Artículos — 19 Diciembre, 2011 at 0:00

Bob Dylan no compuso un tema con Gene Simmons

NUESTRO POST DE LA SEMANA

 

Son muchos los redactores de esta casa que pasean sus letras por la blogosfera. Por eso queremos, regularmente, seleccionar algunos de los mejores posts que cuelgan nuestros plumillas. Tras Alfred Crespo seguimos con Eduardo Izquierdo y el polémico tema compuesto a medias por Gene Simmons y Bob Dylan. 

Bob Dylan no compuso un tema con Gene Simmons. Y aquí estoy yo para demostrarlo. La cosa (porque no puede tener otro nombre) se llama «Waitin For The Morning Light» y está incluida en Asshole (o A—hole), segundo disco en solitario del Kiss Gene Simmons, publicado en 2004 por Sanctuary Records. Que el tema aparece firmado por Dylan y Simmons es indiscutible. Sólo hay que pillar el disco (quien tenga estómago suficiente) y leer sus créditos pero ¿realmente el de Duluth lo hizo? La respuesta es negativa y el por qué está su nombre ahí tiene nombre de western. Por un puñado de dólares.

  
Simmons se ha encargado de explicar una y otra vez su versión de los hechos. La última en la revista Mojo en 2009. Según él “estábamos en mi casa de Los Ángeles, Bob propuso unos coros y yo hice una letra y una melodía, el resto lo hizo él”. A ver, si el señor Kiss hizo melodía y letra ¿qué es el resto? Seguimos. Gene asegura que le insistió a Dylan en que fuera él el escritor de la letra y el de Duluth le dijo que no, que no se atrevía. Una de dos, o Dylan le estaba vacilando o no es verdad. Más. Tras la publicación del disco de Simmons, Dylan decidió remodelar su estudio de grabación en Santa Mónica ¿Saben quién pagó los gastos? Lo adivinaron, la compañía de management de Gene Simmons. Y finalmente, lo más importante, la versión de Tony Garnier. El músico, inseparable de Dylan en los últimos años, asegura que los hechos no fueron así. Dylan y Simmons eran amigos a principios de la década (dejaron de serlo precisamente por las declaraciones de Simmons a este respecto). Un día Gene llamó a Dylan para pedirle una canción y éste le dijo que no podía cederle ninguna pero que tenía una sucesión de acordes que podía interesarle porque a él no le acababan de gustar. Se los grabó y Simmons se quedó con ellos (de hecho usó esa grabación en el mismo disco), no sin antes pedirle permiso para poner su nombre en los créditos. Dylan aceptó, firmando un documento para ello en el que no se especificaba en qué lugar de los créditos aparecería su nombre. Raro siendo él. Ese “vacío” hizo que Simmons acabara situando el nombre del bardo junto al suyo como co-autor del tema. Y es que las cosas no son siempre lo que parecen. 
  
Más entradas en http://hijosdechinaski.blogspot.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: