Encuentros — 26 abril, 2012 at 0:00

Sra. Robinson, Convencidos de que el rock & roll nunca morirá.

El compañero Alfred Crespo iniciaba la reseña de su nuevo trabajo en nuestra edición de papel con este párrafo, “Son de Alicante, pero podrían ser de Macon y pasarse la vida esquivando camiones de melocotones.” Acertada manera de sintetizar en pocas palabras la personalidad de los alicantinos. El buen y viejo rocanrol de siempre. Aquel que parece morir cada vez que un nuevo hype se asoma a las puertas del éxito y que, sin embargo, ve pasar décadas y movimientos acurrucado firmemente en su rincón. Como el veterano púgil que se las sabe todas. Que las ha visto de todos los colores en el ring y sabe que siempre esconderá en su guante un golpe ganador. Un buen riff de guitarra. Un buen estribillo. Una buena canción. Raúl, Rubén y Manu al habla. Cautívenos de nuevo Sra. Robinson.

 

 

  Cuéntanos un poco la historia de Sra. Robinson. ¿Cómo empieza todo?

Raúl: Sra. Robinson nace en el año 2001. Aunque había estado tocando y cantando en varias bandas de versiones, desde hacía tiempo, lo que más me apetecía y motivaba desde siempre, era sacar adelante mis propias composiciones. Me junte con un grupo de músicos con los que compartía gustos e influencias y así empezó todo.

Pasaron varios años, muchos kilómetros varias maquetas en directo y estudio y varios cambios en la formación hasta que el sonido de la banda se perfiló y nos lanzamos a hacer el 1er larga duración, Nada en la Nevera (Visualsonora 2008)

Vuestras influencias musicales son muy claras. El rock clásico americano. Ese que tanto puede mirar al norte como al sur. Pero he podido leer por ahí entrevistas en que componentes de la banda citan también a bandas como Nirvana o Pearl Jam. ¿Es amplio el registro musical del grupo?

Rubén: Todos escuchamos mucha música de estilos diferentes. Creemos que esto no solo es enriquecedor para nosotros y nuestra música, además ayuda a comunicarse en el local de ensayo.

Igual que a cualquier banda nacional de características parecidas siempre sale el nombre de los primeros M Clan a relucir para dar una definición rápida. ¿Estáis de acuerdo con esa referencia? ¿Tanto han influido esos dos trabajos de los murcianos, Un Buen Momento y Coliseum, en grupos como vosotros?

Manu: Desde luego, nos encanta el trabajo de M-Clan y no hay que negarles la influencia y la aportación que han hecho a la música de este país. A nosotros más que habernos influenciado, creo que coincidimos en influencias americanas e inglesas. En cuanto a grupos nacionales quizás nos sintamos más inspirados por grupos como 091, Tequila, Burning, Los Deltonos…

¿Cuál es el motivo de la elección de Guitar Town para grabarlo y la de que Hendrik Röver ejerza tareas de productor?

Rubén: Nos encantaba el sonido del GT de Deltonos así que quien mejor que Hendrik Röver para producir nuestro disco. Siempre pensamos que sería el productor ideal para nosotros así que nos sentimos muy afortunados de que haya querido trabajar con nosotros. No solo hemos aprendido muchísimo de el si no que además y mucho más importante, nos hemos llevado a un amigo.

¿Ha tenido peso la figura de Hendrik en los temas más calmados del disco? Desde mi perspectiva parece que sí… ¿Temas como «Llover Mentiras», «Me Gusta Echarte de Menos» o «Cuando Pase la Tormenta» eran así antes de entrar en el estudio?

Raúl: Tal como nos indico el propio Hendrik, llevamos los temas bastante currados al estudio. Más que grandes cambios en nuestras ideas lo que Hendrik hizo fue limpiar asperezas, quitar lo que sobraba y algo muy importante para nosotros, hacernos sentir tan cómodos como si estuviéramos en nuestro local de ensayo. Desde luego el propio entorno, el trato con Hendrik y las sensaciones que estábamos viviendo influyeron mucho a la hora de tocar temas como «Llover Mentiras» que es uno de los que más recuerdos nos trae de nuestra estancia en Cantabria y «Cuando pase la tormenta». El hecho de que quisiera hacer una aportación a estos temas con el dobro y el pedal steel, significó mucho para nosotros y los elevó a un plano muy superior, algo por lo que siempre le estaremos infinitamente agradecidos.

¿Y esa masterización final en Escocia a cargo de Denis Blackham? ¿Le ha dado el punto final que buscabais?

Rubén: Teníamos referencias de Denis Blackham por amigos que habían trabajado con el y bueno, ha trabajado con muchos músicos de aquí que nos gustan: Coque Malla, Ariel Rot, Calamaro, Loquillo, etc…

Lo que buscábamos principalmente era una masterización que respetara la mezcla, que le diera un poco más de cuerpo respetando los matices.

Todas las canciones, letras incluidas, están compuestas por Raúl. ¿Qué aporta el resto de la banda al resultado final de las mismas? ¿Cuál es el método de trabajo que desarrolláis?

Manu: Somos una banda a todos los efectos y aunque Raúl trae los temas muy currados al local de ensayo, es una vez allí al ponerlos en común y aportar cada uno su propia interpretación donde se consigue el resultado final, o lo que es lo mismo, el sonido de Sra. Robinson.

¿Qué diferencias encontraran los que escuchen este nuevo disco con el anterior Nada En la Nevera? ¿Qué es lo que ha sumado el paso del tiempo y la experiencia al grupo?

Raúl: Nada en la Nevera fue una buena tarjeta de presentación y muchos de sus temas son imprescindibles en nuestro repertorio en directo. En este tiempo hemos aprendido lo que nos gusta y lo que no queremos volver a repetir. En este segundo disco hemos encontrado el productor y el método de grabación que más nos gusta y nos hace sentir más cómodos, esto ha hecho que consigamos un disco en el que la banda suena tal cual, sin trampa ni cartón.

Las letras hablan de amores difíciles, corazones rotos, indecisiones, juego, botellas, bares, huidas…Asuntos a los que el rock lleva poniendo banda sonora desde hace más de cinco décadas. ¿Siguen siendo temas válidos? ¿Le gente se sigue identificando con ellos?

Raúl: La poesía y la música llevan hablando de los mismos temas desde que el mundo es mundo, amor, desamor, aventuras nocturnas, desencanto social…. Al final, lo que nos preocupan son siempre las mismas cosas y dentro de 1 millón de años será igual. Nosotros no pretendemos contar nada nuevo, simplemente ser sinceros, contar las historias que se nos ocurren sobre cosas comunes, eso hace que el público se sienta identificado contigo y que la música cumpla su función de catarsis, medicina para el alma o como lo quieras llamar

¿Qué tal se plantea la gira de presentación del disco? Ya habéis empezado a dar algunos conciertos. ¿Contentos con la respuesta?

Rubén: La respuesta del público está resultando genial. Tenemos muchos viejos amigos de la gira de presentación de Nada en la Nevera y otros muchos nuevos que se están sumando en esta gira. El público conecta casi de inmediato con nosotros y lo que es más satisfactorio incluso estamos encontrando que se saben las canciones y esto es algo muy gratificante

Para finalizar. Tal y como está ahora mismo este país, con la industria discográfica en plena sacudida ante el cambio del negocio, la economía partiéndose por la mitad, el nulo relevo generacional del público rockero… ¿Qué le espera al rock? ¿Qué le deparará el futuro?

Raúl: Creemos que a pesar de todos los cambios que ha sufrido el mundo durante todos estos años, el Rock & Roll siempre ha estado ahí. Es precisamente cuando peor van las cosas cuando más necesitamos la música para que nos anime, nos ayude a seguir adelante y nos haga sentir que no estamos tan solos en el mundo. La industria tiene que reinventarse pero estamos convencidos de que el Rock & Roll no morirá nunca.

MANEL CELEIRO

 

 

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: