad de descubrir el talento de un joven guitarrista, Luke Rayner. Este trabajo captura al esencia del sonido clásico de Leaf Hound pero más modernizado.

¿Qué tal funciona el material antiguo, después de cuarenta años?

Hemos vuelto de tocar en Japón y hemos recibido buenas críticas en excelentes medios como Burrn y Euro Rock Press, que vieron nuestros shows. También registramos para editar un disco y un DVD en vivo. Todo lo que puedo decirte es que estoy encantado con la nueva banda. Así que no puedo estar más contento con esta nueva banda.

Cuéntanos cuáles son vuestros planes más inmediatos

Vamos a tocar en Cádiz, en el festival Serie Z en Noviembre. Esperamos darlos toques finales al disco en vivo que vamos a lanzar en Japón y con un poco de suerte daremos algunos shows en Londres en Italia, volveremos  a Japón y nos gustaría volver a España después de nuestro concierto allí.

Más allá de Leaf Hound ¿En qué otros proyectos has estado involucrado durante estos años?

Pues en diversas cosas: Big Bertha, Brunning Sunflower Blues Band, Black Cat Bones, Atomic Rooster, Cactus, Randy Pie, mi disco en solitario, la óper rocka Der Furher y escribir para otros artistas como Beck Bogert & Appice, el disco Rockers de Carmine, Dee Cooper, etc… ahora mismo he finalizado una pieza nueva que se llama The Mine.

Después de todo tu bagaje musical ¿Cómo ves la industria ahora mismo?

La verdad, veo un panorama muy deprimente. Sólo los artistas grandes son los que hacen dinero con las ventas de los tickets y con el merchandise. Realmente, no hay nadie que proteja los derechos de los músicos, hay demasiadas descargas gratuitas quitando dinero de derechos a los autores. Esa posición deja a muchos prácticamente como modernos mendigos. La música necesita financiarse para crecer, de otra manera el negocio se muere, al igual que ha estado pasando con al industria del cine. La única diferencia es que  en lo que se refiere al cine si que han abierto batallas legales contra la piratería, cosas que espero que acabe llegando a los músicos y podamos tener algún tipo de protección. Nadie quiere trabajar gratis ¿Por qué tenemos que hacerlo los músicos? En mi opinión la cultura es muy importante y hay que protegerla.

JORDI DEL RIO

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: