Discomático — 16 Abril, 2012 at 9:56

Carolina Chocolate Drops – Leaving Eden

  Ya es hora. Hemos tardado mucho, lo reconocemos, pero ya no hay excusas, estas no valen, ha llegado el turno de hacerles justicia a Carolina Chocolate Drops, uno de los combos más originales surgidos en América en los últimos diez años -de hecho se formaron en 2005 en una parte de los Apalaches en Carolina del Norte-. Un trío encabezado por una mujer, la peculiar Rhiannon Giddens con sus características trenzas, secundada por dos músicos que saben y además mucho a como suena la música tradicional americana de hace un siglo.

 

 

Sin ir más lejos, con su anterior álbum, Genuine Negro Jig, su debut en un sello con tanta enjundia como Nonesuch, ganaron un Grammy como mejor disco de folk tradicional. Con la influencia de la música africana, su patente conexión con el sur de los Estados Unidos, concretamente con Nueva Orlenas y su vudú, y el viejo blues siempre como hilo conductor. Su lema es, una moderna concepción de los sonidos tradicionales, eso reza en su página web. Y eso es lo que intentan con evidente éxito, capturar esa esencia de antaño y adaptarla a los tiempos que corren. En su cuarto intento, no hay novedades con respecto a su anterior referencia, el sonido nos sigue transportando a los campos rurales de los años treinta, allá donde se recogía el algodón, el espíritu de la iglesia y el del gospel también tienen un papel importante, y con el trabajo en la producción de un maestro en esto como es Buddy Miller, el disco vuelve a ser una imponente muestra de ingenio y atrevimiento, una obra magnífica que durante ese trayecto de quince canciones nos trasporta a una época pasada que obviamente no disfrutamos entonces, si bien ahora tenemos la fortuna de hacerlo gracias a ellos. Deuda saldada.

TONI CASTARNADO

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: