Encuentros — 18 febrero, 2011 at 0:00

Charlando con Melissa Aur Der Maur

Tras pasar una temporada fuera del radar, la pelirroja ex bajista de Hole sorprendió recientemente a propios y extraños con una ambiciosa propuesta que, sin duda, ha aportado mayor solidez a una carrera ya de por sí inquieta y obstinada. Out Of Our Minds, proyecto multimedia de disco, película y novela gráfica, combina viajes en el tiempo, arcana espiritualidad e imaginería vikinga. Pero dejemos que sea la propia Melissa quien nos desvele de qué va todo…

Enhorabuena por Out Of Our Minds: visto el resultado, entiendo que hayas necesitado tanto tiempo para dar vida a esta nueva criatura.

Gracias. Out Of Our Minds es mi primer proyecto real, el que me define como artista en todos los sentidos. Antes me dedicaba a hacer música, pero en esta ocasión me querido abarcar todo tipo de disciplinas; es algo mucho más completo. He trabajado muy duro, me ha llevado mucho tiempo desarrollar esta nueva aventura, pero era algo necesario para enriquecer mi creatividad. Es el disco que más me representa.

Más que un disco, es un proyecto de lo más ambicioso.

Definitivamente. Antes de ser músico profesional, cuando estudiaba arte, disfrutaba mucho con la fotografía, la pintura, el teatro… todas esas disciplinas me fascinaban. Cuando formé parte de Hole y Smashing Pumpkins, abandoné esa parte de mí, así que cuando terminé la gira de mi primer disco en solitario, quise retomar lo que había dejado parado en el camino. Me hice esa promesa, ya sabes: para evolucionar, era necesario volver a mis raíces. Estos seis años me han inspirado mucho a la hora de buscarme a mi misma; la escena y la industria del disco han evolucionado, las herramientas que podemos utilizar ofrecen increíbles posibilidades… todo crece, es excitante y nuevo. Hay que sacar partido a esas cosas, a la vida.

De todo se aprende…

Sin lugar a dudas. Debemos aceptar que todo cambia y enfrentarnos al mundo sin miedo. Por ejemplo, cuando escribí mi primer disco, lo hice desde casa, sin una experiencia real con el mundo: no sabía cómo cantaba, tenía ese gran interrogante sobre mi cabeza… pero me lancé a por ello. Aquella gira me ayudó a aprender sobre mis debilidades y fuerzas; todos aquellos conciertos me educaron y me colocaron en una siguiente fase, que es donde estoy ahora.

Hablemos del concepto de Out Of Our Minds: su trama mezcla fantasía, viajes espacio-temporales, brujas y vikingos.

(Risas) Sí, es una historia muy peculiar. Básicamente, su espíritu lo resume la canción que da título al disco: ya sabes, “abandona la mente y déjate llevar por el corazón”. Soñadores, ¡sed bienvenidos! El concepto que trata es algo muy universal, realmente: el bien y el mal, lo femenino y lo masculino, la mente y el corazón… La protagonista de toda esta historia es una mujer que viaja a través del tiempo, algo así como una pasajera que explora esa dualidad a lo largo de siglos; y sí, está rodeada de mitología, brujas y pinceladas victorianas, porque creo que utilizar esos arquetipos, esos símbolos que puede entender todo el mundo, es la mejor manera de narrar una historia tan universal. Quería que el viaje fuera como un sueño en el que hubiera todo tipo de lecturas, unas más surrealistas, otras psicodélicas… las ideas son claras, pero disfruté dándoles la vuelta y aportando diferentes soportes artísticos.

Por eso has desarrollado el proyecto a través de un disco, un cómic y una película.

Fue algo natural, a pesar de que llegar a ese punto me llevó un tiempo. La tecnología evoluciona y eso siempre ayuda: la gente que visitaba mi blog me daba ideas, los medios digitales son cada vez más sencillos y baratos… como decía antes, el paso del tiempo ha influido positivamente en el proyecto y lo ha hecho crecer más allá de lo que inicialmente concebí.

Una de las sorpresas de Out Of Our Minds es el tema que cantas a dúo junto a Glenn Danzig. Me consta que eres una gran fan pero, ¿cómo surgió esta colaboración?

Soñaba con ello desde los dieciséis años. Danzig es como un héroe mitológico para mi (Risas), un artista que me ha dado mucha fuerza. Quería perseguir mis sueños y esperanzas, trabajar con la gente que me inspirara, y él era uno de ellos. Tenía la idea de esta canción y no sabía si iba a gustarle: jamás he escrito una canción para nadie, nunca antes había hecho este tipo de temas… un blues funerario (Risas), oh, ¡imagínate! Era algo que sólo podía encajar con la figura de Glenn, algo muy especial y con mucho significado para mí. El tema es una conversación entre un respetable enterrador y la chica que ha perdido a su padre; lo escribí pensando en su voz, en cómo lo haría… se la envié explicándole la historia y el impacto que él causó en mi siendo una adolescente… Glenn nunca hace colaboraciones, pero unos meses más tardes me llamó y me dijo “Hola, soy Danzig y me ha gustado mucho tu canción. Vamos a hacerlo”. Sólo dos personas con una canción y una historia (Risas); así que fui a Los Angeles y lo grabamos.

Un sueño hecho realidad.

Sí, todo un honor y un orgullo para mí. Descubrir lo grande y generoso que es fue algo que nunca olvidaré. Algunos héroes me han decepcionado, pero él es tan buen tipo, tan trabajador y con las ideas tan claras, que realmente ha vuelto a dejarme maravillada.

También está metido en el mundo de los cómics y las películas. Sois algo así como almas gemelas.

Algo así (Risas). Adoro todos sus discos, su voz, cómo compone… Uno de mis discos favoritos de todos los tiempos es Lucifuge, pero sobretodo soy fanática de Samhain: November-Coming-Fire es tan terrorífico y diferente… siempre me gustaron más que los Misfits, su punk gótico me parece algo increíblemente original.

ALBERTO DIAZ

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: