Encuentros — 10 noviembre, 2011 at 18:58

Serie Música y Compromiso: Íñigo Cabezafuego (Atom Rhumba)

Ruta 66 sondeó a algunos de los músicos que más nos gustan para que dieran su opinión sobre los tiempos convulsos en los que vivimos, para que expresaran su punto de vista sobre el resurgimiento de la protesta popular como espejo de una indignación que traspasa fronteras geográficas y clases sociales, para que opinen sobre si música y protesta socias han de ir de la mano o ignorarse. Tras el maestro Lapido, toma la palabra el incombustible (y explícito) Iñigo Cabezafuego, bajista de Atom Rhumba

 

Es gracioso que lo midáis de esa manera… Para nosotros, precisamente muchos grupos que tocan estos temas, lo hacen desde las letras combativas (pésimas por cierto), pero desde el punto de vista de un músico burgués y apoltronado, que no sabe realmente lo que es trabajar en una fábrica. Es muy divertido escribir sobre lo mal que va el mundo, pero un miércoles sentado en bata en casa, porque el lunes y el martes has estado de resaca y no te has levantado de la cama. El ejemplo es claro y bochornoso: Reincidentes, Barricada, Boikot, S.A. y tantos otros que llevan una vida viviendo de decirle a los jóvenes lo chungos que son los poderosos, pero luego no se amilanan a tocar en fiestas populares con dinero subvencionado de los partidos oficiales, o en conciertos patrocinados por empresas que explotan a trabajadores que luego van a esos mismos conciertos a “evadirse de los problemas”. Todos esos trabajadores del rock, a mi me pueden comer la polla, yo hablo de pasármelo bien porque para eso trabajo de lunes a viernes, y porque si quiero hacer algo por mejorar esto, lo hago por otros cauces, ya sea votando, huelgueando, o jodiéndole la taquilla al encargado, que no vale para nada, pero te quedas a gusto…

Llama la atención que haya existido un abandono generalizado de estos temas, mientras que las letras han tratado con bastante frecuencia lo íntimo, la relación con uno mismo o las complicaciones en el amor.  Sin embargo, cuando se trata de hablar de los sentimientos que provoca esa inestabilidad vital socialmente causada, todo el mundo parece mostrarse un tanto saturado. ¿Por qué crees que es así? Y en tu caso, ¿por qué está clase de temas te interesan/ no te interesan para tus letras?

No escucho casi nada de música hecha en España, no te puedo hablar sobre eso… En Euskalherria se habla de muchas cosas, y no solo del tema ETA, aquí hay conciencia de muchos aspectos que nos atañen como trabajadores, como ciudadanos etc. … pero en seguida nos tildáis de etarras el resto del país… un ejemplo: en un puto foro de estos de rockeritos del PSOE, una vez hable del negocio de los escoltas, de los millones gastados en algo totalmente innecesario (todos sabemos aquí que no valen para nada, si acaso para evitar que alguno en un pueblo le de un bofetón a alguien que se lo merece) y vamos… mi madre puta era lo mas suave que me decían…Como bajista de Atom Rhumba, me parece genial hablar de sexo guarro y de lindezas semejantes, como ya te he dicho antes mis razones. Como miembro de Black Lagun y de Bizardunak, me siento en la obligación de tocar esos temas, soy navarro y tengo 500 años de razones para meterme con el estado español y sus próceres, tanto en temas territoriales, como económicos y sociales.

Es curioso, además, que cuando las presiones exteriores desaparecen, por ejemplo las de la gran discográfica, a la hora de hacer un determinado tipo de música o de tratar determinados temas para conseguir el éxito, justo cuando no hay censura, estos temas se tocan menos. La gran mayoría de vosotros no está en una multinacional y la presión del público ya no se deja notar en hacer músicas más o menos accesibles. ¿Se te ocurre alguna explicación? ¿Hasta qué punto esos retratos musicales  de la realidad exterior tienen hoy validez? ¿La gente se los cree o no? ¿Es algo que necesitamos o mejor dejarlo estar?

Realmente os creéis eso de las multinacionales o independientes? De sobra es sabido que las independientes de este país dan menos manga ancha que las multis. Pero vamos, en el terreno ideológico no creo que se hayan metido nunca… Por cierto, si que hay censura, los medios sois de los que mas censuráis, y los medios especializados ni te cuento… La música y sus alrededores (prensa, radio, festivales…) en este país es una gran pocilga, que decían Eskorbuto … Hay que ser coleguita del que manda en alguno de esos apartados y chupar pollas (metafóricamente o no) para que te hagan caso. Los grupos que empiezan y que quieren ser los nuevos Pegamoides (otra gran farsa de niños-pijos, la movida), no pueden andar pensando en hablar de cómo esta el mundo, porque el suyo gira en un universo paralelo, basado en la moda, el sexo seguro, las droguitas in, y el que dirán…

¿Hasta qué punto percibes como algo político lo que haces? ¿Hasta qué punto se refleja en tus canciones tu visión política del mundo?

En Atom Rhumba yo diría que somos un grupo con una ideología de choque contra el resto, tenemos claras nuestras directrices y actuamos en consecuencia, en el día a día. Intentamos tratar con respeto a la gente con la que nos encontramos cuando tocamos, ya sean teloneros, técnicos, camareros, gasolineros… eso es fundamental para nosotros. Seguro que todos sabéis ejemplos de grupos que promueven la igualdad, y luego le gritan al promotor porque no les han puesto fruta tropical en el camerino.

La gran mayoría de la gente que hace rock and roll lleva las riendas de su carrera, en muchos casos porque no queda más remedio, en otros porque así lo han elegido. ¿La búsqueda de la libertad artística es la única decisión política que debe tomar un músico o deben implicarse también en asuntos más sociales? ¿Ves la independencia y la autogestión como algo político o es algo que se hace porque no se tiene otra opción?

 Para mí la independencia es decir no a tocar en según qué sitios. La música para nosotros es lo que rige y ha regido siempre nuestras vidas. Somos fans de la música, y como tales, no queremos quemarnos tocando en fiestas patronales donde solo le gustamos al concejal de cultura que se compra la Rock Deluxe… Trabajamos para que esto siga siendo un hobby, para no ser putas con problemas de alcoholismo. Cuanto más nos paguen mejor, por supuesto, pero en este país, ser músico profesional, para mí sería morir en vida. Está bien quejarse de tu curro, por eso la música siempre será para nosotros diversión!

¿Por qué hay reticencias a tocar esta clase de temas? ¿Por qué tocar temas sociales o políticos (y no hablo de significarse a favor de un partido, un movimiento o una ideología, sino de contar las cosas que pasan) está cada vez peor visto en el rock?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: