Vivos — 21 julio, 2011 at 0:00

Jungle Trash

Sala Monegal, Alcañiz

Hace dos años el Granuja Rock desapareció, por razones que apuntan a económicas,  dejando el Bajo Aragón huérfano de rock. Referente dentro de los festivales de garage-rock patrios, necesitaba de una reencarnación conservando intacto su espíritu. Así nació el Jungle Trash, que este año celebraba su segunda edición con un cartel repleto de bandas nacionales. 

Los encargados de abrir el festival fueron Sam Peckinpah’s Order que presentaban su segundo disco Basura Blanca. Entre temas propios y versiones, los zaragozanos ofrecieron momentos brillantes de punk-rock y garage-soul. Unos que se estrenaban eran los madrileños Help Me Devil, ex Bonzos, mostrando buenas intenciones de rockabilly revival a pesar de su poco rodaje. Desde Castellón llegaron Lula con Patrizia Escoín al frente del trío power-pop. Patrizia sigue teniendo un gran peso escénico y conserva, además de imagen, buena voz. Uno de los platos fuertes de la noche era The Faith Keepers, la conexión Zaragoza-Latinoamérica, nos brindaron un soberbio directo de soul, funk y bugalú con un público entregado y dispuesto a bailar. La única banda foránea fueron los mexicanos Los Explosivos que, sin prueba de sonido previa, salieron a quemar los últimos cartuchos de Sonidos Rocanrol, a base de garage a la antigua usanza y versiones como «Moscas y Araña» de Los Negativos y «Action Woman» de The Litter. Sólo nos queda animar a la organización para que no desista en su empeño de mantener vivo un festival tan acogedor como necesario.

RUBÉN VELA 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: