Papel — 6 septiembre, 2011 at 0:00

Nunca Me abandones – Kazuo Ishiguro (Anagrama)

Animados por el reciente y casi clandestino estreno en los cines de su adaptación cinematográfica (¿alguien la vio?), y presente todavía el excelente sabor de boca que nos dejó Nocturnos, su reciente colección de cuentos, recuperamos esta novela publicada hace ya unos años por el celebrado autor británico japonés. Situada en la Inglaterra de finales del SXX, traza la historia de un grupo de niños especiales criados en el ambiente aparentemente ideal de un exclusivo centro de formación.

 

 

Lo que en principio podría parecer un clásico relato de iniciación, poco a poco se revela ante nuestros ojos como una estremecedora historia cercana a la ficción científica, que un escenario completamente contemporáneo y realista convierte sin duda en algo mucho más aterrador. El destino terrible y fatal del trío protagonista y sus compañeros se va revelando demoradamente y en una atmósfera de incertidumbre y extrañeza, con el ritmo elegante y pausado, pero finalmente magnético, tan característico de Ishiguro. Dado que el lector es partícipe de los secretos de la trama casi al mismo tiempo que los personajes, sería fatal dar más detalles del argumento. Sí podemos resaltar la prosa transparente y seductora que lo guía, y esa engañosa distancia que aparenta mantener el autor ante el caudal de sentimientos contradictorios que provoca la lectura de esta novela de largo recorrido. No sólo en número de páginas, sino, y sobre todo, en el tiempo que permanece en nuestra cabeza tras cerrar el libro.

 Carlos Rego

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: