Discomático — 10 febrero, 2011 at 0:00

Deer Tick – The Black Dirt Sessions

Tercer trabajo para el cuarteto de Providence encabezado por el gran John McCauley. Van a disco por año y superándose. No me extrañan las alabanzas por parte de luminarias como Greil Marcus o David Fricke. Para el nuevo trabajo han contado con la apreciable incorporación a la guitarra de Ian O’Neil de Titus Andronicus. Son un grupo sin complejos y eso lo prueban con sus versiones en directo de Sex Pistols, John Prine, Warren Zevon o The Replacements.

De ninguno de ellos se encuentran alejados aunque parezca difícil creerlo. Su disco está estructurado en dos caras muy diferenciadas. La A es más acústica y con dominio para las baladas y los temas más desnudos. Arranca lento y con bonitos coros en «Choir of Angels». «Goodbye, Dear Friend» lleva un emocionante piano y una sentida voz para una triste despedida. «Piece by Piece and Frame by Frame» es oscura pero preciosa, con notas de piano y un hermoso estribillo tarareado. La segunda parte es para arrasar, y eso es lo que hacen en las guitarras eléctricas muy Crazy Horse de «Mange». En «Hand in my Hand» John pone auténtica rabia al cantar y tiene un excelente contrapunto en la voz femenina. El resultado tiene aromas al Exile On Main St. de los Stones. El final te pone los pelos de punta con el órgano ácido y la oscuridad triste y preciosa de «Blood Moon» a la que sucede el piano y la desolación a lo Big Star en «Christ Jesus», recuperado en nueva versión de su primer disco. ¡Bueno de verdad!

Txema Mañeru

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: