Encuentros — 24 mayo, 2011 at 7:10

Johnny Casino, Kalimotxo in the jar ¡¡¡exclusiva web!!!

Regresa Johnny Casino a España para una amplia gira. La particularidad de la nueva visita es la banda de acompañamiento, una curiosísima Spanish Allstars Band de amplio currículo: miembros de Los Perros, Wau y los Arrrghs!!! y Soul Gestapo. Las fechas: 26/5 Madrid (Wurlitzer Ballroom), 27/5 Castellón (Four Seasons), 28/5 Valencia (La Residencia), 31/5 Palencia (Clan Celta), 01/6 León (Valentino’s), 02/6 Santander (Blackbird), 03/6 Ponferrada (El Cocodrilo Negro) y 04/6 La Coruña (Mardi Gras).

Disueltos Radio Birdman, Asteroid B-612 —nombre tomado de El Principito y de la canción de Sonic’s Rendezvous Band— desde su irrupción discográfica con Asteroid B-612 (Destroyer, 1993) tuvieron el honor de abanderar la escena hi-energy australiana. Hubo otros próceres que también reverenciaron el muro de guitarras del sonido Detroit pero, a diferencia de ellos que se quedaron pronto en el camino, la banda de Johnny “Casino” Spittles aportó una discografía relativamente amplia incluyendo un mortífero segundo álbum Forced Into a Corner (Destroyer, 1994) y una obra maestra Reading Between The Lines (Full Toss, 2001), esta última reeditada por la española No Tomorrow con abundantes bonus.

Tras la ruptura de Asteroid B-612, fundó The Egos con John “Mad Macka” McKeering (The Onyas) y Lincoln “Link Meanie” McLennon (The Meanies). De vida efímera, dejaron los muy recomendables Fast Swimming (Dropkick, 2004) y el EP One For Me (H-Records, 2005). Problemas personales, incluyendo una separación sentimental, le llevó a vivir a Estados Unidos instalándose en Filadelfia. Allí formó Johnny Casino’s Easy Action con la incorporación de algunos músicos americanos entre los que inevitablemente hay que citar a Howard Saunders, un lunático más conocido como The Cosmic Commander of Wrestling, ex cantante de Rancid Vat y el que introdujo a Johnny en el mundo de los tatuajes. Tras dos álbumes, We’ve Forgotten More Than You’ll Ever Know (Off the Hip, 2005) y We Paid For Affection, Not The House Of Correction (Off the Hip, 2006), que en cierta medida son una extensión del sonido crudo y potente de Asteroid B-612, Casino regresó a Australia.

El nuevo grupo se denomina Johnny Casino & The Secrets y cuenta con la particularidad de que es una banda de miembros variables. Según dónde y cómo se hace acompañar por diversos músicos de la escena australiana: Brad Shepherd (Hoodoo Gurus), Kent Steedman (Celibate Rifles), Bill Gibson (Eastern Dark) o Kendall James (Persian Rugs) entre otros. Un lujo que hasta la fecha nos ha dejado dos vibrantes trabajos, sin duda lo mejor que ha publicado en su dilatada trayectoria profesional: New Clothes Old Shoes (Off The Hip, 2007) y I Am Who I Am, Not Who You Want Me To Be (Off The Hip, 2008), indispensables discos que se caracterizan por su colorido. Musicalmente exuberantes, se apartan de la linealidad para abrazar el R&B, soul y power-pop. Música muy personal construida desde la felicidad, más completa —teclados, sección de vientos y un didgeridoo—, y compleja —canciones de seis minutos—. Y es que Johnny Casino es el jodido rock&roll que tanto nos gusta.

Me gusta el título del álbum I Am Who I Am, Not Who You Want Me To Be pero, ¿quién eres y qué quería ella que fueses?

Soy Johnny Casino y escribo canciones de rock & roll que son honestas e importantes para mí. No tengo miedo de lo que soy, conozco mis malos hábitos y no los oculto a nadie. Alguna de esas cosas malas son las que hacen lo que yo soy. ¡Ella quería que fuese lo que no soy!

En la canción «Brother Grahame Says» hay una bonita historia que ocurrió en la sala Carabel de Palencia. ¿Nos la cuentas?

Estaba de gira en 2007 por España y mis hermanos de diferente madre, Antonio y Gerardo de Los Chicos, se dieron cuenta que tenía un día libre después del concierto de Valladolid y me preguntaron si quería dar uno en Palencia. Me advirtieron que no me pagarían mucho pero me acompañarían para que todo saliese bien. ¡Cómo me iba a negar! Pues esa noche me encontré con el amor de mi vida. Lo supe en cuanto la vi bajando las escaleras entrando al local, me di cuenta que había algo en ella. Al instante sentí algo especial. Y cada día que la veo todavía lo sigo sintiendo. Cuatro años después nos hemos casado y ahora que regreso a España nos volveremos a casar otra vez junto con su familia y amigos. ¡Johnny Casino es un hombre feliz y muy afortunado!

No es la única referencia a España. En «The Road To Ithaca» hay otra historia y además está co-escrita con Mayra Bercianos Cermeño. ¿Quién es?

Escribí esa canción con Mayra. Es la hermosa mujer de la que hablo en la pregunta anterior. Me encanta la frase ‘’Wrapped in my arms that is where she belongs’’ (su lugar se encuentra envuelta entre mis brazos). También me gusta la letra sobre la gran bebida española que la gran banda Los Chicos me dieron a conocer, ¡el kalimotxo!

Me gusta más el enfoque cuando tocas con The Secrets que con Easy Action. Es música más elaborada, hay un amplio espectro de estilos e incluso una sección de vientos. ¿Nos explicas las diferencias musicales entre ambas bandas?

Estoy de acuerdo con lo que dices. Easy Action se parece más a una banda para divertirse que sólo busca pasar un buen rato, pero con The Secrets he prestado más atención a la composición y grabación para que la música resultante sea más atemporal. Son letras más personales, incluso las que han escrito otros tienen algo que ver conmigo. Me gustan los discos que hicimos con Easy Action, pero con The Secrets estuve más interesado en hacer la música que me pone a mil. Hubo una época en que me dio por escuchar todo el día los dos discos con The Secrets, y son los únicos discos míos que después de llevar dieciocho años en el negocio de la música todavía sigo escuchando.

¿En qué punto se encuentran Asteroid B-612?

Asteroid B-612 ha acabado de tocar en abril tres conciertos en Australia, los primeros desde hace siete u ocho años. En realidad nunca nos hemos separado, sencillamente dejamos de tocar porque unos se fueron a vivir fuera y otros crearon una familia. Disfrutamos los pocos conciertos que damos pero no creo que vuelva a ocurrir a corto plazo, es muy difícil que coincidamos todos. Actualmente mi hermano Grahame vive en Estados Unidos con su familia, dos viven en Sidney y otros dos vivimos en Melbourne. No hemos escrito ninguna canción en los últimos diez años y no veo forma de que esto suceda a menos que nos planteásemos grabar un disco.

Una de las canciones clásicas de Asteroid B-612 es «Just Don’t Know About Girls» y la versionaron The Hellacopters en su disco de despedida. ¿Te gustó como quedó?

Sí. Creo que hicieron un gran trabajo. Por cierto, buena banda y unos tipos estupendos.

Llevas mucho años en esto y has pasado de versionar a The Stooges con Asteroid B-612 a Bob Dylan, The Band o Alejandro Escovedo con tu nueva banda. ¿Crees que con el paso de los años la energía deja paso a la sofisticación, al gusto por la música más elaborada?

Me gustan las dos cosas y creo que se puede tener sofisticación y energía en una misma canción. De hecho, creo que las canciones que escribo tienen ambas cosas. Si una canción es honesta y apasionada… me voy con ella. Tengo que sentir algo real en mi música y algunas situaciones reales, como la vida, me hacen tocar más desde el corazón. Las canciones que versiono tienen que tener un significado para mí y me gusta pensar que las he hecho a mi manera, poniendo mi personalidad en ellas. Nunca haría una versión para que le guste a la gente, las hago porque en cierta medida tiene una relación conmigo o porque hacen sentirme bien.

¿Nos adelantas algo del próximo álbum? He escuchado el nuevo single, Hit The Ground Running, y es fantástico, sobre todo la versión de Bob Seger «Heavy Music».

Tengo alrededor de diez maquetas, pero no están grabadas como quiero. Han ocurrido cosas en mi vida y me gustaría incorporar varias ideas para acabarlas y darles la forma definitiva. Estoy satisfecho con lo que tengo hasta ahora pero no sé cuando las voy a acabar. Además, posiblemente grabe algo en España en mayo o junio. También tengo un amigo en Londres, que fue el que me grabó este single cuando estuvo en Sidney, y me gustaría hacer algún trabajo más con él, de modo que esto también podría suceder. En cuanto a la versión de «Heavy Music», es una canción me ha encantado desde que era niño. Encontré este sencillo en una cubeta de discos de segunda mano y me costó un dólar. Me encanta el sentimiento que transmite y la energía de la letra. ¡Y me dan ganas de bailar!

¿Crees que el rock&roll ha perdido influencia? ¿Asistimos a su defunción en detrimento del hip-hop o pop?

 ¡El rock&roll nunca morirá! Es demasiado grande, inquietante, peligroso y apasionado para morir. El rock&roll hace que las chicas bailen de esa forma y a los chicos les gusta eso. Por lo tanto, depende de nosotros, de los que tocamos rock&roll, que no muera. Debemos asegurarnos de que no desaparezca porque yo no quiero vivir en un mundo donde no pueda ver a una chica guapa moverse al ritmo del rock&roll.

¿Cuál es la formación con la que vienes a España?

¡Somos Johnny Casino más tres tipos de caliente sangre española! Mi gran amigo Julián Marco (Los Perros) al bajo, Isidro Rubio (Wau y los Arrrghs!!!) a la batería, Aitor Ochoa (Soul Gestapo) a la guitarra, y yo a la guitarra y voz.

Manuel Beteta

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: