Encuentros — 23 Julio, 2012 at 0:00

ESPACIO EXTERIOR: Alfonso Cardenal (Cadenaser.com, Sofá Sonoro)

 

Siempre hemos sido considerados los raritos de la clase. Encerrados en el sótano con nuestras minoritarias aficiones, nuestros grupos escogidos y nuestra peculiar manera de entender el rock & roll. Pero existen otros enfoques, distintos puntos de vista y otras miradas diferentes. Así que hemos decidido asomar la cabecita a ese espacio exterior y ver lo que opinan de nosotros, y de otras cosas, compañeros de los medios especializados. Alfonso Cardenal  es redactor de Cadenaser.com, autor del blog Sofá Sonoro, ha pasado por Elpais.com o Radio3, colaborador de Heineken Música, Efe Eme y muchos otros que no ha olvidado pero que ya no existen. Apasionado del blues, viajé a Memphis a la tumba de Elvis para ver si estaba allí, yo diría que no. Periodista vocacional de cultura online, lector y  viajero empedernido.

 

¿Cómo empezaste a ejercer de crítico rock o periodista musical?

Supongo que es una mezcla de azar y de seguir el camino que a uno le gusta. Comencé en una revista de barrio que creé con uno amigos, luego estuve un tiempo en Radio 3 y comencé en Elpaís.com para luego pasar a Cadena SER e ir colaborando con distintos medios y revistas como Playfork, Heinken Música, Freek! o Efe Eme. Un camino curioso repleto de divertidos momentos, grandes personajes y geniales periodistas.

¿Has hecho de ello tú medio de vida?

En parte sí y en parte no, el periodismo es mi medio de vida, aunque no es exclusivamente musical.

Vamos a otra pregunta. ¿Qué futuro le auguras a la prensa musical en papel? ¿Acabaremos todos en una URL de internet?

Aunque mi carrera ha sido principalmente en Internet no soy muy pesimista respecto al futuro del papel. La prensa especializada siempre existirá y leer grandes reportajes en un ordenador en un teléfono o en una tableta no es una experiencia agradable. El papel seguirá muchos años todavía aunque habrá que revisar proyectos para adaptar los contenidos. Leer una revista es una experiencia cuyas sensaciones todavía no se pueden tener con una pantalla. No será algo mayoritario, pero si los medios se saben adaptar y ensalzar esa experiencia para el lector, tendrán futuro.

 

Lo mismo pero referido a la industria. Que el negocio está cambiando es una realidad. Internet, las descargas, el soporte digital… ¿Cuál será en tu opinión el camino a seguir en los próximos años por las discográficas y los artistas?

Los hábitos de consumo musical han cambiado y ya no se volverá a la situación anterior. Tendrá futuro el coleccionismo, un producto especial y diferente, cuidado y bien presentado. Ya no se regalan cedés, parece un regalo cutre, quizá por eso esté volviendo con fuerza el vinilo, tenía un mayor valor. El modelo de la industria musical está obsoleto, las grandes multinacionales obtienen beneficios de muy pocos artistas. Me gusta la idea de sellos pequeños y familiares como Daptone Records en el que los músicos son parte de una familia. Sharon Jones pintó de morado la cocina de la oficina del sello en Brooklyn. Hay que apostar por descubrir talento y saber ofrecerlo al público sin usar al artista como mera mercancía. No hay que buscar tanto el contrato millonario como intentar que cada producto sea rentable y llegue a su público potencial.

Por otro lado los artistas viven en un momento idóneo para tomar las riendas de sus carreras. Lo de sentarse a esperar a que tu manager venga con la súper oferta del gran sello es cosa del pasado. El artista se tiene que involucrar más en la creación de su producto, no sólo de su música. Internet ofrece infinidad de posibilidades tanto para obtener financiación para tus proyectos como a la hora de dar a conocer tu música, hacerla llegar a tu público o de ir a tocar a las ciudades en las que se demanda tu presencia. La época de millonarios de veinte años tiende a terminarse. Ser músico no te convierte en mejor persona, hay que currárselo y hacer bien las cosas para vivir con un sueldo digno de lo que más te gusta. Muchos músicos apuntan a que la industria se ha llenado de gente que quiere ser estrella en lugar de artista.

 

En cambio las ventas de vinilo no dejan de aumentar. ¿Nostalgia? ¿Fetichismo? ¿Llevar la contraria?

Un poco de todo a la vez. El vinilo es más bonito, huele mejor, suena muy bien, tiene portadas preciosas y es un producto que la gente valora. El cedé se desvirtuó en el momento que llegaron las copias a las aceras de las calles, cuando la gente te comenzó a regalar sus mezclas, dejó de tener el valor que marcaban las etiquetas, pero en unos años se revalorizarán los casetes como algo retro. Todo acaba volviendo, hay un punto importante de modas.

Venga, a bote pronto…Dinos un disco si el que no podrías vivir.

“I´m your man” de Leonard Cohen, ese disco me da toda la paz que necesito y contiene toda la belleza de Cohen. Cualquier de Dylan, sí hasta los más chuscos. Las sesiones de Robert Johnson, porque sin ellas el blues no habría sido igual. Si solamente fuera uno, hoy me quedaría con “Astral Weeks” (Van Morrison), nunca entenderé como un chico de 23 años pudiese hacer un disco así. Creo que he quedado retratado, mi trinidad musical son Cohen, Dylan y Morrison, aunque se hace muy buena música hoy en día siempre acabo acudiendo a ellos.

Y uno que si no existiera la vida sería mucho mejor para todos.

No hay discos más nocivos que muchos programas de televisión, series o películas. Hay muchos músicos que no aportan nada la humanidad, pero también hay periodistas, políticos o banqueros que no lo hacen. Supongo que los músicos son los menos peligrosos de esa lista. 

El artista más agradable y simpático que te has encontrado.

La verdad es que he tenido grandes experiencias en mis entrevistas y la lista sería muy larga. Femi Kuti es una de esas personas cuya calidez, humanidad y cultura te envuelven y no puedes dejar de escucharle. Mavis Staples es la persona más interesante que he entrevistado, una artista de los pies a la cabeza con una cercanía especial. Dean Wareham (Luna, Galaxie500, Dean and Britta) es un hombre muy interesante que sabe hablar muy bien y dice cosas muy sensatas.

El más arisco y difícil.

No he tenido malas experiencias aunque con el tiempo das con muchos artistas que tienen pocas ganas de hablar o poco que decir y que dan entrevistas sin involucrarse. Hace poco me echó una bronca CW Stoneking que no venía a cuento.

Hablemos un poco de nosotros…

Dale

¿Qué disco debería salir pero crees que nunca saldrá comentado en Ruta 66?

La verdad es que Ruta 66 coincide bastante con mis gustos musicales y no suelo echar de menos a nadie. Se comentan muchos discos, basta que diga uno para que haya salido. ¿Habéis reseñado alguno de Curro Savoy?

¿Qué es lo mejor y lo peor de Ruta 66?

Lo mejor de Ruta 66 son las personas que lo hacen, sus conocimientos y su pasión por la música. La selección musical es impecable y en la portada siempre suele salir gente que lo merece, algo que no sucede hoy en día en todas las publicaciones musicales. Los reportajes extensos son geniales y es algo por lo que habría que apostar fuerte, las entrevistas a grupos con uno o dos discos abundan demasiado en la prensa musical. Ya sé que no es vuestra liga pero a la web le vendría bien un rediseño…

¿Por qué razón escribirías en Ruta 66?

Por compartir página con sus periodistas…

¿Por qué razón no lo harías?

No veo ninguna, no sois tan feos.

Define en pocas palabras a Ruta 66

La única publicación musical española que no hubiera desentonado en los años dorados del periodismo anglosajón.

Manel Celeiro

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: