Vivos — 18 mayo, 2011 at 0:00

Pegasus

Luz De Gas, Barcelona

Un privilegio poder vivir en pleno 2011 una velada de estas características. Los adalides del jazz rock o fusión en la tierra de Ramón Llull vuelven a los escenarios en una plenitud de facultades total y en una sala con una acústica de solvencia contrastada.

 

Casi cien minutos de música por el simple placer de ejecutarla en directo, y no se piensen ustedes que esto es un tópico para rellenar líneas, los gestos de satisfacción y complejidad en los rostros de los músicos así parecían atestiguarlo. Los años han pasado pero la prestancia musical sigue estando ahí, impolutos todos en sus instrumentos, destacando especialmente Max Sunyer y Josep Mas “Kitflus” en sus intercambios de solos a tutiplén. A destacar también la inclusión del jovenzuelo Jordi Arisa, vástago del diestro batería del cuarteto Santi Arisa, que con sus juegos percusivos ha añadido interesantes matices a la banda aparte de empujar al combo con la fuerza inherente a la juventud. Un soberbio recital en el que no faltaron todos los estilos que mueven al caballo alado; jazz, progresivo, aires mediterráneos y la siempre alargada sombre de Miles Davis y su escuela eléctrica. Parece que lo vivido la otra noche es la piedra de toque para más recitales celebrando el treinta aniversario de la banda. Pues que no la rueda no pare, el retorno es muy digno y ofrecen buena música y oficio fusionero a raudales.

XAVI MARTÍNEZ

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: