Encuentros — 26 abril, 2011 at 0:00

Carlos Rego, rebuscando en los orígenes del rock americano ¡¡¡Exclusiva Web!!!

Carlos Rego es de esos viejos rockeros que nunca mueren. La edad no la tiene, pero la intensidad y ganas sí. Como músico ha estado al frente de proyectos tan interesantes como Cosecha Roja o Burgas Beat y se ha metido en fregados tan interesantes como los ya míticos Shannons. Además es colaborador habitual de esta casa y que publique una obra tan interesante como Nuevo Rock Americano. Años 80. Luces Y Sombra De Un Espejismo (Editorial Milenio) era una oportunidad única para soltarle unas cuantas preguntas.

 

¿Qué te lleva a escribir un libro sobre rock americano?

Escribir el libro fue una especie de desafío personal, y entre los temas que le propuse a la editorial estaba éste. Si a mí me interesaba era, en primer lugar, porque viví aquella época muy de cerca, descubriendo a todos aquellos grupos de lo que aquí se llamó Nuevo Rock Americano (REM, Dream Syndicate, Violent Femmes, Green On Red…), con las primeras noticias que de ellos iban llegando a España. La verdad es que sus primeros discos me impresionaron, y las actuaciones de Violent Femmes y Dream Syndicate en La Edad de Oro todavía más. Además no había ningún libro escrito sobre el asunto ni en España ni fuera.  

¿Por qué escoger la década de los 80? ¿No era más fácil centrarse en el boom del Americana?

Lo que ahora se llama Americana es inabarcable, y en realidad sería muy difícil ponerse de acuerdo en qué grupos y solistas incluir, cabe de todo. El NRA se desarrolló en un momento muy concreto, en un tiempo en el que el rock no estaba tan atomizado como ahora y era más fácil de tomar perspectiva. Además, creo que el NRA tiene mucho que ve coin la aparición del Americana. Después del punk, nadie se había atrevido a retomar el country o el country rock a la manera de Jason & The Scorchers, Rank & File o Long Ryders (bueno quizá Elvis Costello), y ellos fueron el eslabón que unió a las nuevas generaciones con una música bastante desprestigiada por entonces. De todos modos, por suerte había otras influencias en aquellos grupos, no todo era country rock, y a mi casi me tira más la parte menos roots del movimiento, grupos como Dream Syndicate, Rain Parade o los primeros Green on Red, olvidados como True West o inclasificables como los Violent Femmes iniciales.

Por cierto ¿qué opinas de ese movimiento llamado Americana?

Pues que todavía no tengo claro lo que es. Como te decía antes engloba demasiadas cosas como para tomarlo por algo único. Lucinda Williams es Americana, pero también Wilco, Justin Townes Earle o M. Ward, por citar algunos que me gustan mucho y que poco se parecen entre sí. Pero al lado de estos puedes meter a docenas de nombres diferentes, y como es lógico no te pueden gustar todos. Como digo en el libro, ese tipo de música que parte de las raíces es inherente a los USA, existió y existirá siempre con las mutaciones propias de cada época, a veces con el favor de los medios y otras no.

¿Intentas hacer una especie de guía, un libro de consulta, trazar una historia real?

Lo primero que me planteé fue lo que no quería hacer. En internet está la información al alcance de cualquiera, las discografías, las biografías… Los libros, en mi opinión, tienen que dar información, por supuesto, y contrastada al máximo para que sirvan de guía o consulta, pero lo más importante es poner esa información en perspectiva, analizar causas, tejer relaciones, y arriesgar a separar lo importante de lo accesorio. También quería huir de la típica historia lineal y cronológica y, sobre todo, cuidar la escritura. De ahí a que lo haya conseguido…

¿Cómo escoges las bandas de las que vas a hablar?

Los grupos son los que aquí se conocieron como Nuevo Rock Americano, denominación que fuera de España no tuvo ningún éxito. Luego marqué unos límites temporales: el principio sería el primer single de REM, en 1981, y no se incluyen grupos que debutaran más allá de 1985, año en que el “movimiento” empezaba a decaer. Así, quedaron fuera grupos como The Jayhwaks, de finales de los 80, y a cambio entraron otros como The Smithereens, que de rock americano tenían poco pero que aquí llegaron en el mismo lote que los antes citados, e incluso Giant Sand, contemporáneos y con muchos lazos con todos éstos y que sin embargo en España se conocieron bastante más tarde…

Mucha gente hoy en día no hablaría de REM, por ejemplo, como Rock Americano ¿qué opinas?

Hombre, han pasado 30 años de su aparición de REM, y nadie pude estar en el mismo sitio tanto tiempo, pero en sus inicios no sólo grabaron grandes discos indudablemente americanos en su sonido, sino que fueron los abanderados de todos estos grupos: tocaron, compusieron y se llevaron de teloneros a gente como Jason & The Scorchers, Dream Syndicate o True West, y publicitaron siempre que pudieron a sus compañeros de generación.

Hablando ya del tema en sí, más que del libro ¿por qué crees que surge un movimiento así en medio del final del punk y de un mundo de sintetizadores?

Pues precisamente por eso. Dice Steve Wynn en el libro que en 1975 no podrían haber hecho lo que hicieron. La mayoría de estos grupos son hijos del punk que aprovecharon su impulso para avanzar (o retroceder, según se mire), y descubrir y recuperar otras músicas (60’s garaje, Stooges, psicodelia, country-rock, folk-rock…), despreciadas en una época en que parecía que el sintetizador era el futuro. Tampoco se puede olvidar que el punk fue mucho más underground en los USA que en el UK, y que grupos como Foreigner o Journey todavía copaban las listas a principios de los 80. La reacción parecái necesaria.

¿Cuál de aquellas bandas o músicos crees que ha envejecido mejor?

Los primeros discos de Dream Syndicate, REM, Green on Red, Los Lobos, Violent Femmes, Rain Parade o Jason & The Scorchers son incontestables, y en general los debuts de muchos de los grupos que aparecen en el libro siguen siendo muy disfrutables, quizá no obras maestras, pero Beat Farmers, Del-Lords, Del-Fuegos, True West o Rank & File dejaron LPs que todavía hoy se escuchan con (mucho) gusto. Si te refieres a lo que hacen los que aún siguen al pie del cañón, lo último de Steve Wynn o Chuck Prophet es de lo mejor que han hecho en años, Howe Gelb sigue anárquicamente en forma y Los Lobos casi nunca fallan.

Como músico ¿son estos grupos tu máxima influencia?

Bueno, yo ya conocía a Neil Young, Creedence, Ramones, Clash o Van Morrison, pero sin duda la llegada de estos grupos me tocó de lleno. No se como, pero seguro que de alguna manera se notarán las influencias, sobre todo, como dije antes, de la facción menos roots. Lo que sí hicieron fue llevarme a muchas otras referencias que desconocía o conocía poco, en la típica cadena de la educación en esto del rock. Tirando del hilo siempre vas a parar a nuevos lugares.

Ahora que ya has publicado éste, supongo que tendrás otras cosas en mente…

Lo más próximo espero que sea una historia de la escena del pop de los 60 en mi ciudad, Ourense, mucho más activa de lo que pudiera parecer, y casi absolutamente desconocida incluso para los propios ourensanos. Con el tiempo, no me importaría hacer algo parecido a éste del NRA con el New York de los 70.

Eduardo Izquierdo

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: