Artículos — 27 abril, 2012 at 13:23

Levon Helm, siempre en el sitio adecuado (parte 2)

Segunda parte del artículo dedicado a Levon Helm por parte de Eduardo Izquierdo y que recuperamos como homenaje al desaparecido batería de The Band…

Parte 1

El olfato de Albert Grossman


Albert Grossman era uno de esos managers temidos por su dureza en las negociaciones pero admirados por su olfato para capturar éxitos al vuelo. Por ello vio antes que nadie, incluso que el propio Dylan, el potencial de The Band y decidió firmarles un contrato con Capitol Records. El primer disco de The Band como titulares fue el increíble The Music Of Big Pink título que hace alusión a la casa de Woodstock en la que había sido grabado. Estamos ya en 1968. En el disco, Richard Manuel ejerce como cantante principal y Helm simplemente realiza algunos coros, con la excepción de «The Weight», aunque se encarga, evidentemente, de todas las baterías.

 

 

Precisamente sobre «The Weight» manifestará años más tarde Helm que su letra está basada en una historia sureña que le contó a Robertson. El álbum, con una pintura de Dylan como portada y con tres canciones firmadas junto a él («This wheels on fire», «Tears of Rage» y «I shall be Released»), muestra un grupo compacto y poderoso. Lleno de matices, se convierte en un éxito rápidamente y The Band, con un Helm en segundo plano, afianzan su título honorífico de mejor banda de América. Tras dejar, Woodstock, Helm y sus compañeros se trasladan a Los Ángeles donde graban un segundo álbum de título homónimo. The Band incluye «Jemima Surrender», un tema escrito a medias por Helm y Robbie Robertson, que asume casi al completo el papel de compositor del grupo. Casi sin tiempo para recuperar el aliento aparece en 1970 Stage Fright un disco en el que Helm ya aparece como voz principal en cuatro de los diez temas que incluye la versión original y que fue producido por Todd Rundgren. Tan solo un año después llega Cahoots, un trabajo algo menor pero en el que destaca la participación de Van Morrison y la colaboración que después continuaría en el posterior Rock Of Ages de Alain Toussaint. El disco se grabó en los estudios de Albert Grossman en Woodstock y durante las sesiones aparecieron los primeros enfrentamientos serios fruto de los problemas de algunos miembros de la banda con las drogas y, sobre todo, por la discusión sobre quien debía ser el líder del grupo. El distanciamiento entre Helm y Robertson era cada vez más evidente. Levon acusaba a Robbie de avaricioso y controlador y éste lo argumentaba en el hecho de que las drogas habían vuelto a algunos miembros del grupo poco fiables. En el flojo Moondog Matinee, Levon Helm vuelve a aparecer como vocalista principal en el 40 % de los tema. A pesar de las tensiones, el grupo intentaba mantener la llama.

De vuelta con Bobby

Cuando entre 1973 y 1974 Bob Dylan decide volver a la carretera tras ocho años sin realizar ningún concierto fruto de su accidente de moto no duda que The Band tiene que ser su grupo de acompañamiento. Dylan conoce las tensiones existentes pero también sabe que no hay nadie como ellos. Eso se traduce en 41 conciertos en los states y cerca de un millón de espectadores. El álbum Before The Flood es la prueba de ellos y en él, Dylan cede una de sus cuatro caras (el disco apareció en formato doble) a las canciones propias de The Band. Aunque sólo fuera en apariencia parecía que la banda se encontraba en su mejor momento pero Helm y Robertson casi ni se hablaban. Prueba de ello es que durante las sesiones de grabación de  Planet Waves de Dylan, el disco que debía servir de excusa para la gira, que ambos coincidieran en el estudio se hacía complicado. Helm se perdió, por ejemplo, las famosas sesiones del 2 de noviembre en las que se realizaron las primeras tomas de «Forever Young».

Es en 1974 también cuando Levon Helm conoce en Los Ángeles a Sandra Dodd con la que mantendría una larga duración y que se acabaría convirtiendo en su esposa en 1981. “Nunca olvidaré que la divisé en el hotel en el que me hospedaba, dándose un baño en una piscina. Decidí invitarla a sushi”. Así habla Helm de cómo se conocieron en las págians de su autobiografía.

En 1975 The Band prácticamente no existe para Levon Helm. El estudio que había montado con mucho esfuerzo en Woodstock se había convertido en su segunda residencia y cuando tuvo la oportunidad de grabar allí el disco que estaba preparando Muddy Waters no lo dudó un instante. The Muddy Waters Woodstock Album se convirtió en un éxito inmediato y consiguió incluso un grammy. En el disco, con la colaboración de Garth Hudson, Helm aparece como batería, bajista y productor. Ese mismo año, el de Arkansas participa en el Wind On The Water de Crosby & Nash. A pesar de estar involucrados en otros proyectos The Band publican nuevo disco el mismo año. Northern Lights – Southern Cross es un compendiod e canciones compuestas en exclusiva por Robertson y en las que el resto del grupo participa muy poco. El final estaba anunciado.

 

(Continuará)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: