Artículos — 4 septiembre, 2012 at 7:25

Tempest, primeras impresiones de lo nuevo de Dylan

Joserra Rodrigo, capo del conocidísimo Rock & Rodri Land, da su primera opinión de Tempest, lo nuevo de Bob Dylan. Su particular manera de escribir no puede dejarte indiferente.

No he podido reprimirme y ante el regalo del enlace del Sr. Chinaski esta tarde noche, me lo he descargado,  sin esperar a que me llegue mi pedido. Es tarde y tengo que madrugar pero es His Bobness, you know, y quiero daros mis primeras impresiones sobre esta Tempestad. Nunca pienses que imaginas bien lo que Bob te va a ofrecer , ni en un concierto ni en una grabación. El que se filtren canciones no quiere decir nada, absolutamente nada, son colores de la paleta, escenas sueltas, pero no el cuadro, no la obra.

 

 

Para ser sincero estaba un poco mosqueado de tanto hype con el disco, aunque es normal que sea un acontecimiento, soy defensor, por lo que ha ganado con el tiempo,  Together through Life y me fastidia que lo traten de hijo tonto de la Arruga Bella de Bob Dylan todos los que están comentando el nuevo, además no veía que Early Roman Kings dejara ese ejercicio de estilos tradicionales post blues de Chicago. Pero quería el artefacto entero, de una tacada, Bob es de discos aunque también de canciones, es de todo, lo es todo.

La sensación global es de un disco variado como pocos, o quizás un primo carnal de Oh Mercy ya que se percibe ese sonido de noche, de Mississipi, luna llena, grillos y fantasmas que te atrapan y una producción SUBLIME, sencilla, pero sin ser necesarios otros ecos que los que producen los buenos amplis de válvulas.

Si los ánimos de las personas cambian y a mi estado me remito tras quince días en el paraíso, en esa costa que nadie debe descubrir (Bill Fay) y de ver como se pasa de la alegría de vivir a la mala hostia por el mero hecho de ver como funcionan las cosas, estaremos de acuerdo con que Tempest es otra vez un reflejo de la verdad.

Pero lo sorprendente es que Dylan sea capaz de deslumbrame todavía de manera cegadora con una colección bien pensada, sentida y en una palabra , maravillosa. Ahora mismo estoy llorando a moco tendido con una cosa tan excelsa y sentida como Long and Wasted Years ( P.O.M.) con su aire Three Angels (New Morning), con su simpleza arrebatadora y estilo reconocible a ciegas.

Él no necesita de puentes, ni de arreglos especiales sino de los tres acordes, esos tres acordes que el combinó para inventar la canción moderna e inteligente. Lloro todavía más de que se acuerde también de Warren Zevon en la ochentera y vibrante Pay in Blood (canción del año de calle con el April Fool de la Patti Smith  y el Verlaine, chulesca, pop, con gancho). Con Scarlet Town entramos en sus Highlands mentales y su Harry Smith Anthology obsession en una prima hermana de la de Gilliam Welch, en eso de pintar la tradición con sombra de ojos roquera, él es también único, él es America, America the Beautiful.

Soon after Midnight me dice que este disco es de una composición de más del 50% de slow songs ( mmmmmmmmm…lo que me gustan) y si podría estar y es digna de Blonde on Blonde o de Nashville Skyline, me da igual. Éste hombre es tan gigante que tiene la cabeza en Marte. A Amy le encantaría este nuevo Where Teardrops Fall de llorar, otra vez llorar de bueno.Una demostración de que su canta rana Kermi es porque quiere así expresarse porque aquí canta como si hubiera aclarado su voz con huevos de las Clarisas. !Qué forma de cantar en Soon After Midnight! De esas canciones de amor y de ¿Bailas?

Tin Angel es diferente, como una nana macabra, super interesante, hipnótica, este disco es de crecer, es puro semen fértil si mantienes tu cabeza y corazón en el correcto estado de ovulación: en eso es muy Time Out of Mind, crees que no te vas a quedar embarazado pero te quedas.

He de decir que si, que sí es una obra magna, a un nivel superior del Together y distinta a Love & Theft y al Modern Times, esto ya no pertenece a ninguna trilogia ni a ningún serial, ni es una despedida,  esto es una especie de discurso de dark mood con alguna chispa de guasa viejuna.Hay mucha rabía, dolor, sentimiento rondando el alma de este juglar errante, son muchos kilómetros, mucha carretera. I love Hard Rain.

La del Titanic, osea Tempest es una sea-shanty que hará las delicias de Mike Scott o de los Decemberists porque es que él es el putoamo, no hay discusión y aunque dure lo que dura es briosa, ligera, llena de ganchos poéticos. La de Lennon, Roll on John una cosa que no esperas, una forma dramática de añorar, nada reverencial, más intropestiva, como una conversación privada con el de Liverpool, preguntándose eso de por qué a ti y no a mí…una claustofobia sonora gentil, sentida, con cicatrices que el sol no cura. Todavía por entender, todavía por embarazar.

¿Sabéis? A veces pienso que estamos en presencia del mejor pintor de lo que es el hombre , su contradicción, sus deseos, sus fallos, su grandeza. Me sigue enseñando, me sigue dejando en mi sitio, yo que estaba pensando que no iba ser para tanto, yo que quería desmarcarme,…pobre de mi… la tempestad llegó y no hay otra cosa de la de que hablar. Me voy a dormir…muchachos , Tempest es una pasada, una pasada. You are like a tie bound to my heart!

 

Más en http://rockrodriland.blogspot.com.es/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: