Discomático — 7 julio, 2011 at 0:00

The Fakeband – Too Late, Too Bad

Cuando un disco lo tiene, lo tiene y punto. Herederos de John Wayne, capos del mallamado Getxo-Sound, The Fakeband se presentan en escena con un disco al alcance de muy pocos. Tres guitarras, bajo y batería. Formación clásica y sonido equivalente. Buenos músicos, bien ensamblados y, sobre todo, un conjunto de grandes canciones. «Don’t Save My Life» parece salida de American Beauty de los Grateful Dead vía canción del verano. «I Was Wrong» nos acerca demasiado en sus inicios al «California Stars» de Wilco & Billy Bragg, aunque se escucha con un agrado que va in crescendo. «Sweet» es infalible. Dylan canta, Cipollina toca y Ryan Adams aplaude.

«Let Me Be Myself» deja que el que se nos cuele en la mente sea Bob Seger, «Right Time» da paso a Delaney & Bonnie y en «Too Late Too Bad» es imposible no acordarse de los Jayhawks ¿influencias demasiado evidentes? Quizá, y eso que aún no hemos nombrado a The Band pero ¿importa eso? Bastante poco cuando un disco te hace disfrutar con cada nueva escucha. Y eso es lo que pasa con este debut llamado a ser uno de los discos nacionales del año. Así no nos dirán que no les avisamos con tiempo de sobras para hacerse con él.

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: