Artículos — 12 mayo, 2011 at 0:00

Dylan visto desde aquí / Palabra de músico (2)

¡¡¡MES DYLAN!!!

Seguimos felicitando el 70 cumpleaños del mito. Ahí va otra parte de nuestros artículos dedicados este mes a Dylan ¡No te lo puedes perder!

Continuamos recogiendo declaraciones de músicos nacionales sobre el bardo de Duluth en este Mes Dylan de nuestra web. Os lo anunciamos en la edición impresa de tu ruta favorita y aquí tienes una segunda tanda de Palabra de Músico. En esta ocasión van tres más que interesantes…

 

 

BRAVO JOHNSON: Sé que era sobre los 70, pero como no se me ha ocurrido nada, al menos me he acercado. «The Groom’s Still Waiting At The Altar» del Shot of Love, de 1981, tiene uno de mis fraseos preferidos de Dylan con ecos de clásicos como «Positively 4th Street» y «Like A Rolling Stone», algo que podía haber hecho más durante los ochenta pero que no hizo. Merece la pena detenerse a comentarla. «The Groom’s Still Waiting At The Altar» mezcla iconografía del Viejo Testamento de manera mucho más lograda y sutil que en discos como Slow Train Coming. “I see the turning of the page, Curtain risin’ on a new age, See the groom still waitin’ at the altar”. En resumen una de mis favoritos. Rock sólido en un mundo confuso.

 

EVIL MR.SOD: El Dylan de los 70 me gusta más como performer que como compositor, pero aún así, la lista de buenos temas en esa década es para tirar de espaldas y cuenta con unos buenos cuantos clásicos. Ahí están, por ejemplo, «Knockin’ on Heaven’s Door», «Forever Young» o «Hurricane». Pero una canción que he descubierto hace relativamente poco es «You’re Gonna Make Me Lonesome When You Go». Tiene ese ritmillo country trotón que me encanta del Dylan de los 70, pero sobre todo tiene una de esas letras que son como una pieza maestra de artesanía: no es trascendental pero es importante, no es simple pero es sencilla. Casi me da vergüenza admitir que hasta que no la descubrí, nunca había escuchado Blood On The Tracks con detenimiento. Groso error. Discazo para quitarse el sombrero. Quizás no contiene tantos temas conocidos como un Highway 61 Revisited o un Blonde On Blonde, pero señores, hablamos aquí de canciones de las que ya no se escriben. Si un día hago algo con el 1% de calidad de este disco, me daré más que satisfecho.

 

DIXIE TOWN (Óscar): Hubo una época en que ensayábamos por las tierras del norte de Galicia, en una casa en Cabanas, en A Coruña. Horas y horas de rock, cerveza, cigarrillos en una sala forrada de una madera crujiente y con vistas a la ría de Pontedeume. Allí, juntos, disfrutábamos de los grandes clásicos intuyéndonos entre el humo del tabaco. Entre ellos, sonaba Bob Dylan. La verdad es que fueron esas largas sesiones las que forjaron lo que somos ahora. Escuchando hoy «Forever Young», del disco Planet Waves me viene a la cabeza como entre cerveza y cerveza, deseábamos que nuestro sueño se hiciese realidad. Uno de los míos se cumplió al verlo en el Azkena 2010.

 

EDUARDO IZQUIERDO/MANEL CELEIRO

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: