Encuentros — 26 Octubre, 2011 at 0:00

Throwing Muses, Antológico regreso

La banda comandada por la singular Kristin Hersh va a girar por nuestro país con la excusa de presentar Anthology, un disco que servirá de puente para el que promete ser su disco de retorno que ha de ver la luz en breve.

 

Para empezar, ¿qué podemos esperar de esta gira?

Hemos escogido canciones de nuestra antología acorde con las necesidades de los conciertos, para que estos sean divertidos y muy inmediatos sin dar la sensación de que es un viaje en el tiempo. Nada nos suena caduco, pero puede ser que sea porque nosotros ya estamos caducos (risas)

¿Por qué habéis retomado otra vez la actividad?

Throwing Muses nunca rompió del todo, continuamos en la medida de lo posible. Pero tenemos el apoyo de mi organización CASHmusic.org, así que ahora tenemos eso a favor para hacer nuestro primer disco en casi diez años. Y como tenemos un disco en preparación, creímos que sería buena idea editar un recopilatorio.

¿Hay alguna sorpresa en el mismo a modo de material inédito?

Si, hay caras B, temas en directo y alguna versión, y todas ellas están en el segundo compacto.

¿Qué sientes ahora al tocar todo ese material antiguo? ¿Es especial para ti?

Nunca hemos parado realmente de tocar, aunque lo hacemos más en América porque tenemos más fans y es más barato viajar.

Hicisteis muchos discos, sobre todo al principio, pero creo que University fue vuestro lanzamiento más importante. ¿Qué recuerdas de aquella grabación?

Hicimos el disco en Nueva Orleans en un momento en el que la ciudad y nosotros pasábamos por un buen momento, sobre todo tras quedarnos en formato de trío. No queríamos estar expuestos a lo que nos pedía el negocio de la música, y nos sentíamos libres para estar en la posición que quisiésemos.

Como dices, el disco se grabó en la capital de Louisiana. ¿Por qué allí? ¿Qué atmósfera se respiraba en la ciudad?

Elegimos los estudios Kingsway por sus equipos e instalaciones. Nos enamoramos de la ciudad, y ahora estoy viviendo allí.

Lenny Kaye fue el productor del disco. ¿Cómo fue la historia?

Él produjo mi primer disco en solitario Hips And Makers con la intención y la esperanza de que Warner me prestara más atención gracias a su nombre. Normalmente no uso productores, pero no quería que la compañía ignorara mi disco. Lenny es un hombre amable y generoso, para mi ese fue un gran trato. Nos lo pasamos muy bien.

¿Crees que habéis sido una influencia para otros músicos que han salido a posteriori? ¿Y cómo ves la escena que surgió en Boston?

Escucho a menudo que hay músicos que se sienten atraídos por nuestra música, y eso me agrada. Me gusta que haya músicos que sean fans nuestros y que además hablen nuestro mismo lenguaje.

Después de esto hubo tu carrera en solitario, Belly, 50 Foot Wave… La sombra de Throwing Muses parece alargada.

No suelo prestar mucha atención a esas cosas. Prefiero vivir dentro de mi pequeña burbuja, trabajando y pasando un poco de lo que sucede en el mundo exterior.

Entonces, estáis grabando un nuevo disco. ¿Qué nos puedes avanzar?

Estamos en el estudio donde hemos grabado 38 canciones. Y ahora falta encontrar amortización para mezclarlo. Es el mejor que hemos grabado nunca.

Has tocado varias veces en el festival Primavera Sound, en Barcelona. ¿Algún recuerdo?

Pasear por allí con mi hijo y encontrarme a Vic Chesnutt tocando como un asesino antes de actuar yo, y todo esto al aire libre, bajo las estrellas, en un sitio muy especial y con un ambiente magníficos. Fue muy bonito.

TONI CASTARNADO

Throwing Muses en concierto, presentados por Primavera Sound y Heart of Gold:

Sábado 29 octubre Sala Shoko, Madrid.

Domingo 30 octubre Sala Apolo, Barcelona.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: