Encuentros — 2 febrero, 2012 at 0:00

Los Huéspedes Felices, la necesidad de cambiar

Más de veinte años sobre los escenarios llevan los gallegos Los Huéspedes Felices haciendo honor a su nombre para los pocos que, por desgracia, conocemos su existencia. Y es que lo suyo no tiene perdón de Dios. No han parado de editar discos, EPs o participaciones en recopilatorios, para acabar en el siempre inútil (al menos para la supervivencia del artista) reducto del freakie fanático. Cambios, su nuevo disco, probablemente no cambiará nada, pero poco les importa. O al menos saben disimularlo. Porque ellos seguirán ahí, manteniéndose con su pop psicodélico como uno de los secretos mejor guardados de este ingrato país musical. Y nosotros seguiremos disfrutándolos.

 

 

Nuevo disco y título sencillo, Cambios ¿Es tan evidente lo que significa como lo que parece?

¡Sin duda! Es un punto que queríamos dejar bien marcado, no en el aspecto musical, ya que en eso no hemos cambiado, pero sí en el personal: no hay nadie imprescindible, los que estamos, queremos estar.

¿Cómo se llega a hacer un disco llamado Cambios con casi veinte años de existencia como grupo? Normalmente los cambios condenan a los grupos a desaparecer…

Cambiar es algo inevitable en un periodo tan largo de tiempo, pero es verdad que en algún momento temimos por la continuidad de Los Huéspedes.

Creo que antes de este disco habéis tenido una especie de trayectoria en el desierto y con Cambios os reactiváis ¿no?

Al nivel en que nosotros nos movemos, y después de tantos años, el único combustible que nos hace funcionar es la ilusión, así que cuando alguien la pierde, cosa muy comprensible por otra parte, debe ser realista, admitirlo y si procede tomarse unas vacaciones. De lo contrario es cuando empiezan los problemas y lo que debería ser un tiempo de disfrute se acaba convirtiendo en una obligación de la que se trata de huir el máximo tiempo posible, lo que a su vez hace inviable sacar adelante ningún proyecto y finalmente obliga a tomar decisiones desagradables: dejar morir al grupo por inanición o deshacerse del lastre. Esto podría resumir nuestros últimos seis años, pero sería incompleto sin reconocer que gracias a todo el tiempo libre que tuvimos, pudimos hacer realidad nuestro propio estudio de grabación, los flamantes B77.

Un disco con sólo seis temas ¿por qué?

Aunque es cierto que siempre nos ha gustado más trabajar con pocas canciones, en este caso la explicación viene dada por la marcha de Saleta, al que estamos muy agradecidos por habernos echado una mano en un momento muy delicado, y es que estábamos trabajando con las miras puestas en un LP, del que «Explorando nuestra mente» y «Brilla» iban a ser el single de adelanto para el inicio del 2011, con la previsión de tener el disco terminado al finalizar el año. Lamentablemente las circunstancias jugaron en nuestra contra y Saleta tuvo que dejarnos antes de terminar, así que como no queríamos regrabar todo lo que ya teníamos encaminado, pero al mismo tiempo necesitábamos volver a la acción con nuevas canciones, decidimos cerrar este capítulo de la mejor forma que nos fue posible.

Siempre incluís algún instrumental ¿por qué?

A veces bromeamos con que en la genuina canción feliciana, la letra es eso que va separando los solos, así que en ocasiones prescindimos directamente de ella. Los instro-mentales forman parte de nuestro ADN desde el principio, y ya no podemos entender la vida de Los Huéspedes sin ellos.

Habéis escondo versionar a Procol Harum, háblame de eso…

«Kaleidoscopio» es con diferencia la versión que más tiempo lleva en nuestro repertorio. De hecho es curioso como, por ejemplo, «Sé que hay algo mágico» la canción que abría nuestro EP y por la que todavía en muchos casos nos reconocen, apenas llegó a un par de años en él. Además, como últimamente tenemos la buena costumbre de grabar gran parte de los ensayos, descubrimos que sonaba fantástica.

Con el tiempo os habéis ido inclinando cada vez más hacia la psicodelia ¿cómo ha sido ese proceso?

Nos hemos limitado a seguir a las canciones hacia donde nos quisieran llevar, pero no podemos negar que es ahí donde estamos más cómodos.  

Sois un grupo que no habéis parado y que siempre habéis apostado por formatos como el single ¿Cuál es la razón?

Lamentablemente los singles han sido más un anhelo que una realidad, pero es cierto que como te decíamos antes, siempre hemos preferido centrarnos en pocas canciones; tal vez sea cierto que somos unos vagos.    

¿Próximos proyectos de la banda?

De momento en breve tendremos un EP con cuatro nuevas canciones ,y para después del verano, un disco que recogerá nuestra vida social en todos estos años, ya sabes, canciones aparecidas en tributos y recopilatorios varios que en la mayoría de los casos fueron grabadas para la ocasión. Además, hablando de eso, hemos grabado «Realidad» para el tributo a Magín Blanco, y tenemos unas cuantas más en marcha que esta vez, si no hay un cataclismo, acabarán en un LP ¡puede que hasta doble!. Como verás, estamos con energías renovadas.

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: