Vivos — 18 septiembre, 2012 at 0:00

US Rails

                                                      

Rocksound, Barcelona

Un servidor acudió al concierto convencido de que sería una buena velada y unos euros bien invertidos. Los dos discos facturados por esta unión de currantes del rock americano serie B dejaban entrever buenas sensaciones. Expectativas que fueron superadas a tenor de la reacción y comentarios del personal una vez finalizado el concierto. Y es que todos los que nos plantamos, bastantes más de lo que en un principio se podía presumir, en Rocksound salimos mucho más satisfechos de lo que preveíamos. El quinteto demostró un alto grado de profesionalidad y de ganas de agradar y de convencer en su primera visita

 

 

Su jugada es sencilla y explicita. Parten del rock americano clásico que tuvo su máximo esplendor a finales de los años setenta y albores de los ochenta. Ese que acompañaba cada día la vida de millones de norteamericanos a través de las influyentes emisoras FM. Su sonido es identificable al instante. Amplio espectro de armonías vocales, guitarras bien calibradas entre la agresividad y la calma, rock & roll melódico, sin grandes aspavientos ni florituras pero altamente agradable. Conjuntaron las cinco gargantas a la perfección y ofrecieron un repertorio que bebía tanto de CSN&Y como de Little Feat o Doobie Brothers. Con lugar preponderante para la voladora presencia de los californianos Eagles en la manera de empacar las voces. Dividieron el concierto en dos partes, con descanso en mitad incluido, y crecieron notablemente en una segunda parte mucho más fibrosa y de calado rockista. Apoteósica versión de Fogerty, «Almost Saturday Night» y despedida con una preciosa delicadeza final, «Barbed Wire» interpretada con solo dos guitarras y todos alternándose a las voces, que levantó la aclamación del respetable.

Manel Celeiro

Foto: Enric Grosche

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: