Vivos — 23 julio, 2012 at 8:10

Marc Ribot & Los Cubanos Postizos

C.A.T. Barcelona

Hay elecciones difíciles en la vida, elecciones más fáciles y otras que no te lo tienes ni que pensar. El caso de esta noche fue de las últimas. Coincidían en la misma noche el concierto del gran Dickey Betts y Marc Ribot & Los Cubanos postizos. Y al C.A.T. que fuimos a ver a Ribot y los suyos, porque este era uno de esos conciertos que si te pierdes te arrepientes toda la vida. Marc Ribot no necesita presentación, es uno de los guitarristas más impresionantes de la actualidad, incansable experimentador, se sacó un día de la manga este genial proyecto junto a los Cubanos Postizos: Anthony Coleman al teclado,  Brad Jones al bajo, EJ Rodríguez a la percusión y el gran Horacio “El Negro” Fernández  a la batería. Un festival dedicado al son cubano, sobretodo a las composiciones de Arsenio Rodríguez al que Ribot dio las gracias, allá donde estuviera. De él sonó El Divorcio o Carmela Dame la llave de Torruellas.

 

Los Cubanos Postizos son una máquina perfecta, Ribot los dirigía con acierto mientras lanzaba miradas fulminante al técnico de sonido, buscando siempre la perfección absoluta. Y vaya si lo consiguió. Sin concesiones, los temas iban cayendo uno detrás de otro, son tras son, mientras el público bailaba sin parar, gozando de esta música cubana pasada por el tamiz de la guitarra de Ribot. Un maestro, sin duda, que hace virguerías con la guitarra, virguerías, pero no florituras. Y eso es lo bueno de Ribot, no tenemos aquí a un guitar hero luciéndose, no, tenemos a un maestro orfebre, a un artesano de la guitarra que aporta su granito de arena (o duna entera para que negarlo) a los Cubanos Postizos. Pero es que además, los músicos de la banda son máquinas todos y cada uno de ellos. Artesanos todos de la música, de la mejor música, la que te hace sentir y la que te hace bailar hasta que el cuerpo ya no puede más. Y cuando se acaba, aún quieres más. Si estuviste y no bailaste, es que estabas muerto. Si no fuiste, cometiste un craso error.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: