Discomático — 17 mayo, 2011 at 0:00

Bob Dylan – In Concert: Brandeis University 1963

¡¡¡MES DYLAN!!!

Seguimos felicitando el 70 cumpleaños del mito con una serie de artículos inéditos. Ahí va la reseña de su último disco ¡No te lo puedes perder!

Cabezón el de Duluth es un rato. Emperrado lo tenemos en que conozcamos de cabo a rabo sus orígenes. Por eso no contento con el montón de primigenias versiones que nos ofrecía en la última edición de sus Bootlegs Series, la 9, subtitulada The Witmark Demos, ahora nos ofrece una grabación en directo del mismo período. Cojan mi reseña publicada en nuestra ruta habitual y aplíquensela a este disco. Vamos, que es un documento esencial, imprescindible y disfrutable al 100% para dylanitas y completistas. Y todo lo contrario para los que no lo sean.

 

La grabación surge de una cinta inédita encontrada por el cofundador de Rolling Stone Ralph Gleason de un concierto celebrado por Dylan en 1963 en la Universidad de Brandeis. De hecho fue el hijo de Gleason el que encontró la grabación haciendo limpieza en su casa. En total siete temas, el primero de ellos «Honey, Just Me Deje Por More Chance» incompleto. Todo remasterizado y convertido en estéreo para encontrase con un Dylan que ofrece su faceta de bufón en el más amplio sentido. Curioso observar como ha pasado de comunicarse tanto con su público a no hacerlo, prácticamente nada. Canciones como «Talkin World War III Blues» se nos antojan mejores en directo que en su propia grabación en estudio. Más adecuadas al medio. Los comentarios de Dylan son jocosos, irónicos, hirientes, implacables. Una lástima que ya no quede rastro de eso en sus directos ¿Otra vez a puntuar? Es Dylan. 10.

 

Eduardo Izquierdo

 

 

 

 

 

 

 

 

One Comment

  1. SÍ me lo puedo perder. Me parece que los dylanitas deberían poner freno inmediatamente a su fijación con Bobby. Billy Childish es el único músico, vivo o muerto, que merece que alguien compre más de cincuenta elepés suyos. Yo, por mi parte, vendí mi copia del “Love and theft” hace como dos meses.
    Y hay que decirlo: ya no tiene voz y ya aburre muchísimo. Además me consta que hay unos cuantos impresentables que antes de hacer la enésima revisión de su cancionero en directo deberían saber, en primer lugar, de qué hablan, y en segundo lugar lo cierto es que el punk rock existe. Y yo ya he dicho lo que tenía que decir con creces.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: