Encuentros — 20 mayo, 2012 at 0:00

The Phantom Keys ¡¡En la burbuja se vive mejor!!

Por fin ha debutado el grupo de O Grove en formato largo. Después de un par de singles de notable militancia garajera, The Real Sounds of (Screaming Apple), los presenta más variados y defintivamente más “negros”. En esta entrevista a tres bandas nos desvelan los secretos de su grabación y su receta para sobrevivir en este mundo de IKEAs, FNACs y centros comerciales.

 

 

Antes de nada ponednos al día de vuestras andanzas desde la publicación de los anteriores discos.

Marky. Desde las ediciones de nuestros anteriores trabajos no hemos parado de tocar, pero estaba claro que teníamos que tomarnos un pequeño descanso para reflexionar y organizarnos para grabar el disco, era ya una cosa necesaria para nuestra carrera como banda. Había llegado el momento de meternos en el local a componer y arreglar algunas ideas que teníamos para la grabación de el LP. Fue un proceso muy gratificante ver como iban tomando forma todas las canciones y bocetos que teníamos en la cabeza y estamos muy satisfechos con el resultado del L.P.

Parece que el garaje nacional echa el ojo a Alemania para editar los discos. Hace poco Moonstones, ahora vosotros ¿está difícil el asunto por aquí?

Marky. No creo que esté difícil editar cosas por aquí, por lo menos para nosotros de momento. De hecho en nada vamos a editar un 7″ en Folc Records con un regusto más psicodélico. Teníamos varias opciones a barajar tanto de aquí como de fuera y nos decantamos por Screaming Apple. Es un sello con una trayectoria que realmente admiramos y desde el Primitive Festival en Holanda no han parado de ponerse en contacto con nosotros para la edición del L.P. Están trabajando mucho y muy bien en el tema de distribución que era lo que más nos interesaba, de momento estamos contentos…

¿Cómo llegasteis a Mike Mariconda? Supongo que a través de Circo Perrotti. ¿Como fue la relación con él? ¿Hablasteis de un tipo de sonido determinado o la cosa fue saliendo según avanzaba la grabación?

Roi. Tenemos una gran complicidad con Mike. Ya nos conocía y sabía lo que queríamos. Él tenía experiencia en grabaciones al límite (véase, con material analógico barato y viejuno) y supo exprimir todo para que sonase lo mejor posible. Hablar, hablábamos de Bo Diddley, 5 Royales o Stooges, pero el sonido que buscábamos era el “nuestro”, tocando lo que sabemos, con nuestro equipo… Así nació el ya archiconocido “O Barco Sound”.

Marky. ¡Nos encanta como trabaja Mike! su concepto de producción y a los terrenos que lleva los temas, en algunas canciones la producción era más británica y en otros momentos más americana, fue como trabajar con Joe Meek y Kim Fowley al mismo tiempo (risas). Otra cosa que nos gusta es que es muy rápido trabajando, dando ideas y haciendo arreglos. Como bien dices le conocimos grabando en Perrotti, pero de esta grabación tan intensa surgió una buena amistad y como dice Roi complicidad aunque también es cierto que hubo momentos muy tensos en la grabación sobre todo por problemas técnicos, hay cosas que supongo que terminan por desesperar a cualquiera.

Tal como cuenta las cosas Mike Mariconda en la contraportada, la grabación debió de ser muy peculiar. Sé que el estudio utilizado es muy particular. Contadnos como se montó todo.

Nacho. Yo llevo algunos años recogiendo chatarra y cartones de los contenedores por las noches y  con todo ello fui montando un pequeño proyecto de estudio casero. Finalmente, y para mi sorpresa y regocijo, se decidió grabar el disco en mi propia casa. ¡Con Mike Mariconda en O Barco de Valdeorras, la leche! El estudio “The Lab” está compuesto exclusivamente por cachivaches analógicos, en su mayoría muy baratos y que no han sido revisados ni calibrados por ningún técnico especializado en al menos los últimos 10 años. Todo ello unido a las aportaciones del resto de los chicos (amplis viejunos, pedales Fuzz, unidades de echo de cinta, micros marcianos…), que con la inestimable sabiduría y gentileza de Mike hicieron posible el alumbramiento de lo que se ha dado en llamar “O Barco sound”. Sin olvidar, por cierto, las energéticas empanadas de cocido, los lingotazos de bourbon, los licores de destilación casera y las inolvidables sesiones de cine bizarro y zetoso que nos pegábamos cada noche antes de irnos a dormir (por supuesto en riguroso y glorioso VHS). Todo muy vintage, fíjate si era antiguo todo que incluso para pasar el rato jugábamos a la Playstation 1!!! Sinceramente, ha sido una de las experiencias más gratificantes de mi (nuestras) vidas, es muy difícil explicar con palabras las sensaciones que se vivieron entre aquellas cuatro paredes. ¡Realmente ha sido fabuloso!

Os veo menos garajeros y más cerca del r’n’b británico primitivo (Stones, Pretty Things, Them), pero con mucho toque de soul y r’n’b negro, incluso beat. Más bailables, vamos. Se notó mucho en la sesión para el programa de Radio 3 El Sótano.

Roi. El giro al R&B es patente en directo desde hace tiempo, y refleja un poco nuestras discotecas particulares… Personalmente, tras encontrarme con Outsiders, Pretty Things, Downliners Sect y demás calaña, el siguiente paso fue introducirse en las influencias de esas bandas, y ahí se abre el inmenso universo de R&B negro, del que es difícil escapar.

Marky. Yo creo que R&B siempre ha estado presente, desde el principio hemos hecho canciones de Bo Diddley, Willie Dixon, etc., y cada vez la banda se fue decantando más hacia eso, pero en el disco hay temas de corte también muy garaje. De lo que sí está alejado este disco es de la explotación revivalera del fuzz y el Farfisa a matraca, nunca nos ha interesado ir por ese camino.

Me gusta mucho la versión de «Evil Eye». No conocía la original, se separa bastante de vuestro estilo pero por eso destaca en el disco. Lo mismo la balada final, muy Them.

Roi. “Evil Eye” es un tema que propuso hacer Alberto, que en sus ratos libres bucea en la red en busca de singles y canciones que nos inspiren. Vimos que dándole una vuelta más “beat” encajaba con nosotros y nos tiramos a la piscina… Fue gracioso el proceso de ensayo y error(es) en la grabación de los dichosos coros. Respecto a la balada, es una fórmula arquetípica del medio tiempo Them, en efecto. Pero por eso nos gusta.

Parece que los nuevos fichajes encajan muy bien. Incluso le dejáis firmar una canción a Nacho. ¿Creéis que la formación se consolidará?

Roi. ¡Y tanto! Somos como una hermandad unida por el gastro-rock y el humor bizarro.

Marky. Somos como una familia y Nacho se ha integrado al 100%. Amigos que nos juntamos para hacer la música que nos gusta y divertirnos. Esperemos que esto siga así por mucho tiempo!

Nacho. Yo me lo había currado a tope y les presenté un proyecto de Space-Cosmic-Ópera Rock con la idea de que se dejasen de tanta zarandaja garajera y se convirtieran en una banda de discos conceptuales, que es lo que a mi me gusta, pero finalmente rechazaron la mayoría de ese material y se quedaron sólo con “Don’t tell me lies”. En el fondo son buenos chicos, tal vez algo primitivos pero ya crecerán, ya (risas).

Desde afuera, puede dar la impresión de que los grupos de vuestro estilo vivís en una especie de burbuja musical inmune a la actualidad, una actitud de lo más respetable, pero, ¿es así en realidad?

Roi. Lógicamente, estamos expuestos a las mismas influencias que cualquier banda, pero hoy en día escucho pocas cosas que me calen hondo. Y las pocas que lo hacen no van a ser recordadas por innovadoras. Eso sí, aunque todos los dedos señalen a las bandas etiquetadas como “retro”, creo que es evidente que mucha de la música catalogada como actual es un refrito de un refrito. Y a mi me gusta el aceite poco procesado…

Marky. No puedo hablar por los demás grupos de nuestro estilo, pero nosotros de alguna manera sí vivimos en una burbuja ya no solo musical. Necesitas algo que te proteja de la sociedad actual, y tampoco digo que cualquier tiempo pasado fuese mejor, eso no lo sé, pero pasarme el sábado en el IKEA, en un centro comercial o en la FNAC tiene que ser lo más parecido al infierno en la tierra, prefiero pasarme las tardes con mis amigos,con cervezas y pelis baratas escuchando los Pretty Things, Bo Diddley o los 13th Floor Elevators.. ¡¡en la burbuja se vive mejor!!

¿Cómo pensáis que va a ser vuestra evolución musical?

Roi. Natural y espontánea. Los ensayos y demos indicaban que este disco iba a ser R&B de principio a fin, pero ya ves que no. Una vez nos metemos juntos en una habitación sale lo que sale, y podemos pasarnos 10 minutos haciendo ruido con el echo y la reverb emulando un Interstellar Overdrive, y en la siguiente media hora tocar temas de Chuck Berry.

Carlos Rego

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: