Encuentros — 21 Febrero, 2012 at 9:53

Iñigo Coppel, haciendo lo que quiere hacer

Hemos tardado unos meses, abrumados por la avalancha musical de estos tiempos, pero al final, como no podía ser de otra manera, hemos acabado enganchados a El Hombre Que Mató A Íñigo Coppel (2010). Hablamos con el de Getxo sobre este disco. “Hay una idea central en el disco, que es “Haz con tu vida lo que tú quieras, no lo que otros quieran que hagas”. Me parece que a veces tomas decisiones que tienen más que ver con la falsa imagen que otros tienen de ti que con lo que tú realmente eres y lo que quieres”.

 

Y dentro de ese individualismo se entiende el por qué Coppel abandona los Zodiacs. “Mi carrera en solitario siempre fue lo primero. Yo siempre he escrito mis canciones y he hecho mis conciertos, desde que era muy pequeño. A lo largo de los años he tocado en cantidad de grupos y he aprendido mucho con ellos pero mi prioridad siempre han sido mis canciones. Los Zodiacs fueron una buena escuela para mí”. Un aprendizaje que el músico entiende como algo constante, “me gustan las canciones en general y he aprendido a disfrutar con todos los estilos. No tengo absolutamente ningún prejuicio. Además, respeto a todo el mundo que cree en lo que canta. Todo, todo puede enriquecer tu forma de escribir. Todo cabe dentro de una canción”. Especialmente la presencia de alguien que permanece latente a lo largo de este trabajo, Bob Dylan. “Es que yo empecé con Dylan. Cuando era niño me impactó mucho ver unas imágenes de él en la televisión cantando «The Lonesome Death of Hattie Carroll» con la letra subtitulada. Al día siguiente fui al colegio y me di cuenta de que aquellos curas no tenían nada interesante que decir. Decidí que iba a buscar a mis propios maestros. Yo empecé con Dylan pero no me quedé ahí. Hay muchos maestros y muchos lugares donde buscar respuestas.”. Respuestas que se encuentran en las canciones de este disco, de nombre cinematográfico, que supone un soplo de aire fresco a la siempre necesitada música nacional. “Creo que es mucho mejor de lo que parece a simple vista. Mira, yo me muevo mucho por Madrid, toco en la calle, en salas, en bares de cantautores donde hay micrófono abierto y cualquiera puede ir a cantar y te puedo decir que hay gente muy interesante. Muchos no suenan en la radio ni salen en revistas ni graban discos y quizá nunca lleguen a hacerlo pero si te mueves un poco, das con ellos. Están ahí. Solo hay que buscar. Además, ahora con internet es muy fácil investigar”.

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: