Encuentros — 10 Octubre, 2011 at 0:00

Electric Mary, Una Buena Dosis de Rock & Roll

Australia es sinónimo de garantía para el rock & roll. Incluso pueden alardear de tener un topónimo que define una forma muy peculiar de tocar y vivir el rock. Desde bandas que han llenado estadios alrededor del mundo y han llegado a la cima de las listas de éxitos hasta combos que sin salir del underground son objeto de culto por parte de los aficionados y han devenido influencia seminal para posteriores generaciones de músicos.

De Melbourne llegan Electric Mary. Hard rock a todo volumen que pisará por primera vez los clubs de nuestro país el mes de octubre en una gira en la que presentan nuevo disco. El recientemente editado III (Listenable Records), que viene acompañado por un DVD grabado en directo. Ahí donde los australianos se baten el cobre de verdad. El vocalista Rusty Brown responde para la web rutera. 

Debutáis con Four Hands High (Big records) en el 2004. Pero es Down To The Bone (2008) el disco que os pone en el mapa. Además tuvo dos ediciones. Una a cargo de Powerage y otra de la discográfica francesa Bad Reputation con bonus tracks y diferente portada. ¿Cómo fue todo este lio?

El primer álbum no es realmente el producto de una banda. Lo hicimos Venom y yo acompañados por un montón de guitarristas diferentes. Tras consolidar una formación estable decidimos grabar un par de E.P.’s hasta estar realmente consolidados como banda. Pero grabamos Down To The Bone, apareció Bad Reputation que nos puso en Europa, más gente se interesó por nosotros y todo empezó a funcionar. Puede parecer algo atropellado pero hay que tomar decisiones a la carrera.

Ese disco os llevó a abrir para nombres como Deep Purple, Whitesnake, Judas Priest, Alice Cooper o Glenn Hughes. Imagino que eso os ha abierto muchas puertas y puesto al alcance de numeroso público.

Los primeros fueron Judas Priest. Que nos escogieron especialmente ya que no éramos una banda de metal. Querían un grupo de hard rock clásico. Funcionó todo muy bien y tenemos grandes recuerdos de esa gira. Siempre que hemos abierto para grandes estrellas ha sido fantástico. Con un lugar especial en nuestros corazones para Timothy Drury de Whitesnake que se portó de manera realmente magnifica con nosotros. Es evidente que esas giras son muy importantes para bandas como nosotros, mucha gente te puede ver y tu nombre empieza a sonar.

En breve vendréis a España por primera vez pero ya habéis tocado antes por Europa.

La primera vez fue precisamente con Whitesnake y estuvo genial. En nuestra segunda visita hicimos el festival francés Hellfest que resultó un punto de inflexión para la banda. Tocar en el mismo escenario donde iban a estar Kiss, Motörhead, Slayer y otros muchos nombres más era alucinante. Un sueño hecho realidad. Me impactó que ir a un festival en Europa no es un acto de “estar porque hay que estar”. Es toda una cultura y la audiencia es muy intensa.

Hablemos de vuestro nuevo disco III. ¿Qué diferencias hay entre esta grabación y las anteriores?

Pues creo que la principal es que ahora somos realmente una banda. Tenemos el sentimiento de que todos vamos a una, hacia adelante y con los objetivos muy claros. A eso me refería cuando te comentaba que Hellfest fue un momento muy importante para nosotros. Hay un antes y un después de esa actuación. Es una sensación muy difícil de explicar. Me encantaría volver cada año allí.

Viene acompañado de un DVD en directo. ¿No?

En efecto. Grabado en el Gaelic Club de Sídney, justo en medio de la gira con Deep Purple. Una intensa demostración de lo que fuimos y somos como banda.

¡Aunque ahora tenemos al increíble Glenn Proudfoot tocando con nosotros!

¿Podremos comprarlo en los conciertos españoles?

Si. En nuestro tenderete de merchandising tendréis todo lo que necesitéis de Electric Mary.

Tocáis hard rock. Pero a la manera australiana. Es decir, directo y salvaje. Sin adornos ni florituras innecesarias.

En Australia nos gustan un montón las cosas duras y rápidas. Aunque a veces las mujeres no sean felices del todo (risas). ¡Espero que no se moleste ninguna por esta broma!

Pese a ello he visto filmaciones en la red en las que os lo hacéis en acústico. ¿Os gusta esa faceta más tranquila también?

Sí, nos gusta llevar las canciones a otros lugares. Quizás hagamos alguna cosa en ese sentido durante la gira. Es una manera diferente de cantar y tocar.

Dicho esto… ¿Cuáles son las principales influencias musicales de la banda?

Muchas. Todo el rock clásico en general. Podría decirte que por la sangre de Electric Mary corre el ADN de Deep Purple, Thin Lizzy, Status Quo, Metallica, Rainbow y cosas más melódicas como Foreigner….Para mí la formación Mark III de los Purple es toda una referencia. La primera vez que escuché cantar juntos a Coverdale y Hughes fue toda una experiencia. No hay nada que no me guste en discos como Burn o Stormbringer. Son grabaciones increíbles. Necesitamos trabajar con Kevin Shirley para sonar como la remezcla que hizo de Come Taste The Band.

¿Qué se va a encontrar la gente en vuestras actuaciones? Serán en pequeños clubs así que imagino que mucho sudor e intensidad. ¿No?

¡Exacto! Nuestra actitud será la de no dejar títere con cabeza en todos y cada uno de los conciertos. Es un largo camino desde el otro lado del mundo para venir a tocar. No podemos perder ni un minuto.

Vuestros compatriotas Dirty York estuvieron en verano en el festival Azkena. Dieron un gran concierto y se ganaron un montón de nuevos fans. ¿Los conocéis? En abril harán una gira de clubs por aquí…

Patch, bajista de Dirty York, es muy buen amigo nuestro. A veces toca la guitarra con nosotros. Me habló maravillas de España. Tenemos muchas ganas de que lleguen las fechas españolas.

Australia es un país especial para el rock & roll. Hay un gran pasado, un excelente presente y, seguramente, un buen futuro. ¿Cuál es la razón de ello?

Desde siempre nuestra cultura era el deporte y la música. Practicar deporte el fin de semana y acudir a los clubs o a los bares a ver a los grupos o artistas que tocaban allí. Que tenían que ser buenos. Si no lo eran no duraban mucho sobre el escenario. Lamentablemente esta escena de clubs está desapareciendo. Todavía tenemos grandes bandas pero cada vez son más difíciles de encontrar.

¿Algún mensaje final para los fans españoles?

Dejar vuestros egos en las puertas de los locales y preparaos para recibir una buena dosis de rock & roll, de la manera que os gusta, a todo gas.

MANEL CELEIRO

ELECTRIC MARY

Jueves 13 de octubre, 2011.    La Boite, Madrid
Viernes 14 de octubre, 2011.  Helldorado, Vitoria-Gasteiz
Sábado 15 de octubre, 2011.  RockSound, Barcelona

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: