Encuentros — 10 Diciembre, 2010 at 20:56

The Coral, sexto álbum

A principios de una década que tocó ya a su fin, apareció una banda inglesa que se iba a comer el mundo con su homónimo debut. No fue así, a pesar de la buena acogida, pero ellos han seguido grabando sin parar. Ahora publican su sexto álbum, Butterfly House.

 

The Coral no van a recibir jamás una mala crítica. Tampoco la merecen, ellos siempre aprueban con nota la publicación de cada uno de sus discos. Tienen a la prensa de su lado, y su público es el mismo que les seguía cuando empezaron. Esa es una buena señal, y más en un mercado como el británico que devora a los grupos con enorme celeridad. The Coral se han mantenido en la puja, cada nuevo lanzamiento del grupo es recibida aún como una buena noticia, y aunque hasta ellos saben que ya nada será como antes, como hace unos años, tiene toda la pinta que ellos continuarán sacando buenos discos dentro de diez, quince o veinte años, y entonces hablaremos de The Coral como un objeto de culto. Tiempo al tiempo. Su mezcla de indie-rock, folk y psicodelia tiene de nuevo el sello en Butterfly House, una obra continuista con otro buen puñado de canciones. James Skelly, guitarrista y vocalista adicional de los de Marseyside es hoy nuestro recatado interlocutor.

Tras media docena de discos a vuestras espaldas, ¿cómo afrontasteis la grabación de Butterfly House?

Bueno, fue parecido a otras veces, aunque siempre intentes cambiar cosas, detalles, alguna rutina. El disco se estuvo gestando durante dos años, pero el proceso final en sí duró únicamente dos meses, el tiempo suficiente para grabarlo y mezclarlo. 

Supongo, que si echáis la vista atrás, ahora os parecerá todo más sencillo que en vuestros inicios.

Los inicios siempre son difíciles, todo es muy nuevo, sabes que aún debes aprender  cosas, pero la ilusión lo vence prácticamente todo: el miedo, una posible frustración, toda esa serie de asuntos que nos asustan.

Butterfly House es una continuación lógica a Roots & Echoes, abundando aún más si cabe en el folk y la psicodelia.

Si, esa era la idea. Quedamos muy satisfechos con ese trabajo, nos apetecía seguir en esa línea. Hemos buscado encontrar más los matices, ser aún más fieles a nuestros pensamientos.

Siempre habéis procurado ser valientes, habéis huido del inmovilismo. Incluso, vuestro tercer disco, Nightfreak And The Sons Of Becker, os lo produjeron miembros de Portishead. 

Durante nuestra carrera hemos buscado constantemente encontrar nuevos caminos, explorar, excitarnos ante algo nuevo, y aquella fue una de esas ocasiones en la cual pretendes conseguirlo. Personalmente, estoy muy orgulloso de todos nuestros discos.

Justo al día siguiente de publicar vuestro disco de debut os nominaron para el Mercury Prize. Algo muy típico dentro del negocio de la música en Inglaterra. Normalmente grupos como el vuestro son olvidados de inmediato, pero por suerte os habéis mantenido íntegros. ¿Cómo veis la situación del pop y el rock en Inglaterra ahora mismo?

Bien, no paran de surgir buenos grupos. Creo que siempre los ha habido y siempre los habrá, en la década de los cuarenta, en la de los cincuenta o bien en la de los noventa. No creo que haya muchas diferencias entre épocas. La prensa tenéis un papel importante en todo esto, pero al final queda la música. Ahora me gustan mucho Band Of Skulls.

Hablando de grandes promesas hechas realidad, Arctic Monkeys. ¿Qué tal la gira con ellos?

Nos apreciamos mucho mutuamente. Cuando giras durante tanto tiempo tienes que encontrar un nexo de unión. A veces tienes que forzar la situación con según que personas, pero con ellos no fue así, había puntos en común.

También tienes buen rollo con Noel Gallaguer, ¿es cierto?

Si, somos buenos amigos. Nos gusta quedar para jugar al tenis.

¿Cómo fue la experiencia de tocar en un festival tan diferente a los demás como el Midsummer Night Scream Festival en Brighton?

Muy bien, creo que es una buena iniciativa. De hecho, debo confesarte que hacía años que no me ponía nervioso antes de salir a tocar, y ese día me pasó. Luego si es verdad que disfruté mucho con esa cita.

Bandas como The Zuttons reconocen que sois una influencia para ellos. ¿Cómo te sienta tal afirmación?

Es raro, porque tú estás centrado en tu carrera y te cuesta ver lo que pasa en tu entorno. Aún y así me cuesta interiorizar el que nosotros podamos ser una influencia para otros grupos.  

¿Y que fue lo que más te marcó a ti?

Yo soy más de canciones que me han tocado la fibra de una manera u otra que de citar a grupos en concreto, pero no debo obviar la importancia de Robert Johnson, David Bowie, Beach Boys, Tom Petty o Michael Jackson.

¿Cómo ves a una figura del calibre de Michael Jackson?

Él es uno de mis músicos favoritos de todos los tiempos, sus discos son increíbles, y por encima del personaje que él creó está la genialidad de su música, sus canciones.

TONI CASTARNADO

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: